print
 

"Hay que hacer un sacrificio por la peña y pasar alguna noche en la barra"

Barras de las peñas recreativas en la plaza de Navarra.
Los peñistas actúan como camareros en las plazas de Navarra y San Antonio

¿Pasar toda la noche de fiesta o colaborar con la peña? Para los jóvenes y no tan jóvenes en ocasiones camareros se encuentran tras las barras junto a los escenarios de las plazas de Navarra y San Antonio, ambos aspectos del San Lorenzo no tienen por qué estar reñidos.



JAVIER SÁNCHEZ
14/08/2016

HUESCA.- En el primero de estos espacios se encuentran así Zoiti, Diez d'Agosto y La Parrilla. Diego Zabau pertenece a la primera de ellas, y como explica, lleva, calcula, unos 16 años colaborando como 'barman' cuando llegan las fiestas de la capital oscense. "Llevamos mucho jaleo, pero hay que hacer un sacrificio por las peña y pasar alguna noche en la barra", comenta.

Como explica, suelen llevar a cabo esta actividad los miembros de la junta directiva o aquellos peñistas "más allegados". En su caso, y en el de otras peñas que conoce, suelen juntarse cada noche "tres o cuatro amigos". Como asegura, siempre gusta, al ir a pedir un trago, "encontrar a gente conocida" en la barra. Le gusta, señala, que estén las peñas juntas en el centro de la ciudad. Y es que, todo contribuye a "mantener el espíritu peñista".

Aunque en ocasiones, como afirma Verónica Alonso, de la peña Diez d'Agosto, el alcohol o la mala educación de algunos hace que tengan que armarse de paciencia. "Han llegado, incluso, a insultarnos", confiesa. Este año, en su opinión, ha sido un acierto poder contar con dos escenarios, uno en cada plaza, que hace que estén "mejor aprovechados" que cuando solo había uno, aunque tuviese unas dimensiones mayores. Además, después de trabajar, siempre queda algo de tiempo para divertirse.

Tras la barra de la peña La Parrilla se encuentra, por otra parte, su mairalesa mayor, Lucía Baruque. Prefiere, confiesa, la plaza de Navarra. "Me gusta más que la de San Antonio, es más céntrica, más conocida", asegura. Invita así a todo el mundo a disfrutar de la música y la buena compañía. Le acompaña otra joven peñista, Judith Botaya. "Hace varios años que colaboro con la peña y paso un rato entretenido. En las primeras horas vienen los niños a pedir refrescos y por la noche es cuando más se anima y más gente viene", comenta. Y no faltan, claro, sus amigos, "que siempre se pasan a echar un trago".

"SOLEMOS AYUDAR, CADA UNO, UN TURNO"

Nuevo este año se encuentra, por otra parte, el escenario de la plaza de San Antonio, que reúne a las peñas Alegría Laurentina, Los 30 y Los que Faltaban, a la que pertenece Héctor, quien también ayuda sirviendo bebidas. "Solemos ayudar, cada uno un turno y lo hacemos por la peña", comenta el joven. En ocasiones, asegura, se hace duro ver a los amigos al otro lado, divirtiéndose, pero por un día, "se hace el esfuerzo".

Al parecer, dado el éxito de este nuevo espacio, es posible que repitan. "No sabíamos cómo iba a resultar esta plaza, al ser la primera vez y no tener referencias de años anteriores, pero estamos bien. Los conciertos gustan y se llena bastante", comenta por otra parte, Adrián Bercero, quien es el encargado de las tres barras ubicadas en este espacio. En su opinión, "está bien resuelta", de esta forma, la presencia de las peñas recreativas y con ellas, de la fiesta, en el centro de la ciudad. "Si no te gusta la música de una plaza, puedes irte a la otra", afirma.