Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DIARIO DEL ALTOARAGÓN dispone de un sistema de gestión certificado de acuerdo a las normas ISO 9001: 2008 en calidad e ISO 14001:2004 en medio ambiente por SGS iCS
MIÉRCOLES
23
MAYO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Sociedad

"Solo puedo darle las gracias a Dios por los cien años que he vivido"

Araceli Gil Sánchez, ayer, en la víspera de su centenario.
Araceli Gil Sánchez celebra hoy junto a su familia todo un siglo de vida

Da las "gracias a Dios" por los cien años que le ha dado de vida, y lo hace con una sonrisa que cuesta borrarle del rostro. La berdunensa Araceli Gil Sánchez celebra hoy un siglo de vida -ahí es nada- rodeada de su bien más preciado, su familia. Sus dos hijas -Emilia y Rosario-, sus yernos, sus nietos y sus sobrinos la arroparán hoy en Huesca para festejar con ella una fecha tan especial.

VANESSA GODIA
10/03/2012

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


HUESCA.- Araceli, que se reconoce nerviosa y emocionada, espera con ilusión el momento, sobre todo, de encontrarse con sus nietos. Su rostro se ilumina cuando les nombra, aunque lo cierto es que resulta complicado encontrar razón o circunstancia que apaguen la sonrisa de esta recién estrenada centenaria, que se da por satisfecha con lo vivido hasta el momento, y en la que prima un más que notable optimismo a pesar de los achaques propios de la edad. Y es que, a sus cien años, la vista y el oído se resienten del paso del tiempo, no así su memoria, que parece mantener intactos los recuerdos -y no son pocos- de toda una vida.

Araceli nació en Berdún, donde sigue pasando los meses de verano acompañada de su hija Rosario, que "vive en la casa de enfrente".

"Me trae el desayuno, la comida, me ayuda en lo que necesito y luego viene a dormir conmigo", explica Araceli, que asegura que no hay truco en su longevidad más que el de llevar una vida sana. "Ni he bebido, ni he fumado ni he trasnochado sino por mi trabajo", apunta la centenaria, que recuerda con asombrosa lucidez y con gran lujo de detalles su infancia y juventud.

"Soy de Berdún, que es un pueblo que en aquellos tiempos dependía mucho del campo. La mía era una casa de labradores, pero al faltar mi padre, cuando yo tenía cuatro años, se arrendó todo. Nos quedamos la abuelita, madre de mi madre, mi hermana, que tenía dos años más que yo, y mi madre", rememora.

Con seis años comenzó la escuela, un aprendizaje que le supo a poco. "Sabían más mis nietos cuando salieron de los párvulos que nosotras cuando salimos con catorce", explica sin perder la sonrisa.

Allí aprendió a coser, a hacer encaje de bolillos, al tiempo que vio como estallaba la guerra. "Nos quedamos sin agua, había que bajar al río a cogerla, no había luz más que por la noche", un tiempo duro que contrasta con las comodidades que ha ido conociendo con el paso de los años, "la calefacción, la luz, la televisión", que la encandiló con las novelas. "Las he visto todas, aunque también me ha gustado mucho leer, sobre todo a Corín Tellado, que decían que no era de gente culta, pero que a mí me gustaba".

A estos sumó otros títulos y el matrimonio con "un chico del pueblo, Benjamín", después de la guerra. De esta unión nacieron sus dos hijas, por las que siente verdadera vocación, y a las que agradece el trato que le profesan. Con Emilia y con su marido Miguel Ángel pasa los meses de invierno, y para ambos tiene palabras de agradecimiento, como para su hija Rosario y su marido, Juan Antonio.

"Me cuidan todos mucho", comenta emocionada esta mujer que solo trasnochó en el "café, que entonces se llamaba así", que montó junto a su marido y al que dedicó treinta años de duro trabajo.

Recuerda la época del estraperlo, el racionamiento de la guerra, las dificultades que siempre surgen a lo largo de la vida, pero prefiere quedarse con lo positivo. "He disfrutado mucho, y cien años son muchos años, ha habido momentos buenos, momentos no tan buenos, pero estoy satisfecha", subraya la centenaria, que sabe que cuenta con el cariño de sus vecinos de Berdún y de todos aquellos que la han conocido a lo largo de su larga vida en la que insiste, no más truco que disfrutar de la familia, dormir plácidamente, acudir a la iglesia mientras que ha podido y apreciar los pequeños grandes placeres de la vida.

Hoy lo volverá a hacer rodeada de su familia en una celebración en la que seguro que no faltan las sorpresas. Solo nos queda desearle que cumpla muchos más.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6


Encuesta
¿Le parece bien que Montero e Iglesias hayan adquirido un cotoso chalet?
•  Sí, tienen su derecho.
•  No, es incoherente con los ideales que critican.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 1

Imágenes del día
9 y 10 de 53

Enlace interno 4

Enlace interno 8

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí