print
 
ALTO ARAGÓN - DESARROLLO

El Cedesor ha subvencionado más de cien proyectos de empresas

Foto de grupo de los participantes en la asamblea del Cedesor, el martes pasado en Campo.
Los negocios están ubicados en 43 municipios de la Ribagorza y el Sobrarbe



ELENA FORTUÑO
30/06/2016

GRAUS.- El Centro de Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza (­Cedesor) ha recibido un total de 36 proyectos en el primer tramo de la convocatoria de 2016, que finalizó el pasado mes de abril. En las próximas semanas, la junta directiva de este Grupo Leader se reunirá para aprobar de forma inicial los proyectos que se financiarán, si bien será la DGA la que, en última instancia, compruebe si éstos cumplen todos los requisitos y dé el visto bueno a la subvención. Hasta 2020, el Cedesor cuenta con un presupuesto de 4.553.722 de euros, 787.098 destinados a gastos de funcionamiento, y con el compromiso político de llegar a 6.799.394 euros. Este mes, el Cedesor ha cumplido sus primeros 25 años de vida y, haciendo balance, recuerda que ha gestionado más de seis millones y medio de euros de inversión en el territorio.

El Centro de Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza ha cumplido este mes de junio sus primeros 25 años de vida, siendo uno de los tres primeros grupos de desarrollo rural de todo Aragón.

En este tiempo, ha gestionado más de seis millones y medio de inversión en el territorio, que supusieron casi 17 millones entre la aportación pública y privada. El Programa Leader subvencionó, entre 2007 y 2013, más de cien proyectos de empresas en la Ribagorza y Sobrarbe. Estas ayudas se concedieron a empresas ubicadas en 43 de los 53 municipios de ambas comarcas.

La Asamblea General del Centro para el Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza conoció el martes pasado el balance final del impacto que las citadas ayudas europeas han tenido en esos dos territorios altoaragoneses.

Durante los seis años que duró el programa anterior (pues ya se ha abierto el periodo para presentar proyectos dentro del Leader 2014-2020), el Cedesor gestionó 243 expedientes y uno del eje de cooperación: "Pon Aragón En Tu Mesa". Las medidas que mayor subvención recibieron fueron el fomento a las actividades turísticas y el desarrollo de microempresas.

Desde el propio Cedesor, destacaron que en la creación de servicios básicos a la población, sobresale la rehabilitación de una casa para actividades de ocio destinada a personas con discapacidad, la creación de una escuela infantil, una guardería y una casa canguro, así como la reforma de residencias de la tercera edad, la mejora de la accesibilidad en infraestructuras públicas, la creación de un aula de formación y la mejora de las instalaciones en otro centro de características similares.

En el apartado de conservación y mejora del patrimonio rural, gracias a las ayudas provenientes de Europa y Aragón gestionadas por el Centro para el Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza, se pudo rehabilitar parte del patrimonio histórico artístico y etnológico, como ermitas o molinos, reconvertidos en varios casos en centros sociales y culturales.

También se pudo poner en valor los recursos del territorio mediante la apertura de varios centros de interpretación y la creación de diez rutas ornitológicas.

Tanto los servicios básicos a la población como la conservación y mejora del patrimonio, ambas medidas no productivas, fueron apoyadas por la Diputación Provincial de Huesca y las dos Comarcas anteriormente citadas, mediante el convenio de colaboración para el desarrollo de programas de mejora y valoración del patrimonio arquitectónico y medioambiental.

De los más de seis millones y medio de euros de presupuesto con que contaba el Cedesor en el anterior periodo, el 56,13 por ciento se destinó a expedientes productivos, el 27,51 por ciento a no productivos y el resto, fue para gastos de funcionamiento del grupo.