Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
MIÉRCOLES
12
DICIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

DOMINICAL

CUADERNOS ALTOARAGONESES

Notables sucesos en la Villa de Ayerbe

Ayerbe-Palacio de los Urries.
123

BROTO APARICIO
14/06/2009

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 2 votos


Por SantiagoEn varios documentos se relata que el rey Jaime II de Aragón (1291-1327) dejó la Villa de Ayerbe a su hijo el Infante Pedro -que tomó como apellido el nombre de la misma-, con vínculo de que si éste no tuviere hijos varones legítimos, volviera la posesión de aquella al rey, como así ocurrió, pasando a poder de la corona en 1329 reinando Alfonso IV, quien dispuso donarla a su esposa la reina Leonor, para ella y los suyos, la cual, a su vez, la cedió posteriormente a su hijo Fernando, hermano del Rey Pedro IV.

En los principios del mes de marzo de 1360, concertó dicho Infante Fernando, la venta, por doscientos mil sueldos, a Pedro Martínez de Arbea, de los castillos y Villas de Ayerbe y la Honor de Marcuello con sus aldeas, jurisdicción civil y criminal alta y baja, mero y mixto imperio y todos los derechos a ellos pertenecientes, con los pactos y condiciones expuestos por cada una de las partes, según documento testificado por el Notario Beltrán de Pinós. El día 11 del mismo mes, el citado Pedro Martínez de Arbea hizo donación de aquellas fortalezas y dominios a don Pedro Jordán de Urries y García Loriz, Mayordomo del rey Pedro IV, como constaba en escritura expedida por el dicho Notario, sin que en ella, ni en la anterior de compra, hubiere alusión alguna a la necesidad de otorgar Carta de Gracia. Dicho Pedro Jordán de Urries, alias El Viejo, era marido de María Pérez de Salazar, Alcalde Perpetuo del Palacio Real de Huesca, Señor de Riglos, Sigüés, Pintano, Ruesta, Artieda, La Peña, Pompién y Loarre. Designado en 1356 Bayle General de Aragón organizó un ejército de más de seis mil infantes y caballeros que, en unión de las tropas reales, derrotaron al rey de Castilla en los campos de Araviana, así como en 1379 compró la villa de Biescas. Recibió su Ejecutoria de hidalguía en 1383 y falleció en 1386.

Tiempo después, se relataba por uno de sus sucesores que, ya antes del año de 1490, había muy grandes diferencias entre los vasallos de Ayerbe y sus Señores y estaban aquellos muy desvergonzados, tanto que en el año 1493 se conjuraron más de cien de ellos y se juntaron en los términos de Nuestra Señora de Casbas, jurando matar a su Señor Juan Jordán de Urries y Murillo, aunque éste fuese acompañado de Oficiales Reales, según relato de los hechos que figuraba en el proceso correspondiente. Y que, en el 1500, se alzaron contra la rentas señoriales -lo que fue recurrido ante los Diputados del Reino- y a finales del mismo año los de Ayerbe impusieron al escribano Jaime Ruesta, de Zaragoza, al que pagaron por este servicio cincuenta florines, que pusiere una Carta de Gracia - que habían buscado inútilmente en otras partes y no la habían podido hallar- entre las notas del Notario de la Villa Víctor Torrero, que era del tiempo en que el Infante don Fernando vendió Ayerbe y que también fue testigo de los actos posesorios, "jurando que, puesto que el Señor les buscaba tantas rabias, le habían de despojar de sus territorios, aunque para ello tuvieren que vender a sus hijos".

Ya en el año de 1501, con dicha inventada Carta de Gracia, fueron los Síndicos de Ayerbe a solicitar, haciendo alusión a dicha escritura de retrovendición de la Villa, ciertas concesiones al Rey Fernando el Católico, estando éste en Granada, el cual les otorgó que, para que pudieran realizar el quitamiento de la Villa a sus Señores, se iniciara pleito en su real nombre.

En los inicios del mes de marzo de 1502 murió el V Señor de Ayerbe dicho Juan Jordán de Urries, que era padre de una hija única llamada Constanza de Urries, por lo que le sucedió en el señorío su hermano Fadrique de Urries y Murillo, marido de Beatriz Ruiz, el cual vivió hasta muy pocos días después; y llevándole a enterrar su viuda y su segundo sucesor y hermano Felipe de Urriés, salieron a la entrada de la Villa muchas gentes armadas dispuestas a impedirles la entrada a la misma, negándoles, de paso, su obediencia y designando ellos a su Alcalde o Justicia con mucho tumulto y conmoción popular, actos que promovieron el envío de una carta real al Gobernador de Aragón instándole a que mandase a los ayerbenses que no incurrieran en desacato, ni vejasen de ningún modo a sus actuales Señores, sino que pidiesen, por medio de la Justicia, cuanto pudieran pretender. Pero ni con estas advertencias y mandatos cesaron en su rebeldía y las relaciones entre unos y otros se pusieron tan tirantes que dicha Beatriz Ruiz, para defender la posesión y demás derechos suyos, se vio forzada a dar Apellido de Aprehensión de la Villa en abril de 1502, al que se opusieron el Rey y los vasallos de Ayerbe, valiéndose éstos de la nula y supuesta Carta de Gracia, si bien, al finalizar el mes de marzo de 1504, se pronunció por la Justicia del Reino sentencia a favor de la posesión de la villa por dicha Beatriz Ruiz, en razón a sus derechos de viudedad y otro tanto a su cuñado Felipe de Urries con pleno dominio.

En septiembre de 1504, perseverando los de Ayerbe en la desobediencia y en su obstinación por librarse de los Señores, lograron obtener del Virrey de Aragón una Salvaguardia e ingresaron en la Hermandad entonces existente, actos que, en el mes siguiente, pusieron de manifiesto ante su Vil Señor Felipe de Urries y Murillo, el cual, bajando un día, desde su castillo, se encontró con que éste de la Cuesta y todos los puntos de entrada a la Villa se hallaban vallados y cerrados, impidiéndole el acceso al casco urbano, por lo que hizo levantar acta notarial del hecho, con comparecencia de testigos, haciendo constar su condena de muerte y confiscación de las haciendas de los culpables.

En los inicios de 1505, a instancia de la ya antes citada Constanza de Urries, en defensa de sus créditos dotales, se volvió a Aprehender la Baronía de Ayerbe y sus aldeas de Biscarrués, Losanglis, Piedramorrera y Fontellas, y los Porteros Reales que fueron a ejecutarla encomendaron los bienes retenidos a los Jurados y Regidores de aquella Villa, aun en contra de la prohibición estricta de Felipe de Urries, quien conocía que le eran rebeldes, como así lo demostraron, puesto que, manifestando que tenían calidad de Comisarios de Corte y considerándose auténticos Señores de Ayerbe, le requirieron, personados en su castillo, para que les entregara a un prisionero que dijeron retenía. Luego, en los días del 21 y 22 de enero de dicho año, por el mismo don Felipe de Urries se solicitó en la Corte del Justicia de Aragón que se le creara a él como Comisario, según la sentencia del anterior proceso, revocando la comisión atribuida a los Jurados de Ayerbe, contra lo que instaron e insistieron tenazmente los ayerbenses y dirigidos por un vecino llamado Pedro de Ayerbe, a repique de campanas, se juntaron todos y amotinados de nuevo, hicieron huir al Procurador, Portero Real y Notario enviados por su Señor, a los que quisieron matar. En tal situación, el citado Felipe de Urries solicitó ayuda a su pariente Juan de Urries, Señor de la Peña, quien reunió una hueste de cuatrocientos hombres de armas, con la que ocupó todo el territorio ayerbense.

El 25 de marzo de 1505, celebrando la Pascua de Resurrección, juntados en Concejo general los vecinos de la Villa de Ayerbe y aldeas, así Infanzones como de condición signo servicio, en descargo de sus conciencias, reconocieron y confesaron que "era falsa y había sido falsamente fabricada por personas inicuas" la Carta de Gracia tantas veces invocada por los enemigos de su Señor, según figuraba en escritura testificada por Gil de Abay, Notario Real residente en la Villa de Bolea, siendo de ella testigos Jaime Diest, Maestro en Sagrada Teología, Canónigo de la Seo de Zaragoza y pariente de los mas principales de la Villa, los presbíteros Juan de Esco, Rector de Marcuello; Juan de Sarasa, Racionero de San Pedro de Ayerbe; Julián de Allué, vecino de Huesca; Miguel de Omiste, Infanzón de Loscorrales y Joan Diest, vecino de Bolea.

En 13 de mayo de 1505 murió don Felipe de Urries, sin hijos varones, por lo que pretendió y obtuvo la sucesión, como próximo pariente, su tío Hugo de Urries y Ximenez de Cerdán, Secretario de los reyes Fernando el Católico y Carlos I, Caballero de las Ordenes de Santiago y Calatrava, quien se hizo crear como Comisario de Corte y en tal calidad fue a tomar posesión de la Villa, acto que no tuvo resistencia alguna y que se realizó con las formalidades acostumbradas, en el mes de septiembre de 1506; revocando él posteriormente a los Jurados y exigiendo a los anteriores, así como a los actuantes como falsos testigos, responsabilidades por sus actos, de modo que volvió a quedar bien manifiesta la falsedad de la Carta de Gracia que habían alegado y otras exigencias y reclamaciones entabladas por aquellos vasallos, aún cuando tuvo que llevar para ello gentes armadas para reducir y pacificar a cuantos se resistían a la Justicia. Casado con Greyda de Lanuza construyó el magnífico palacio aún existente en el centro de las dos plazas de la Villa, así como en 1542 la iglesia y convento de Santo Domingo -hoy iglesia parroquial- estableciendo en aquella el panteón familiar, y también el altar de la Virgen de Marcuello en su santuario, trayendo de Roma, en 1549, la reliquia de la mártir Leticia, cuya Santa fue declarada patrona de la localidad.

El 1529, aún en vida de su padre, fue jurado como su sucesor Pedro Jordán de Urries y Lanuza, -que llegó a ser Virrey de Calabria y murió en Sicilia en una acción guerrera-cuyo dominio señorial transcurrió igualmente sin pleitos ni incidencias, pero después de su fallecimiento, los de Ayerbe realizaron nuevas súplicas al Rey Felipe II, para que su Fiscal promoviera pleito contra su viuda Ana de Veintemilla y Castella, Señora de Rissi y su hijo Hugo, valiéndose otra vez de la falsa Carta de Gracia, lo que se inició en el año de 1565 haciéndose requerimientos a ambos Señores para que recibieran los doscientos mil sueldos -precio de la venta de la Villa hecha por el Infante Fernando- y como se resistieron rotundamente a ello, quedó la cantidad depositada y la Villa nuevamente aprehendida, comprendiéndose en esta decisión a Ayerbe con sus términos y territorio, debidamente confrontados; la jurisdicción civil y criminal alta y baja, mero y mixto imperio y todas las pechas, censos, Primicias, aguas, pastos, leñas, cazas, hornos, molinos, carnicerías, mesones, frutos, tiendas, rentas, derechos, emolumentos y provechos de los castillos, lugares y tierras de la Villa y sus aldeas. Tanto por el Fiscal de S.M. como por los Urries se dieron cédulas de replica de 90 y 104 artículos, respectivamente, apoyándose en su mayor parte la del primero a poner en evidencia la existencia de la ya tan nombrada Carta de Gracia y la de los Señores en la falsía de tal documento; luego, en la sentencia dictada en 14 de agosto de 1567, se rechazaron casi totalmente las proposiciones de la Villa y las de Ana de Veintemilla y su hijo, -los cuales presentaron la correspondiente apelación- tomando, en consecuencia el Regio Fisco posesión de todo lo aprehendido, hasta que por sentencia definitiva en 1585, dictada a su favor, les fue reintegrado todo lo perteneciente a su señorío.

El último mencionado Hugo de Urries y Veintemilla, X Señor de Ayerbe y Marcuello, casó con Beatriz de Cardona, de la que tuvo tres hijos, pero al fallecer el 22 de marzo de 1605 sin sucesión masculina, según su disposición testamentaria pasó la Baronía a su próximo pariente Pedro de Urries Arbea y Navarra que entonces ostentaba el Señorío de Nueno, Arguis, Binies, Larrés, Rosel, Aurin y Cartírana, contra el que se reprodujeron las últimas reclamaciones de los de Ayerbe que quedaron zanjadas totalmente por una sentencia arbitral fechada en 1614.

DOCUMENTACION:

-Cronista, El.- Historia de los Excmos. Srs. Marqueses de Ayerbe. Rev. El Trono y la Nobleza.-Madrid,1847. Archivo Histórico Prov. Huesca.- Caja F-37.

-Costa, Mª Mercé.- La Casa dels Senyors d"Ayerbe d"origen reial- Rev. Medievalia n° 8.- 1989.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 6

Enlace interno 7


Encuesta
¿Considera que hay que cambiar la Constitución?
•  Sí.
•  No.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
271 y 272 de 424

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí