print
 
ALTO ARAGÓN - LITIGIO POR LOS BIENES

Aragón instará mañana ejecutar la sentencia que ordena devolver las pinturas Sijena

Jorge Español, abogado de la causa, se adelanta a la posible negativa de Cataluña



EFE
25/09/2016 / 13:48

HUESCA.- Los representantes legales del gobierno aragonés y del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena (Huesca) solicitarán mañana la ejecución provisional de la sentencia del Juzgado de Primera Instancia 2 de Huesca que ordena a Cataluña la devolución de las pinturas murales del Monasterio de Sijena.

Esta iniciativa se produce días después de admitir este tribunal oscense los recursos de apelación interpuestos tanto por la Generalitat como por el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), donde permanecen expuestas las pinturas, contra la referida sentencia.

Según el letrado del municipio de Sijena, Jorge Español, es "previsible" que ambas instituciones catalanas se opongan formalmente a la ejecución provisional de la sentencia, cuestión que deberá resolver el juzgado oscense tras escuchar la posición de la parte aragonesa.

Español advirtió esta semana que la decisión de instar la ejecución de la sentencia "se ha acordado al considerar, con todo respeto, que los recursos de apelación del MNAC y de la Generalitat no tienen prácticamente ninguna posibilidad de prosperar, dado que las pinturas murales no fueron compradas ni donadas".

El letrado añadió, a tenor de la sentencia, que las pinturas, consideradas las más importantes del románico español, permanecen en el MNAC "por un mero préstamo de cortesía al que se ha puesto fin ordenando su restitución al Real Monasterio de Sijena".

El Gobierno de Aragón, recordó, lleva a cabo en la actualidad obras de acondicionamiento de la Sala Capitular del cenobio para acoger las pinturas murales, aunque hasta la existencia de una sentencia en firme permanecerán en los actuales bastidores que las contienen.

Este abogado destaca, además, que el Instituto para la Conservación de los Monumentos (Icomos), organismo dependiente de la Unesco, aconseja que las pinturas murales deben ubicarse en su lugar de origen.

A su juicio, el traslado de estas pinturas a Sijena, Panteón Real y primera sede del Archivo de la Corona de Aragón, contribuirá a la presencia de turistas procedentes de Cataluña en el monasterio y, de forma recíproca, de aragoneses en los de Poblet y Santa Creus.

En su sentencia, dictada el pasado mes de julio, la titular del Juzgado de Primera Instancia 2 de Huesca cuestionó que el arrancado de las pinturas en 1936 por el experto en arte catalán Josep Gudiol fuera el último recurso existente para su salvaguarda.

La juez también puso en duda la existencia de un contrato de depósito entre las religiosas de Sijena y el MNAC respecto a las pinturas y argumentó en que la posesión defendida por el centro museístico catalán era en "precario".

La solicitud planteada por la parte aragonesa en relación a las pinturas murales se realiza mientras está pendiente de cumplir por parte de las autoridades catalanas la ejecución de la sentencia que ordena la devolución de más de cuarenta piezas del Monasterio de Sijena depositadas en el Museo de Lérida.