REVUELTAS EN FRANCIA
 

Macron frena la subida del carburante pero no la protesta

El Gobierno dice que "ningún impuesto" hará peligrar la unidad de la nación



ENRIQUE RUBIO/ EFE
05/12/2018


PARÍ S.- El movimiento de los "chalecos amarillos" obtuvo este martes su primera gran victoria en el pulso que le enfrenta al presidente francés, Emmanuel Macron, pero ni siquiera el anuncio de que se congelará la subida de impuestos al carburante parece acallar el clamor. El primer ministro, Édouard Philippe, apareció en una declaración solemne a la nación para reconocer que el Gobierno cede con el único propósito de "apaciguar" el país. "Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", sentenció Philippe, encargado de poner cara a la suspensión por seis meses de un proyecto que Macron había prometido llevar hasta el final.

El problema para el Gobierno es que este martes respondió a las exigencias del 17 de noviembre, día en que empezó la protesta, pero las demandas a 4 de diciembre habían cambiado, lo que hará más complicado una solución.

Francia suspenderá durante seis meses la subida de la "tasa carbono", la convergencia de precios entre el diésel y la gasolina y el alza de la fiscalidad al gasóleo agrícola. En ese tiempo se debatirá sobre las "medidas de acompañamiento" sociales que permitan un eventual incremento. Del mismo modo,se congelará medio año el endurecimiento de las condiciones de la inspección técnica de vehículos previsto para 2019 y tampoco aumentarán las tarifas de la electricidad y el gas en todo el invierno.

 

PROTESTA EN EDUCACIÓN

 

Los estudiantes de bachillerato bloquearon más de un centenar de institutos; el mayor sindicato de agricultores, la FNSEA, amagó este martes con manifestaciones la semana que viene y el CGT convocó un "día de acción" el 14 de diciembre. Las medidas causarán una merma en las cuentas del Estado, pero Philippe adelantó que afrontarán un "gran debate nacional" sobre una bajada de impuestos a costa de reducir el gasto público.

Grupos de "chalecos amarillos" aceptaron la moratoria como un gesto de buena voluntad y levantaron el bloqueo sobre refinerías en Bretaña, en el noroeste de Francia. Otros, sin embargo, consideraron que la congelación del alza de las tasas está lejos de sus objetivos y prometen seguir las protestas.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS