print
 
ALTO ARAGÓN - PATRIMONIO ECLESIÁSTICO

Oposición "rotunda" de Cataluña a la devolución


El conseller Vila dice que cualquier traslado podría poner en riesgo las pinturas.



E.P.
03/11/2016

BARCELONA.- El conseller de Cultura de la Generalitat , Santi Vila, aseguró ayer que la Generalitat "se opone rotundamente" a la restitución de las pinturas murales del Monasterio de Villanueva de Sijena que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) después de que la magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Huesca haya ordenado la ejecución provisional de la sentencia dictada el 4 de julio que condenaba al MNAC a entregar las pinturas.

"Plantearemos una oposición rotunda y nítida a la posibilidad de que estas pinturas murales sean trasladadas y salgan de Cataluña", dijo Vila a los medios, donde justificó que la razón que se esgrimirá serán los resultados de informes de las principales instituciones académicas y técnicas catalanas que explican hasta qué punto el traslado es prudente o es una temeridad.

"Acreditaremos que sería un disparate absoluto y un atentado en materia cultural que en estos momentos alguien tomara la decisión de trasladar estas pinturas murales", aseguró el consejero, que dijo que le gustaría saber si el juzgado decidiera que hay que trasladar las obras qué autoridades académicas y científicas avalan este traslado.

Dijo que la Generalitat está absolutamente convencida de que "no habrá nadie que en una situación, desde el punto de vista procesal que aún se encuentra en trámite provisional, quiera asumir un riesgo, una arbitrariedad y una temeridad tan grandes" como es el traslado de estas pinturas que fueron tratadas en Barcelona a donde llegaron muy dañadas tras sufrir un importante incendio.

"Cualquier desplazamiento de estas pinturas las podría poner en riesgo definitivamente", avisó Vila, que reiteró que Cataluña, sin ningún tipo de matiz ni consideración, acreditará la temeridad y absoluta imprudencia que sería trasladar estas obras, teniendo como máxima prioridad la protección del patrimonio de la humanidad.

El consejero criticó que la Generalitat no ha tenido noticia de esta ejecución: "Lamentamos profundamente tener conocimiento de esta situación a través de los medios de comunicación. Es una constante que sin duda es una falta de respeto absoluto a las partes que estamos en litigio", criticó Vila, que consideró este hecho insólito e impropio de un ordenamiento que se ajusta a derecho.

Así, ante los veinte días de que dispone el museo para informar sobre los detalles del traslado, Vila aclaró que "en los próximos días" se dará como respuesta una oposición frontal a la devolución que irá acreditada con estos informes, emitidos por instituciones como la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Barcelona, el Centro Superior de Investigaciones Científicas y el Sincrotrón, a los que se sumará la adhesión de instituciones académicas y científicas internacionales.

"La pregunta no es si se puede hacer. Abu Simbel se trasladó. Las cosas se pueden hacer. La pregunta difícil -y que estamos convencidos de que alguien que sea solvente desde el punto de vista técnico o científico acreditará- es si compensa el riesgo de trasladarlas", dijo Vila, interpelando también a las autoridades españolas y a las que aparentemente tienen tanto interés en que los ciudadanos aragoneses puedan ver Sijena, dijo. Vila censuró que no tienen ningún sentido medidas provisionales de ejecución de sentencia cuando no hay resoluciones firmes sobre la cuestión, si encima se le añade que comporta un riesgo y es una temeridad: "Nadie entiende que haya alguien dispuesto a asumir estos riesgos y aún menos los que dicen hacerlo en nombre de una razón cultural".