Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DOMINGO
15
DICIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Comarcas

ALTO ARAGÓN - COLABORAN: BANTIERRA Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

Caneto crece y volverá a tener escuela con un proyecto educativo que atrae familias

#CONTRALADESPOBLACIÓN

ELENA PUÉRTOLAS
27/04/2019

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 3 votos


HUESCA.- Dolma y Nirvana vivieron su infancia en Caneto y, tras salir a estudiar y trabajar, han vuelto en la treintena para criar a sus hijos allí, en un pueblo de La Fueva expropiado en los años 60 para la construcción del embalse de El Grado, que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) cedió a sus padres y varias familias más a principios de los 80, organizadas en la asociación La Senda. Hoy, con la totalidad de sus casas recuperadas -varias en construcción- Caneto crece, alcanza casi los cincuenta vecinos y volverá a tener un colegio público con un proyecto educativo que atrae a familias.

La idea de abrir una escuela surgió hace cinco años con la instalación o el regreso a Caneto de jóvenes. Al año siguiente se constituyeron como asociación "O chinebro" (El enebro), que es el nombre de la escuela, a la que pertenecen ocho familias. A partir de allí, decidieron qué tipo educación querían para sus hijos: una escuela libre con metodologías activas.

En paralelo, pusieron dinero e iniciaron un "crowdfunding". Publicaron anuncios y contrataron a una pareja de maestros de Infantil y Primaria, que se ha instalado allí en un apartamento construido por las familias y, además, su hijo asiste al centro. Así es como la escuela comenzó hace tres cursos.

Ahora cuenta con 8 alumnos de Infantil y 7 de Primaria y el próximo curso alcanzarán los 20. Las familias están en conversaciones con el departamento de Educación del Gobierno de Aragón para convertirla en un centro público y salir de ese vacío legal en el que se encuentran. Al no tener escolarizados oficialmente a sus hijos, están en seguimiento por los servicios sociales, aunque no les importa. La DGA muestra su voluntad de abrir escuelas allí donde haya alumnos, según indican desde la consejería.

Por su parte, los padres piden la continuidad de su proyecto y que les autoricen el inicio de la escolarización a los dos años, igual que en otros 22 centros de Aragón. Además, han planteado que se permita, como en Campo, la continuidad en Caneto hasta los 14 años, para retrasar la marcha a Graus. De hecho, una familia de Graus se ha trasladado a Caneto solo por el proyecto educativo.

 

COMUNIDAD DE APRENDIZAJE

 

"Nos definimos como una comunidad rural de aprendizaje, porque los niños están en la escuela de 9:30 a 14:00, pero por la tarde y los fines de semana siguen en el pueblo", apunta Cora Herrero, que vive en la pardina próxima de La Selba y es madre de tres alumnos. Como comunidad de aprendizaje, las familias someten las decisiones a la asamblea. De hecho, los niños de Primaria ya practican la democracia participativa y el consenso para decidir, por ejemplo, en qué materiales gastan los 50 euros mensuales disponibles.

"Hemos conseguido un grupo muy unido y con los límites muy claros, gracias al esfuerzo de los acompañantes (maestros) y de las familias", indica Cora. "Quisimos un proyecto con una pedagogía buena y saludable para nuestros hijos, activa", señala Dolma Planas, pedagoga y madre de una de las alumnas del centro y de otra que podría entrar el próximo curso.

Apuestan por que la escuela sea un espacio respetuoso con los intereses de los niños y niñas y hacer que se sientan protagonistas de su propio aprendizaje, que sean quienes decidan lo que quieren aprender y que se les pueda acompañar. De hecho, en el aula de Primaria el "acompañante" estaba con uno de los alumnos en el ordenador mientras el resto realizaban otras tareas. "El pilar fundamental es el acompañamiento emocional, como base fundamental para el desarrollo de las personas; usamos metodologías activas, materiales motivadores, espacios preparados para que ellos puedan desarrollarse integralmente; y todo ello integrado en el entorno natural en el que vivimos, aprovechando sus recursos", definen. De hecho, la naturaleza es su "recreo", una extensión de las aulas, a las que los perros también quieren asistir.

Una niña que aún no ha cumplido dos años sale de su casa y, sin mirar si sus padres van detrás, enfila hacia la de sus primos, a pocos metros. Conoce el camino y a su alrededor no hay peligro. Ni un solo coche, ya que están todos en un terreno antes de llegar a las casas. Es esa "libertad" con la que se criaron las primas Dolma y Nirvana la que quieren para sus hijos. Por eso han vuelto. Y si hay una razón por la que se quieren quedar en Caneto es por el proyecto educativo, dicen. Además, ellas apenas pudieron ir al colegio en Caneto porque hubo una experiencia que solo duró tres años y les tocó desplazarse a Graus o a Tierrantona. Por ello, ahora lo consideran vital para el pueblo.

Quedan trámites pendientes relacionados con la ubicación de la escuela, según informan desde la consejería de Educación, que tiene voluntad de abrirla. La asociación La Senda, concesionaria del núcleo, cedió a los padres el único espacio libre de la localidad: la ermita, situada en la plaza. Allí es donde hace tres años comenzó a funcionar. Como es pequeña, entre las familias construyeron un octágono de madera y allí trasladaron el segundo curso a los alumnos de Primaria mientras los de Infantil continuaron en la ermita. En el actual, estos últimos tienen un segundo módulo de madera, que pagaron con ayuda del Ayuntamiento de La Fueva, que se ha implicado para que sea público.

Estas construcciones se encuentran en un terreno rústico. Por ello, pidieron autorización a la Confederación Hidrográfica del Ebro para la construcción de tres módulos para actividades culturales para mayores y niños, ya que es así como también entienden el colegio. Ahora, según informa la CHE, han remitido un documento en el que piden una modificación de la autorización para que se pueda usar como centro escolar, al tiempo que comunican que también lo han solicitado al Gobierno de Aragón.

"El inicio fue duro. Hace cuatro años llegamos algunas familias a Caneto con dos hijos, otras embarazadas, rehabilitando nuestras casas, trabajando fuera y construyendo el colegio al mismo tiempo", recuerda Dolma. "Todo lo hemos levantado las familias, nadie ha cobrado y ha sido un esfuerzo económico muy grande. Además de cuidar de nuestras hijas y de construir nuestras casas, teníamos que trabajar fuera para ganar dinero", indica Cora Herrero, que admite que esto último es lo más difícil de vivir allí.

 

DE VIVIR EN IBIZA A REVITALIZAR EL PUEBLO

 

Llegaron desde Ibiza a Caneto a principios de los 80 para vivir en contacto con la naturaleza y consiguieron la cesión del pueblo de la Confederación Hidrográfica del Ebro a cambio de su reconstrucción. Hoy, ya no hay ruinas. Son los padres de Dolma Planas y Nirvana Jiménez, entre otros, y abuelos de los niños que asisten a la escuela.

Pero el camino no fue fácil. Los padres de Dolma, que llegó allí con un año, se trasladaron con cuatro hijos (aún tuvieron un quinto). Había tres casas en mal estado y comenzaron a refugiarse en un corral. Mientras rehabilitaban una casa, en la que inicialmente vivían todas las familias juntas, tuvieron que estar entre Caneto y Tierrantona, localidad próxima donde trabajaba su madre como médico.

La casa que reconstruyeron, una de las tres originarias del pueblo, tras la marcha de los hijos, la ha convertido su padre en turismo rural. También llegó la hermana de este con su pareja, ambos artesanos que se han ganado la vida en ferias, los padres de Nirvana. Es también la cuarta de cinco hermanos, y el quinto nació dentro de la casa de Caneto. Se levantaron las tres casas y el resto de construcciones de forma que ahora se está obrando en las últimas construcciones disponibles (corrales y otras dependencias).

Allí trabaja la pareja de Dolma y ella se plantea estudiar oposiciones en cuanto su hija pequeña entre en el colegio. Germán, la pareja de Nirvana, trabaja en la zona también en la construcción y se están haciendo una casa en Caballera, aunque quieren que sus hijos vayan al colegio de Caneto. Además de la casa de turismo rural, hay un centro de meditación en el que en estos momentos hay 20 personas que no se dejan ver por el pueblo.

 



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Noticias relacionadas


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 2

Enlace interno 3


Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
33 y 34 de 369

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí