Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
VIERNES
18
OCTUBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

Una de las últimas condenas a muerte, en primera persona

Pablo Mayoral, en el extremo izquierdo, y Manuel Blanco en el centro de la foto, ayer en la DPH.
Manuel Blanco y Pablo Mayoral relataron ayer su experiencia en Huesca

La suya es una de esas historias que estremecen a cualquiera que las escuche, por lo trágico de su relato, pero también, y especialmente, por la entereza con la que recuerdan haber sido dos de los últimos hombres sobre cuyas cabezas pendieron sendas penas de muerte en los últimos coletazos del franquismo.

VANESSA GODIA
15/04/2011

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 3 votos


HUESCA.-Manuel Blanco llegó a escuchar la condena. Pablo Mayoral tuvo más "suerte", ya que su pena fue conmutada por una cadena perpetua, treinta años de cárcel que no llegó a cumplir pero que marcaron una existencia en la que, como su compañero, prima el agradecimiento a aquellos que lucharon para que, finalmente, todo esto quedara en sus memorias como un mal sueño. El recuerdo no es fácil, pero ambos hicieron ayer un esfuerzo, coincidiendo con el 80 aniversario de la proclamación de la II República, para presentar sus respectivas historias en la penúltima sesión de las Jornadas Culturales que el Círculo Republicano "Manolín Abad" celebra esta semana en Huesca.

Blanco, de 66 años, recordó en una entrevista concedida a este periódico cómo vivió aquellos momentos "al final de una dictadura que comenzó matando y que terminó matando, que se definió a sí misma desde el principio hasta el final como una dictadura".

A él, al igual que a Mayoral, le acusaron "de haber participado en acciones armadas del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, el FRAP". Fue sometido a un "Consejo de Guerra, a pesar de que se suponía que la guerra había acabado treinta y tantos años antes. Y aquello fue un juicio sumarísimo que se desarrolló en unas condiciones que fueron las que fueron, sin pruebas, sin testigos. Era un Consejo de Guerra de carácter político, y allí no se iba a juzgar a unas personas, sino a condenarlas", relató Blanco, que pese a lo duro de su experiencia, considera que el suyo no es un testimonio especial. "En la dictadura fueron muchos los que vivieron esto mismo, fue una experiencia colectiva durísima", afirmó Blanco, que eludió entrar en detalles de cómo y de qué manera conoció la sentencia y su posterior conmutación, muerto ya Franco, por una cadena perpetua de la que, finalmente, sería amnistiado.

Suerte similar corrió Pablo Mayoral, que recuerda que aquellos "fueron años muy duros". Él, con poco más de veinte años, tuvo que enfrentarse -como Blanco- "a un Consejo de Guerra, a una pena de muerte y a treinta años de cárcel. Y si no hubiera sido por la lucha de muchos, así hubiera sido", relató a este periódico Mayoral, que pese a esta experiencia, se declara "optimista" y considera que todo aquello, "al final, valió la pena" por los valores que defendieron y por los amigos que encontraron por el camino.

Mayoral no llegó a escuchar su condena a muerte que daba por segura, porque no se produciría, pero sí vivió la angustia y la agonía del encarcelamiento, el aislamiento y la pena declarada de treinta años de cárcel. "Cuando lo supe, lo primero, fue un alivio, pero enseguida pensé en los demás, en los que quedaban". La alegría, pues, no podía ser plena. "El mundo se te viene abajo, y esa es la pena que he tenido toda mi vida". Y es que, junto a ellos, fueron juzgados tres hombres más, de los que uno, finalmente, resultó ajusticiado con la pena capital.

Y es desde esta experiencia desde la que defienden ahora los valores republicanos, una cuestión que para Blanco "se plantea hoy no en términos de mirar hacia atrás, sino hacia el futuro, como una forma de enfrentarse a los problemas que tiene España".

Mayoral, siempre optimista, confía en el ideal que defendieron entonces como "punto de partida para un cambio más radical que acabe con la locura que ha auspiciado esta crisis que vivimos".

Sus palabras pusieron fin a una intensa tarde que comenzó con un homenaje poético, musical y floral en el Cementerio de Huesca a Galán, García y al resto de republicanos fallecidos, y que tuvo su colofón ya por la noche con una cena de fraternidad.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 6

Enlace interno 2


Encuesta
¿Cree que estamos ante una nueva crisis económica en España y en Europa?
•  Sí.
•  No.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
331 y 332 de 493

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí