Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
LUNES
10
DICIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

DOMINICAL

AIRE LIBRE

Los glaciares, testimonios de remotas épocas


Los glaciares pirenaicos son testigos de otra época, se erigen en las altas cumbres como el testimonio del tiempo en que se fraguaron y del que aportan importante información. Sin embargo, en la actualidad, agonizan, van perdiendo terreno camino de una inexorable desaparición que los expertos datan alrededor de 2050.

I. CAMBRA
11/03/2012

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


HUESCA.- El actual periodo cálido por el que pasa nuestro planeta, el cambio climático y la baja latitud y altitud de éstos llevan a un proceso posiblemente irreversible hacia su fin. Esta evolución la están estudiando, observando y documentando científicos y aficionados a los glaciares para conocer mejor cómo funcionan estos gigantes de hielo del Pirineo.

Los glaciares se encuentran en aquellos lugares de nuestro planeta en los que las temperaturas medias anuales resultan inferiores a los cero grados y en las que se acumule mucha nieve, fundamentalmente por precipitación, explica Jordi Camins, un alpinista y esquiador que lleva observando los glaciares desde hace 30 años y que cuenta con más de treinta expediciones.

Un glaciar, según la Real Academia de la Lengua Española, es una masa de hielo acumulada en las zonas de las cordilleras por encima del límite de las nieves perpetuas y cuya parte inferior se desliza muy lentamente, como si fuese un río de hielo.

Más concretamente, los glaciares tienen principalmente dos características: la capacidad de movimiento, que se produce por la gravedad, y contener hielo glaciar, que tiene unas características determinadas.

El hielo glaciar, expone Camins, se forma por la transformación de la nieve en hielo, a diferencia del hielo "normal", que se produce por el paso del agua de estado líquido a estado sólido. Así, este hielo se produce cuando el peso de la misma nieve y la presión de las capas más altas de ésta hacen que se compacte y se convierta en hielo. Cabe destacar que este hielo, a diferencia del habitual, contiene más aire, ya que la nieve polvo cuando cae está muy mezclada con aire.

Pero más allá de las definiciones técnicas y la labor divulgativa que lleva a cabo, para Camins, "un glaciar es como un ser vivo, se mueve, se desplaza, tiene actividad", lo que hace que sea de una belleza infinita a los ojos de este apasionado de estas estructuras de hielo.

"TESTIMONIOS DE HIELO"

Los glaciares se convierten en muchas ocasiones en "testimonios de hielo" que ofrecen gran cantidad de información de lo que ocurrió en la época en la que se formaron.

La antigüedad de este hielo, "depende en cada zona", apunta Camins, quien afirma que en la Antártida "en este momento se están extrayendo testimonios de hielo de casi 4.000 metros de profundidad", remontándonos a "unos 700.000 años".

Los glaciares contienen burbujas de aire que corresponden "a la nevada que luego produjo ese hielo" y gracias a las cuales se puede conocer, por ejemplo, el clima del planeta en el momento de formación de esa capa de hielo. A la hora de estudiar el cambio climático también puede ser útil. Camins aporta datos sacados de las burbujas de aire atrapadas en los glaciares: la proporción de CO2 es de 180 partes por millón en las épocas frías de la tierra; en las épocas cálidas, como la que atravesamos desde hace 18.000 años, lo normal es 280 partes por millón. Sin embargo, en la actualidad, el aire contiene 390 partes de CO2 por millón.

APARATOS GLACIARES EN EL PIRINEO

En el Pirineo, comenta Camins, hay 65 aparatos glaciares, de los cuales 25 son glaciares activos, se desplazan, y otros cuarenta son restos de hielo de antiguos glaciares, que ya no se mueven, conocidos como neveros. Todos ellos se encuentran en el Pirineo central, ya sea en su vertiente francesa o en la española. En este último caso, están todos en el Alto Aragón.

En comparación con otros lugares, Camins explica que en los Alpes hay más de 4.000 glaciares y aquí hay "25 y pequeñitos", y ni siquiera Los Alpes tienen un gran peso a nivel mundial, ya que los glaciares alpinos suponen el 0,2 de la superficie glaciada del planeta. Sin embargo, los pirenaicos "son una característica de alta montaña", con unas características concretas, generalmente sin lengua. Precisamente, esta particularidad hace que su estudio sea especialmente difícil, ya que se deben analizar a través de la medición de su frente.

Además, los glaciares del Pirineo son jóvenes. Camins asegura que desaparecieron prácticamente entre los años 900 y 1300, por lo que la generación del hielo actual proviene de la conocida como "pequeña edad de hielo", que tuvo lugar entre 1550 y 1850. Sin embargo, la cordillera pirenaica tiene gran "tradición" glaciar, ya que la mayoría de sus valles son de formación glaciar en antiguas épocas frías, hace miles de años.

EL GLACIAR DE ANETO, EL MÁS GRANDE DEL PIRINEO

El glaciar de Aneto es el más grande de los Pirineos y también el más conocido. Como es característico en los glaciares pirenaicos, ha perdido la lengua de hielo.

Al final de la última gran glaciación, hace 18.000 años, el glaciar de Aneto y el glaciar de la Maladeta, en la parte superior del valle de Benasque, se encontraban unidos y formaban un glaciar en todo lo que actualmente es el valle de Benasque, con 36 kilómetros de longitud y setecientos metros de grosor, llegando hasta el comienzo del actual valle, un poco más adelante de lo que hoy es la localidad de El Run, justo hasta la entrada del congosto del Ventamillo.

Con el tiempo, el glaciar ha ido retrocediendo, pasando por épocas de práctica desaparición y otras de expansión, convirtiéndose en lo que hoy es un glaciar de 662 metros de longitud y cuarenta metros de espesor máximo, con un desplazamiento de cinco metros al año.

En los últimos años, el suceso más radical que ha vivido este glaciar es su división en dos, que tuvo lugar en 2009, en lo que se puede considerar un anticipo de su desaparición: "Lo que ocurre en el glaciar de Aneto es precisamente que, al dividirse en dos, son dos glaciares distintos, que, al ser menores, el impacto del cambio climático sobre cada parte es superior, por lo que su degradación es más importante", manifiesta Camins.

De acuerdo con los cálculos del alpinista, con las condiciones climáticas actuales, "habrá un nuevo fraccionamiento entre 2016 y 2017, con lo cual el glacial va a quedar dividido en tres partes".

Asimismo, el glaciar de Aneto, que ahora mismo cuenta con un espesor de unos cuarenta metros, ha ido perdiendo grosor y, si entre 1985 y 2005 perdió un espesor de 50 centímetros al año, actualmente disminuye entre 120 y 160 centímetros al año.

Finalmente, las previsiones hablan de que en torno a 2040 se convertirá en un nevero, para terminar desapareciendo.

RETROCESO IMPARABLE

Desde la pequeña edad del hielo hasta la actualidad, vivimos en un continuo proceso de retroceso, solamente interrumpido en pequeñas etapas. La última tuvo lugar entre 1975 y 1985.

Un retroceso que se ha acelerado desde el año 2003. Antes de esta fecha, los glaciares se reducían unos cinco metros al año y actualmente lo hacen entre los 18 y los 22 metros al año.

En los últimos treinta años, en los que Camins se ha dedicado a la observación de estos gigantes del hielo, se ha producido un proceso de destrucción continua de la masa glaciar. Al ritmo actual, afirma Camins, "en el año 2040, los mayores glaciares habrán dejado de tener actividad y en los diez años siguientes desaparecerán totalmente".

Camins explica que "es una oportunidad única que tenemos para observar cómo desa­parecen todos los glaciares en una cordillera de montaña en el mundo", pudiéndose documentar para que las futuras generaciones lo conozcan. Además, el alpinista se considera un afortunado de haber podido ver el último periodo de estabilización (1975-1985) y también su desa­parición.

Pero este amante de los glaciares está convencido de que los gigantes del hielo pirenaicos volverán, "siempre lo han hecho".Estos gigantes de hielo desaparecerán posiblemente en el Pirineo hacia 2050



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 6

Enlace interno 7


Encuesta
¿Considera que hay que cambiar la Constitución?
•  Sí.
•  No.
•  Me es indiferente.
•  No sabe, no contesta.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
363 y 364 de 431

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí