Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
SÁBADO
24
AGOSTO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

Luis Trullenque, el juego libre de la luz, las líneas y el color

Luis Trullenque, junto a una de sus obras, ayer en la galería S'Art de Huesca.
12
El artista oscense inauguró ayer una exposición en la galería S'Art

La pintura es para Luis Trullenque un juego en el que intervienen numerosos elementos y cuya libre combinación le permite expresar una idea o un sentimiento. El oscense parte de un profundo conocimiento del arte para aplicar los recursos que más le convienen en cada momento y crear según su deseo y voluntad. Reniega de las limitaciones.

MYRIAM MARTÍNEZ
23/11/2012

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 1 votos


HUESCA.- Experimenta con las veladuras para dar luz a sus obras y aprovecha la luz para crear volúmenes. Emplea con naturalidad las técnicas antiguas y se reconoce feliz jugando con las líneas, el color y la luz, que le pueden conducir hacia universos abstractos, geométricos o figurativos. Según se dé el caso.

Trullenque, que admira a Goya entre otros artistas, expone desde ayer su obra en la galería S"Art, un espacio que no es nuevo para él y del que guarda muy buenos recuerdos, así como de su propietario, Ángel Sanagustín.

El artista expresa su afinidad con el mundo infantil, convencido de que "lo más limpio que hay es un niño con cuatro años, porque aún no tiene contaminada la cabeza y, sin embargo, tiene la edad suficiente como para aguantar el pincel e intentar reflejar lo que quiere".

Esta reflexión tiene eco en algunos de los cuadros que se muestra en S"Art. Uno de ellos lo realizó con la colaboración de dos niños de cuatro años y medio. Trullenque les pidió que pintaran el miedo al hambre y les iba proporcionando la brocha y el color que ellos querían. El resultado fue una pareja de monstruos y un plato, y el artista terminó la obra efectuando algunas correcciones con un fondo naranja, acentuándoles el ojo y añadiendo un par de tenedores. "Es una pintura muy esencial, muy básica, que a mí me gusta mucho", asegura.

A otros pequeños les propuso participar en un acto de descubrimiento, como si fuera un juego. Un niño dibujó a un señor llevándose las manos a la cabeza y una niña, a un ser que bien podría ser un animal mitológico. Luis Trullenque corrigió el perfil, trató de respetar lo más posible el boceto original y, con el fin de proporcionarle una armonía, le dio luz, a partir de la combinación del negro con el blanco.

Hay otras obras surgidas a partir de esta original asociación con los niños, pero también hay otros mundos que el artista explora con el mismo interés y la misma libertad. Y se recrea con los volúmenes, buscando respuestas en la luz, como lo hiciera en su día Goya, aunque en este caso llevado al siglo XX y en grado extremo.

Su gusto por las técnicas antiguas invade también un cuadro de pescadores. El propio artista ha preparado los pigmentos y afirma que disfruta con esta labor, como hacían aquellos pintores de antaño. "Creo que se ha perdido un poco este oficio -apunta-. Se le da mucha importancia a la imagen de impacto, en lugar de a algo que dure en el tiempo. Yo creo que, pasado Warhol, es repetir sistemas. Más vale coger a Warhol como otra parte del arte, como es el Gótico o el Expresionismo, y poder actuar con ellos".

La exposición de la galería S'Art recoge cinco o seis líneas creativas por las que Luis Trullenque se pasea con el intenso ánimo de disfrutar. Le gusta provocar y que la propia obra le provoque a él, para extraer de su interior todo el jugo posible.

VOLVER A LA CUEVA

Luis Trullenque contempla la pintura como si se hubiera cerrado un ciclo. El artista evoca las primeras manifestaciones rupestres, a las que considera "el primer gran salto tecnológico del hombre, capaz de reflejar algo y de dejarlo para que lo puedan ver las siguientes generaciones". A partir de ese momento, según su criterio, el ser humano va aprendiendo a reproducir la realidad hasta que, pasado el Románico, llega al Renacimiento, "que es casi cuando se consigue la perfección". Es en ese momento, "cuando el artista debe empezar a desaprender lo aprendido, y aparece Goya, la luz y la expresión". Y le siguen los "ismos" de los siglos XX y XXI, "que llegan a la abstracción, que es volver a la cueva". Es, subraya, "llegar a un desconocimiento, a través del conocimiento".



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 2

Enlace interno 6


Encuesta
¿Los festejos laurentinos han respondido a las expectativas de nuestros lectores?
•  Sí, los actos han estado en la línea de los esperado.
•  No, la programación no ha sido buena.
•  No sabe, no contesta.
•  Me es indiferente.

Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
567 y 568 de 682

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí