Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
JUEVES
22
NOVIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Comarcas

ALTO ARAGÓN - #CONTRALADESPOBLACIÓN

Oro líquido con poder antioxidante para asentar población

Sergio y Toño Ferrer mantienen la tradición familiar en la almazara de Bierge
12
Molinos tradicionales se han modernizado y convertido en empresas familiares que dan empleo en el medio rural

Todo comenzó por una idea romántica de recuperar los olivos centenarios de su abuelo. Carlos y Luis Domínguez dejaron Zaragoza y se fueron a vivir a Costean. De eso hace 20 años y, en este tiempo, su aceite ecológico se ha convertido en una referencia de calidad y ellos se han asentado. Lorenzo Urroz, del Molino de olivas de Bolea, encontró en la almazara de su padre la posibilidad de complementar la agricultura de secano y hoy la mira como una opción de futuro para su hijo Diego. Trabaja en Madrid de informático, pero se encarga de la promoción del producto por el que no descarta volver. A Toño y Sergio Ferrer el negocio del aceite de oliva virgen les ha permitido trabajar en su pueblo, del que aprovechan el tirón turístico para comercializar este oro líquido que en todos los casos sirve para asentar población.

ELENA PUÉRTOLAS
10/03/2018

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 2 votos


HUESCA.- El molino de olivas de Bolea se creó en 1940 y el padre de Lorenzo Urroz montó el negocio con un sistema tradicional. Lorenzo detectó problemas de calidad y de lentitud en el procesado. Por ello, apostó por la modernización con un sistema que le permitía "sacar un aceite de mucha calidad". "Somos una empresa familiar y la única manera que entendemos que se puede subsistir es presentando un producto diferenciado, de mucha calidad. La experiencia no lo ha reafirmado", comenta.

Solo 13 años después, por "la explosión de la producción y la rapidez de la recolección" la primera modernización se les quedó corta y hace dos campañas volvieron a invertir. "Esto nos gusta porque lo hemos vivido siempre, aunque es duro y sabemos que hay que hacer las cosas bien", señala Urroz. "Creces a medida que la gente te conoce y se fideliza", apunta y reconoce que venden toda la producción (50.000 litros). Con todo, "queremos que nuestro aceite no falte en el mercado, pero nos equivocaríamos si de repente duplicáramos", comenta.

Para todas estas ampliaciones han contado con las ayudas Leader, a través de Adesho (la asociación de desarrollo de La Hoya de Huesca). "Sin ellas, no sé si hubiéramos podido acometer esta última ampliación. Son muy importantes para mantener negocios en el territorio y asentar población. Al menos, para que no se vaya más gente", comenta. "Mi hijo no descarta dedicarse a esto, según cómo evolucione", indica. Su producto se vende en su almazara y en mercados de proximidad, pero aún son escépticos con internet.

Con la teoría de recuperar los campos abandonados, comenzaron los hermanos Domínguez y ahora hasta elaboran productos de belleza y reciben a 1.000 visitantes al año en su almazara. El aceite les ha permitido vivir en Costean, pero Carlos resalta que un problema de muchos pueblos, como este de unos 50 habitantes, es la falta de vivienda incluso para los que son de allí. En su caso, tenían la casa familiar y, finalmente, él compró un solar y su hermano una casa, donde vive con su mujer y su hijo, que va al colegio a Barbastro. Carlos reflexiona sobre inconvenientes que se resaltan en ocasiones de vivir en un pueblo. "Nosotros vivíamos en Zaragoza y teníamos al colegio 40 minutos de ida y otros tantos de vuelta en autobús, iba lleno y no pasaba nada. Tenemos que ser conscientes y aprovechar mejor los recursos que tenemos en la comarca", explica. De hecho, destaca "la calidad de vida" y "ahora con las autovías todo está cerca. Eso sí, las comunicaciones e internet".

"Viviendo en Costean internet nos da la posibilidad de estar en cualquier parte del mundo, pero la globalización también hace que cualquiera pueda vender aquí, por lo que la competencia es mayor", resalta. Ellos sí se lanzaron hace ya muchos años a la venta por internet, aunque la mayor parte se comercializa en Francia por cauces convencionales. "Hemos ido cambiando la idea más teórica porque el mercado y la crisis te pone en tu sitio, pero seguimos creciendo tanto en volúmenes como en hacer aceite ecológico (60.000 litros). Cada año vamos a más porque el mercado responde, eso sí, a fuerza de no parar y de hacer cosas nuevas", comenta.

GENERAN NEGOCIO EN LA ZONA

De este negocio no solo viven ellos, sino que contribuyen a generar ingresos en la zona porque compran aceitunas y los envases a productores locales. Además, en campaña han contado con cuatro trabajadores. También los hermanos Toño y Sergio Ferrer, tercera generación de Aceites Ferrer (1959) de Bierge, compran las olivas a unos 250 agricultores más. En su caso, el cliente mayoritario también es francés, puesto que la Sierra de Guara es muy conocida allí por el barranquismo. Por ello, aprovechan el tirón turístico para enseñar la almazara y tienen abierta todo el año una tienda de productos de la zona, que en su día fue de ultramarinos, donde comercializan el aceite. "Es una ventaja que vengan a la puerta de tu casa a comprar el producto", comenta Sergio. Sin embargo, entiende que en esta población, de unos 100 habitantes y con una quincena de niños en la escuela, no se puede vivir solo del turismo porque la temporada es corta, ni de la agricultura. Lo ideal es combinarlo.

Con todo, generan empleo. En la tienda tienen una dependienta y contratan a otro trabajador en campaña para una recogida casi manual, con vareador automático y mantas, por las terrazas del terreno, del que cultivan 45 hectáreas. Además, "el producto tiene un valor añadido porque recuperamos olivares y variedades que a pocos kilómetros de aquí no existen. Vamos a contracorriente porque vivimos en un mundo en el que todo lo que no es mecanizable, rentable o de buen trabajar se queda en el olvido", reflexiona. En su caso, trabajan con las variedades locales alquezrana, negral de Bierge y la verdeña que está más extendida por la provincia.

Detrás del aceite de oliva virgen, hay un trabajo de recuperación de la agricultura y del paisaje y asienta población.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Noticias relacionadas


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6

Enlace interno 7


Encuesta
¿Hay que mejorar las condiciones de los autónomos en España?
•  Sí, es necesario mejorarlas.
•  No, las actuales están bien.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
247 y 248 de 369

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí