PESCA FURTIVA
 

El Seprona interviene en Zaragoza 866 kilos de carpas y siluros no aptos para su consumo

Se ha detenido a tres personas y dos están siendo investigadas por varios delitos



EFE
04/12/2018


ZARAGOZA.- El Seprona de la Guardia Civil ha intervenido 866 kilos de carpas y siluros no aptos para consumo humano en una nave industrial de la Ciudad del Transporte de Zaragoza y ha detenido a tres personas e investigado a otras dos por presuntos delitos contra la salud pública, otro relativo a la flora y fauna y pertenencia a grupo criminal.

La operación, denominada Glanis, es el resultado de las investigaciones que desarrolla el Seprona relacionadas con la pesca furtiva en la provincia de Zaragoza, en las que los agentes obtuvieron información de la existencia de una nave industrial ubicada en la Ciudad del Transporte de la capital aragonesa que podría estar siendo utilizada para el almacenaje y distribución de ejemplares de carpa y siluro capturados de manera ilegal en el río Ebro.

La noche del pasado 18 de octubre, la Guardia Civil realizó una inspección y halló 35 cajas de plástico que contenían carpas y siluros, con un peso total de 866 kilogramos, dispuestas para su transporte, distribución e introducción a la cadena alimentaria, han informado fuentes del instituto armado.

También encontraron redes de grandes dimensiones, una cámara frigorífica, numerosos envases vacíos de plástico y poliespán, así como otros enseres relacionados con la pesca.

 

SIN DOCUMENTACIÓN

 

Tras la identificación de las dos personas halladas en la nave, que no pudieron aportar ningún tipo de documentación que acreditase su procedencia ni determinar que la mercancía había sido capturada de manera ilícita durante la noche en el Ebro, la Guardia Civil procedió a su detención.

La mercancía intervenida por el Seprona fue declarada no apta para consumo humano por el Servicio de Sanidad del Gobierno de Aragón, por lo que fue destruida.

La continuación de la investigación entre los días 22 de octubre y 19 de noviembre permitió a los agentes localizar a otras tres personas más implicadas que actuaban de forma coordinada para llevar a cabo esta actividad ilícita.

La actuación ha finalizado con tres detenidos y dos investigados (cuatro varones y una mujer), a los que se les imputa un delito contra la salud pública, otro relativo a la flora y fauna y pertenencia a grupo criminal. Todos los implicados son de nacionalidad rumana, con domicilio en Zaragoza y Rumanía, y quedaron a disposición judicial tras las detenciones.

La operación Glanis, relacionada con la pesca furtiva y desarrollada por Seprona de la Guardia Civil de Zaragoza, ha permitido intervenir, entre los meses de julio y noviembre de este año, un total de 5.059 kilos de carpas y siluros capturados de manera ilegal y detener a 19 personas implicadas en este hecho delictivo.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS