print
 
SERVICIOS DEL AYUNTAMIENTO

“Las brigadas municipales nos vamos moviendo según tienen lugar los eventos”

Escenario y casetas de las peñas en la plaza de Navarra.
Un equipo de diez personas se ocupa en fiestas de elementos como el montaje de escenarios o el suministro eléctrico

Montar y desmontar escenarios, preparar las sillas y bancos, hacer funcionar los equipos de luz y sonido? Un equipo especial formado por diez operarios de las brigadas municipales del Ayuntamiento de Huesca se ocupa, de poner a punto, por llamarlo así, el "armazón" de la fiesta.



12/08/2016

HUESCA.- Esto es, todo lo necesario para que orquestas, agrupaciones folclóricas y todo el elenco en general de artistas que visitan Huesca estos días, cuenten con todo lo necesario para ofrecer al público el mejor de los espectáculos.

Como explica Javier Avellanas, jefe del servicio, este equipo cuenta además con tres electricistas. Uno de ellos se ocupa así, por un lado, del escenario de la plaza de López Allué, donde tienen lugar, entre otros actos, las multitudinarias verbenas de cada noche; y por otro, del de la plaza de General Alsina, sobre el que se desarrolla el festival Iberia@huesca.folk. Otro de estos profesionales se ocupa de los escenarios de las peñas recreativas en las plazas de Navarra y San Antonio; y el tercero, del recinto ferial, que incluye las atracciones y otro escenario más, destinado este año a las actuaciones organizadas desde el Ayuntamiento de grupos como Amaral o el cantante Loquillo.

HINCHABLES Y CABEZUDOS

"Los miembros de las brigadas, en fiestas, nos vamos moviendo según tienen lugar los eventos, ya sea para llevar los hinchables o a los cabezudos de la comparsa", relata Avellanas. Como asegura, en años de experiencia, San Lorenzo tras San Lorenzo, el aspecto más importante a tener en cuenta es siempre la seguridad de los equipos eléctricos, "que deben estar siempre bien protegidos", poniendo especial atención en las toma en tierra de los escenarios.

El de mayor envergadura es así el de la plaza de López Allué, una plataforma de 16 metros de boca por 12 de profundidad y que se abastece con un suministro eléctrico de hasta 230 kilowatios. Se unen los dos de las plazas de Navarra y San Antonio, de pequeño formato -diez metros de boca por ocho de profundidad- y con un suministro cada uno de 80 kilowatios.

En el caso del recinto ferial, el abastecimiento eléctrico llega desde unos circuitos que salen del Palacio de Congresos y que dan servicio tanto al escenario allí instalado como a otras zonas, como pueden ser las barras. En este caso, el Ayuntamiento de Huesca, comenta Avellanas, se ocupa solamente del suministro. También facilitan este servicio a las empresas que se ocupan de elementos como los hinchables, a quienes prestan también las vallas protectoras.

Con los años se han incorporando además nuevos elementos y herramientas al equipo, como sillas o carros de transporte. No suelen, por otra parte, señala el jefe del servicio municipal, sufrir muchas incidencias al término de las fiestas, salvo, en ocasiones, "alguna silla rota o algún interruptor quemado". Y a pesar de tener que realizar estas labores de montaje y desmontaje y puesta a punto, mientras el resto de la gente a su alrededor solo tiene ganas de divertirse, asegura que encuentran comprensión y respeto a la hora de desempeñar su labor. "Estamos muy comprometidos con el trabajo de calle y eso se nota. No hemos tenido quejas, ni de usuarios ni de compañeros, sino todo lo contrario. La gente es comprensiva", comenta Viñuales.