Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
SÁBADO
7
DICIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

FESTIVAL INTERNACIONAL DE LAS CULTURAS

Green Valley llevó la cadencia del reggae al Auditorio de Lanuza


1234
Lee "Scratch" Perry y Third World completaron las actuaciones del escenario principal

LUIS LLES
28/07/2019

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


SALLENT DE GÁLLEGO.- Las previsiones meteorológicas acertaron y el viernes las actuaciones de Pirineos Sur estuvieron pasadas por agua. Tras unos días de insólito buen tiempo en los que en las noches del festival se ha podido ir de manga corta sin temor a coger un pasmo, el viernes bajó la temperatura y la lluvia hizo acto de presencia ya por la tarde, lo que hizo temer por la suspensión del concierto de Duotone en el escenario de Sallent de Gállego, que afortunadamente se pudo llevar a cabo finalmente. Duotone es el proyecto unipersonal de Barney Morse-Brown.

Como el Andrew Bird de sus inicios o como si se tratara del reverso tranquilo de Matt Elliott, este multiinstrumentista británico se vale de los loops para elaborar una música intimista y reflexiva. Repitiendo en bucle las secuencias que va grabando de los instrumentos que toca (guitarras, violonchelo, percusión electrónica), así como de su voz, consigue crear un efecto hipnótico y envolvente.

Pero al tener que retrasar su actuación a causa de la lluvia, tuvo que acortar su repertorio, que se basó fundamentalmente en el material incluido en su último disco hasta la fecha, A life reappearing, título que enmarca muy bien el territorio lírico en el que se mueve. Siempre con un tono melancólico, a veces recordando incluso a un Nick Drake en versión hombre-orquesta, y a pesar de que quizá le habría favorecido un entorno más íntimo y oscuro, Duotone supo conectar con el público, que escuchó con respeto una música llena de sensibilidad. Folk del siglo XXI.

La del viernes era la noche que el festival dedicaba al reggae, esa música zigzagueante que invita al balanceo. Y si hay alguien que representa por excelencia la esencia original del estilo hoy en día, ése es Lee "Scratch" Perry. Creador, junto a King Tubby, del dub, la vertiente más retumbante de la música jamaicana, caracterizada por el volumen atronador de sus bajos, los ecos y efectos sonoros, la magnética personalidad de Rainford Hugh Perry (su verdadero nombre) siempre ha estado muy próxima a una heterodoxia rayana con lo majara.

No hay que olvidar que en su día quemó su propio estudio, Black Ark, alegando que estaba lleno de malas vibraciones. Eso no ha sido óbice para que haya mantenido una carrera plagada de excelentes discos. No en vano, la música de Perry ha sido una gran influencia en la música electrónica actual y en el arte del remix. Ésta era la tercera vez que el jamaicano visitaba el Alto Aragón.

La primera tuvo lugar en 2003 en la edición del festival Periferias dedicada a la versión. Fue una noche inolvidable en la Plaza de Toros de Huesca dedicada al dub y compartida con Adrian Sherwood (On-U Sound Studios), Mad Professor y Mapstation. En 2010 regresaría a Periferias, y ahora, nueve años después, se presentaba con un cumplidor trío francés sobre el pantano de Lanuza, con su pelo de color rojo fuego y con su sombrero y su guerrera llenos de medallas y brillos. Una especie de Haile Selassie en versión bling-bling.

No tardaron en caer clásicos de su repertorio como "Crazy bald head" o "Blackboard jungle", aunque una de las cimas de su actuación fue la interpretación de un "Police and thieves" casi irreconocible, composición propia de Perry que popularizó en su día Junior Murvin y, años después, The Clash. Más tarde llegarían War inna Babylon, Sun is shining o ese Jesus Perry en el que establece un paralelismo entre Jesucristo y él mismo. Lo dicho, todo un personaje. Bizarro como pocos. Se fue del escenario como había llegado: arrastrando su inseparable maleta roja. Genio y figura.

Y tras la heterodoxia, llegó el momento de la ortodoxia del reggae más comercial de la mano de Third World, grupo que lleva casi medio siglo ofreciendo esa combinación de reggae y soul que les ha hecho populares. La sorpresa fue que la banda se mantiene en plena forma: sonó como un cañón y defendió un repertorio que, en su gran mayoría, ha resistido el paso del tiempo. Y lo cierto es que todo hacía presagiar lo peor, porque antes de que salieran al escenario la lluvia irrumpió de lleno, provocando la estampida del público.

Afortunadamente, a la mitad de su actuación dejó de llover y se pudo disfrutar tranquilamente de su agradable cancionero. La cosa arrancó fuerte con Now that we found love, su mayor éxito, una joya del reggae-soul. A partir de allí irían alternando los temas más comerciales con los más próximos a una onda roots. Temas como Reggae Ambassador, Roots with quality, Ride on o un Reggae party, en el que se les unió de forma espontánea Lee "Scratch" Perry, que apenas esbozó unos gemidos o algo similar.

Después Third World continuaron repasando su trayectoria con temas como Jah Glory, Irie Ites o un Uptown Rebel en clave dub, solo de bajo incluido. En su hit 96 degrees in the shade se lució especialmente con la guitarra acústica Steven "Cat" Coore, miembro original de la banda. Y tras el reggae-soul de Na Na Na, llegó el momento africano de su actuación, en el que el batería del grupo obsequió al público con una sesión percusiva con instrumentos africanos como el djembé o el tama.

Pero aún faltaba una gran sorpresa final: Steven "Cat" Coore cogió el violonchelo eléctrico y se arrancó con una curiosa revisión del Redemption song de Bob Marley, que el cantante del grupo, AJ Brown, que había dado ya muestras de su excelente voz durante todo el concierto, remató con una insólita versión del Con te partiró que hizo popular Andrea Bocelli, exhibiendo su espectacular voz de tenor. Un momento ciertamente friki y algo surrealista, pero que dejó al público con la boca abierta.

La despedida llegó con otro de sus grandes hits, Try Jah Love, que estuvo precedido por curiosos guiños al Seven Nation Army de The White Stripes y al Sweet Dreams de los Eurythmics. Dentro de cuatro años Third World cumplirán medio siglo… ¡y tan frescos! El final de la noche lo escribió Green Valley, un combinado vasco-catalán creado hace 15 años, que forma parte de la hoy en día abultada escena del reggae español. Una escena que suele adolecer de señas de identidad propia, y que en su gran mayoría se limita a copiar los esquemas de la música jamaicana sin aportar gran cosa.

Es justamente lo que sucede con Green Valley, que alterna el toque roots con el dancehall y con una vertiente más pop, pero que rara vez se sale del guion más previsible.

Por otro lado, el grupo mantiene en sus letras una conciencia social que le lleva, al igual que en otros ámbitos musicales a Ska-P o a los Reincidentes, a dedicar cada una de sus canciones a una causa concreta. Son canciones como Don Ramiro, Dónde irán, La vida va, Escribe tu historia y otras que fueron sonando a lo largo de una actuación que puso a bailar a todo el público de Pirineos Sur, manteniendo la suave cadencia del reggae durante toda la noche.

 



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Noticias relacionadas


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 2

Enlace interno 3


Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
277 y 278 de 323

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí