Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
MARTES
25
SEPTIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Comarcas

Tres hermanos de Chía y una idea para quedarse en el valle de Benasque


Begoña, Juanjo y Judith Martín Carrera abrieron Casa Chongastán y han formado allí sus familias

ELENA PUÉRTOLAS PUÉRTOLAS
21/07/2018

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 7 votos


HUESCA.- Begoña Martín dejó su trabajo en una gestoría en Benasque para abrir un restaurante con sus hermanos Juanjo y Judith en Chía, su localidad natal, y no tener que irse del valle. Trece años después y con algún otro proyecto más añadido, se han asentado con sus parejas y suman cuatro niños.

Además, el restaurante Casa Chongastán ha generado dos empleos fijos y cuatro más eventuales. "No lo cambio por nada en el mundo. Ni aunque me pagaran una millonada me iba yo de Chía", apunta Begoña, que asegura que a pesar de llevar los fogones le permite conciliar muy bien la vida familiar.

La idea surgió cuando la normativa les obligó a sacar las vacas del casco urbano de Chía y se quedó la nave libre. Begoña, que tiene ahora 43 años, trabajaba en la gestoría, Juanjo ( ahora 42) ya se ocupaba de los terneros de la explotación familiar y Judith (32, entonces 20 años) había acabado su formación profesional como forestal.

Begoña había trabajado los fines de semana en hostelería mientras estudiaba y le gustaba mucho la cocina. "Siempre me rondaba esa idea y nos preguntábamos si a los turistas no les gustaría la ternera de casa, con las lechugas del huerto... y -la clave fundamental- las recetas de mi madre, que es muy buena cocinera", recuerda. "A la gente le gusta mucho. Viene uno de Barcelona y es lo que quiere, la comida tradicional", apunta.

Además, "nos encanta vivir aquí, porque es donde nos hemos criado. Y una manera de quedarnos y no tener que marchar era montarnos nuestro negocio", comenta Begoña Martín. "A veces lo fácil es decir, me busco un trabajo fuera y me voy. Pero no, nosotros cuando estudiábamos fuera ya esperábamos que llegara el viernes para subirnos a casa y estar aquí el fin de semana", relata. Con todo, admite que no es sencillo para un joven quedarse en un pueblo como Chía porque no hay muchos puestos de trabajo, por lo que el horizonte de futuro para muchos es tener que irse.

Así es como en 6 de agosto de 2006 abrieron Casa Chongastán, donde la ternera criada por su hermano Juanjo es el producto estrella en multitud de elaboraciones.

Además, ofrecen guisos tradicionales de la montaña como el "recau", callos, manitas..., donde no falta tampoco la famosa patata de Chía. Begoña ha recogido el testigo de su madre, que aún les echa una mano en la cocina, y además incorpora alguna innovación, pero todo de forma autodidacta.

De este modo es como en un pueblo como Chía existe un restaurante con capacidad para unas 60 personas que funciona cada vez mejor por el boca a boca.

Tiene más sillas que vecinos, puesto que aunque hay 87 empadronados (según el Instituto Nacional de Estadística), en el día a día viven unos 55. Esta familia, Martín Carrera, ya son doce. Además de los padres, están los tres hermanos, sus parejas y los cuatro niños que suman entre Begoña y Juanjo.

"Gracias al restaurante hay tres familias jóvenes, y con niños, viviendo, ya que la mayoría de los vecinos son jubilados", indica. Con todo, a la escuela de Castejón de Sos bajan ocho (tres de esta familia, ya que el cuarto va aún a la guardería).

Con estas cifras de población, no es fácil tener una puerta abierta todos los días. Solo cierran los lunes por descanso y en invierno no abren para las cenas en días laborables.

Funciona sobre todo por el boca a boca. "La gente llega al valle y ya le dicen que tiene que pasar por Casa Chongastán, ya nos hemos hecho un huequecito", comenta Begoña Martín. Además, explica que tienen muchos clientes de segunda residencia que les reservan.

Se muestra feliz con su modo de vida, ya que explica que ha montado su familia en el valle. Su marido es el responsable técnico de la estación de Cerler y tienen dos hijos de 10 y 4 años. "Aquí están felices de la vida. Van al colegio a Castejón de Sos y tienen muchas actividades", indica. Como fuera de temporada y los días laborales son más tranquilos, "me permite criarlos".

Ella se hizo su casa en la falsa de la de la familia y su hermano en el "pallero", donde reside con su mujer, que tampoco se dedica al negocio, y sus hijos de 4 y 1 año. Juanjo, además de encargarse del cuidado de las vacas, trabaja en sala en el restaurante. En la granja, cuenta con 80 madres de raza pirenaica y limusina, con las que se abastece el restaurante.

 

DEL RESTAURANTE A CASA

 

Más tarde quisieron dar respuesta a la demanda del cliente que preguntaba dónde podía comprar ternera de Chía. Por ello, hace cuatro años se incorporó al proyecto Cristian Fuertes, que llegó con sus padres hace 14 años desde Navarra a vivir a Chía -estos ya han regresado a su lugar de origen- y ya no se ha movido de allí. Es la pareja de Judith, la hermana pequeña de Casa Chongastán, que se recicló y cambió la construcción por la carnicería. "El restaurante fue creciendo y los clientes querían llevarse la ternera a casa", comenta.

Tras un periodo de aprendizaje en Zaragoza, Cristian, de 34 años, lleva ahora la carnicería. "Además, damos más servicios al pueblo, que tiene pocos habitantes. Aunque la carnicería no se podría mantener solo con la gente del pueblo, porque muchos además tienen animales, sí que vienen a comprar otras cosas", comenta. "Al final, trabajas con la gente que viene al restaurante", concluye. Cristian apunta también que han hecho una apuesta por el producto de proximidad, ya que traen el cordero de Gistaín y el cerdo es el latón de La Fueva. Además, elaboran productos propios como morcillas, torteras, longaniza...

También están contentos sus suegros, porque no es habitual que todos los hijos de una casa se queden en Chía. "Que puedas emprender y que todos se queden en casa trabajando está muy bien y además se genera trabajo", apunta Cristian.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6


Encuesta
¿Es necesario recortar el número de concejales?
•  Sí, aunque habría que recortar en otros cargos públicos.
•  No, es una medida populista.
•  Sí, hay demasiados.
•  Me resulta indiferente.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 1

Imágenes del día
109 y 110 de 257

Enlace interno 4

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí