Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DOMINGO
21
OCTUBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

DOMINICAL

HISTORIA

Berbegal y Peralta reivindican su arte emigrado

Reunión de los alcaldes de Berbegal y Peralta de Alcofea con el obispo de Huesca el pasado martes día 9 de diciembre
123

Xavier SALVADOR PANIELLO
14/12/2008

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 7 votos


Decía Lutero (1483-1546) que uno no es solamente responsable de lo que dice, sino también de lo que no dice. Lo traigo a colación a propósito de la campaña iniciada por dos alcaldes del sur del Somontano para recuperar una parte del arte sacro de sus pueblos que emigró a la diócesis de Lleida. Tanto Obdulia Gracia (PP), desde Peralta de Alcofea, como Miguel Ángel Puyuelo (CHA), en Berbegal, están animosos y entusiásticos con la reivindicación de tres piezas artísticas vinculadas a sus parroquias que en diferentes momentos de la historia reciente abandonaron sus pueblos por razones nunca del todo conocidas ni suficientemente justificadas.

Los alcaldes exigirán la devolución del frontal de El Salvador, de Berbegal; la tabla de San Pedro, de Peralta; y el monumental pórtico de la iglesia antigua de El Tormillo, localidad que también forma parte del municipio que preside Gracia. Esos bienes quedaron fuera de la primera reclamación realizada por Monzón-Barbastro. Contencioso que, pese a recibir los beneplácitos de la jurisdicción eclesiástica, se encuentra encallado políticamente en un litigio que enfrenta al Gobierno de Aragón y a la Generalitat de Catalunya. Los alcaldes, en nombre de las parroquias y los parroquianos, han abanderado un nuevo movimiento de reivindicación que pretende restituir a su lugar de origen esas tres piezas de su patrimonio histórico.

Gracia y Puyuelo están legitimados por el cargo que desempeñan para realizar esa reclamación en nombre de la Iglesia y de una ciudadanía que durante demasiado tiempo permaneció impasible ante la jerarquía eclesiástica, verdadera responsable del baile que vivieron numerosas obras del arte sacro. Basta decir que en su historia El Tormillo ha dependido de las jurisdicciones eclesiásticas de Roda-Barbastro (SXII), Huesca (SXII-XVI), Lérida (SXVI-XX) y, nuevamente, del obispado oscense desde el 2 de septiembre de 1955. A lo largo de la historia, muchas de esas parroquias constituyeron moneda de cambio entre los diferentes obispados cada vez que se modificaban los límites jurisdiccionales y debían equilibrarse los ingresos de la mensa episcopal.

Fue precisamente durante los últimos años de pertenencia al obispado de Lérida cuando se produjo la emigración masiva (expolio lo llaman algunos autores) de la mayoría de piezas de arte sacro ahora reclamadas. Entre otras, las tres citadas en la reivindicación de los dos munícipes.

La iglesia se financió durante siglos gracias a los diezmos y otras aportaciones que los parroquianos estaban obligados a realizar de manera periódica. De ahí, que las piedras, las tallas, los cuadros o los cálices que ahora se reclaman fueran pagados con el esfuerzo, el sudor y la opresión a que fueron sometidas generaciones enteras de altoaragoneses. Y ése es un argumento moral de mayor dimensión que cualquier otra consideración jurídica del presente. Sea civil, administrativo o eclesiástico, el derecho debe acabar recompensando a los descendientes de aquellos oscenses con la legitimidad de esas propiedades.

Pero la legitimidad histórica y moral no es la única consideración que debe observarse en este proceso. Con frecuencia se olvida que ese patrimonio es también un elemento histórico y cultural de primer orden. En este debate infectado de sentimentalismos diversos, en ocasiones la razón parece orillada a favor de la pasión. Y ese contexto, amigos alcaldes, es un mal negocio, además de un pésimo consejero.

Antes de iniciar el proceso de reivindicación, ¿cuántos estudios se han realizado para avalar los argumentos históricos de la reclamación?, ¿cómo se financiará la restauración de los bienes si algún día retornan a su lugar de origen?, ¿quién pagará la conservación y el mantenimiento?, ¿han pensado en cómo exponerlos y contribuir a su divulgación? ¿y la seguridad? Hasta la fecha, todo parece fiado a una doble petición: que se devuelvan esas tres piezas del arte sacro y que el Gobierno de Aragón ayude económicamente. ¿A qué y para qué?.

El sur del Somontano, adonde no llegan los beneficios de la industria vinícola, ni del turismo de aventura, donde nadie ha sabido explotar el turismo cultural o la belleza del paisaje estepario, sigue abandonado por más que recupere un cierto espacio en los medios de comunicación con este asunto. Las localidades de Berbegal, Ilche, Peralta de Alcofea, Morilla, Lagunarrota, El Tormillo y La Masadera (ahora de Los Monegros) conforman un espacio con un patrimonio histórico medieval intenso y con muestras del arte románico de primer orden que se encuentran en un estado de abandono o degradación tan decepcionante como peligroso. ¿Cuánto tiempo dedican los dos alcaldes a reivindicar lo que no tienen? ¿Es equivalente al que dedican a conservar, mejorar y poner en valor lo que ya poseen? La respuesta deberían darla ellos, pero me avanzo sin temor a equivocarme: el sex-appeal político de la reclamación tiene una dimensión mayor que el de cuidarse de lo existente.

El ejemplo vive en una de esas localidades. El Tormillo cuenta con un antiguo poblado altomedieval llamado La Torraza, que dio lugar a la actual población y que -tras ser abandonado por sus habitantes en el siglo XVII-- conserva una de las mejores necrópolis de Aragón de esa época, con un buen número de tumbas antropomorfas talladas en la piedra. Pues bien, no les invito a visitarlo, porque podrían deprimirse al apreciar cómo se deteriora aceleradamente una muestra de nuestra historia sin que, de momento, nadie actúe decididamente a favor de su recuperación. Sí que les aseguro, también sin miedo a errar, que si ese mismo yacimiento estuviese en otras comunidades autónomas españolas sería visitado diariamente por estudiosos, investigadores, colegios, institutos… Posiblemente, desde hace años se habría instalado allí un centro de interpretación consagrado a la Alta Edad Media, al arte funerario medieval o cualquier otro concepto histórico que aprovechara el enclave para su puesta en valor y divulgación. A estas alturas del siglo XXI, la desidia administrativa, sin valorar qué nivel de administración es el responsable de esos desaguisados, es manifiesta.

Puyuelo es ahora el vicepresidente de la Comarca del Somontano de Barbastro y miembro de la Comisión de Patrimonio. Es decir, tiene responsabilidades comarcales en materia de recuperación del patrimonio histórico, cultural y artístico. Sospecho que sus esfuerzos están más enfocados a los menesteres de la reclamación que a la actuación efectiva sobre lo que ya se posee, aquello a lo que no es necesario ponerle una etiqueta de propiedad. Una lástima.

Gracia y Puyuelo merecen toda la admiración por haberse adentrado en ese jardín que durante años nadie cuidó. ¡Ojalá obtengan todo el éxito en su cruzada en pos del patrimonio emigrado! Pero deberían ser los primeros en luchar y vencer en los dos frentes: el interno y el externo. Sólo así se desvanecerán las dudas que su bienintencionada actuación suscitan entre quienes consideramos que, como Lutero, uno es responsable de lo que dice y hace, pero también de lo que no dice o hace.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 6


Encuesta
¿Le parece adecuada la corrección del Supremo sobre las hipotecas?
•  Sí, es una decisión acertada.
•  No, había de aceptar la sentencia.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Enlace interno 2

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
139 y 140 de 150

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí