Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
MIÉRCOLES
17
JULIO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

Audacia se escribe con Jota

Roberto Ciria durante su espectáculo.
123
Roberto Ciria pone en pie a todo el Palacio de Congresos de Huesca

LUIS LLES
14/02/2012

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 5 votos


HUESCA.- Cuando hace dos años Carlos Saura volvió a Huesca para participar en el ciclo Primavera Flamenca, comentó que la jota no entraría en el siglo XXI hasta que la gente joven la bailara con un vaquero y una camisa. Una forma de decir que para su completa normalización, la jota debía actualizarse, ponerse al día y estar acorde con el tiempo que nos ha tocado vivir. Todo ello, por supuesto, sin perder de vista nunca las raíces ni la tradición. Y eso es algo que quedó perfectamente resumido en el texto de Estela Alastruey que se escuchó en la voz en off de Regina Trigo al inicio del espectáculo La Jota del Siglo XXI el domingo en el Auditorio del Palacio de Congresos: se trata de dar voz a la jota antigua y a la de hoy, a la jota pura y la mestiza, a la clásica y la renovada. Sin discriminaciones ni prejuicios. Convencido de ello y de que la palabra audacia también se puede escribir con Jota, el cantador oscense Roberto Ciria ha montado, con la inestimable ayuda del director musical Juanjo Almarza (ducho ya en estos menesteres de quitarle a la jota el polvo) y del bailarín y coreógrafo Jairo Périz (que se ha encargado de firmar una exquisita coordinación del baile), un espectáculo audaz y atrevido en el que la jota se baila con vaquero y camiseta, pero también con traje de gala. Que todo cabe en este magnífico trabajo que ha sabido llevar más lejos y con más elegancia que nadie la aproximación de la jota al espíritu mestizo y abierto del siglo XXI. Ahora solo falta que Ciria se acerque al hip hop (un experimento hip-jotero) y que incluya a un dj de música electrónica en su propuesta para que su audacia sea absoluta. ¡Venga, Roberto, que tú puedes! Pero más allá de posibles retos, está claro que la fusión que este cantador oscense ha llevado a cabo funciona. No había más que ver la efusividad con que el público recibió el domingo su propuesta para comprobarlo. Un público que, por otro lado, agotó las localidades en su deseo de disfrutar de un espectáculo realmente redondo, que tiene su origen en el excelente disco-libro "A ritmo de jota", que Roberto Ciria lanzó el año pasado. Una escenografía cuidada al detalle, una buena iluminación y un magnífico plantel de músicos, bailadores e invitados convirtieron la velada en una deliciosa caja de sorpresas. La tarde comenzó con "Raíces", toda una declaración de principios acerca de la pervivencia de la jota, a la que siguieron un conjunto de bien seleccionadas jotas de estilo (especialmente emocionante "En enero no hay claveles") en las voces de Roberto Ciria y Lorena Palacio, voces protagonistas de este espectáculo que ofrecieron bellos contrastes entre la recia tesitura de tenor de Roberto y la modulada y melodiosa voz de Lorena, afortunadamente lejos de las estridencias de otras cantadoras. Fue un gran momento de lucimiento también para Juanjo Almarza, que acompañó a la guitarra estas piezas de una forma no convencional, con ecos flamencos en algunos momentos.

El espectáculo continuó con "Por mi puerta", donde Sandra Galino y Marta Ruiz supieron concitar técnicas de jota, danza contemporánea y danza española de forma natural. Volviendo a Saura, la popular "Jota de San Lorenzo" fue reinterpretada por el excelente cuerpo de baile con indumentaria de peñistas, tras lo cual llegó uno de los grandes momentos de la tarde con la aparición del grupo Aramenco, liderado por el gran guitarrista Manuel Santiago y formado por la flor y nata de la escena flamenca oscense. En un fascinante ejercicio de sincretismo (que incluye también la brillante coreografía de Jairo Périz), jota y flamenco se fundieron en un fraternal abrazo gracias a ese elemento común que son las alegrías, a través de los temas "Dos tierras que se miran" (en la que los melismas finales de Tutero fueron sencillamente escalofriantes) y "Aramenco", que finalizó en clave de jota, pero con cajón flamenco y acordeón. Desde luego, se trata del mejor ejemplo de fusión hasta la fecha entre dos géneros tan dispares en principio. Un gran acierto. La "Jota de Calanda" sonó (y la bailaron los hermanos Pablo y María Pérez) más delicada que nunca, con aires camerísticos y lejanos ecos de danzón cubano. Siguieron más jotas de estilo, con lucimiento de voces y de unos instrumentistas excepcionales (Juanjo Almarza, Josu Ubierna, María Carrasco, Alejandro Reche, Fernando Casaus y Natalia López), y así se llegó a otro de los momentos cumbre de la velada: la interpretación de "Bien se ve" a cargo de una Lorena Palacio frente al espejo y de espaldas al público que conquistó al público con esta deliciosa canción de amor, una suerte de jota-bolero arrebatadora, que tuvo su continuidad en dos bellos duetos de corte amoroso, en los que Roberto Ciria surgió entre el público.

Y aunque los Trivium Klezmer no pudieron estar presentes (en el disco sí que intervienen), Josu Ubierna y Alejandro Reche supieron suplir muy bien su ausencia en "Bolhatanjo" (con aromas de tango) y en "Ronda klezmer", otro conseguido y emocionante ejercicio de fusión, esta vez entre la jota y el klezmer judío. Entre uno y otro, hubo también espacio para una "Jota vieja" a la antigua usanza, elegante y pausada, interpretada con trajes tradicionales, y para una "Petenera de Lécera" de sorprendentes ecos mudéjares. Siguieron más jotas de estilo, a dúo o en solo, y una "Jota Avante" con un tratamiento muy original, basada en el latido de la percusión y del zapateado. Y el final llegó con el aliento épico de "La Dolores" de Tomás Bretón en una interpretación coral que arrancó las ovaciones del público puesto en pie en señal de reconocimiento. Ante tal caudal de entusiasmo, llegó el consabido bis, en el que Lorena Palacio cantó "Si será grande la jota que para ella no hay fronteras" (muy adecuada para una velada tan abierta y desprejuiciada como esta), Roberto ofreció ese "Canto a mi gente" de emotivas resonancias laurentinas, y todos al alimón se marcaron una despedida llena de rasmia. El titánico esfuerzo de Roberto Ciria por sacar adelante su visión innovadora a la vez que respetuosa de la jota y para lanzarla hasta el infinito y más allá (como diría Buzz Lightyear en "Toy Story"), se vio ampliamente recompensada. Y no cabe duda, a Carlos Saura le habría gustado esta Jota del Siglo XXI.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6


Encuesta
Ante la posibilidad de unas nuevas elecciones, ¿considera que los políticos tienen cultura de pactos?
•  Sí.
•  No.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
341 y 342 de 568

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí