print
 
JACETANIA - PROMOCIÓN DEL TERRITORIO

Directriz de la Ruta Jacobea para un desarrollo sostenible

José Luis Soro ha presentado la Directriz de Ordenación Territorial del Camino de Santiago - Camino francés a su paso por Aragón.
12
Busca compatibilizar la protección del patrimonio con el crecimiento económico. La norma está en información pública hasta el próximo 25 de octubre.

La Directriz de Ordenación Territorial del Camino de Santiago tiene como objetivo promover el desarrollo sostenible de los 16 municipios implicados y hacer compatible la gestión, la protección y la mejora del patrimonio natural y cultural con el crecimiento económico, la competitividad económica, la cohesión social y el equilibrio demográfico.



D.A.
22/08/2017

ZARAGOZA.- El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, presentó ayer la Directriz de ordenación territorial del Camino de Santiago-Camino francés a su paso por Aragón, con motivo de la publicación en el BOA por el que se somete a información pública.

En este proyecto se lleva trabajando desde principios de 2016 y se ha contado con un proceso de colaboración intenso con las organizaciones y administraciones implicadas, tanto en Aragón como en el resto de comunidades autónomas con las que se comparte trazado y con el departamento de Pirineos Atlánticos, en Francia A partir de hoy se podrán presentar alegaciones o sugerencias a esta directriz durante 45 días hábiles (hasta el 25 de octubre).

El consejero expresó que la directriz "busca establecer un ámbito territorial en el que se desarrolle el Camino de Santiago para que tenga incidencia territorial positiva para el desarrollo socio-económico". Soro destacó que se ha establecido "un marco jurídico adecuado para tomar decisiones que hagan posible cumplir este objetivo".

La directriz se ha centrado en ocho objetivos: la construcción de una red territorial funcional equilibrada que se apoye en el Camino de Santiago como eje vertebrador, como motor de la activación económica, y potenciar la relación e integración con las autonomías colindantes.

También ha buscado canalizar los recursos públicos de forma homogénea adaptándose a cada municipio, que haya un desarrollo equilibrado en el conjunto del ámbito territorial; la valoración del medio ambiente; promover la mejora de la calidad ambiental así como proteger y restaurar los paisajes y núcleos urbanos.

Otro de los objetivos ha sido coordinar las inversiones de todas las administraciones en materia de infraestructuras y mantenimiento, y, por último, compatibilizar el planeamiento territorial, ambiental y urbanístico.

Para conseguir estos ocho objetivos se han planteado nueve estrategias que se desarrollarán a través de 34 propuestas de programas de gestión, afectan a varias administraciones, se explican de manera detallada y se tendrán que contar con la colaboración del sector privado. Las cuestiones sobre las que se trabaja son variadas e incluyen desde la creación de una puerta del Camino de Santiago, que será un centro de recepción de peregrinos, hasta las actividades con escolares, impulso a servicios y puesta en valor del paisaje.

El consejero expresó que "el Camino de Santiago no es sólo pasado, también es futuro, y representa una gran oportunidad para el desarrollo, para el crecimiento económico y para la implantación de la población en un ámbito muy importante de la comunidad autónoma". "Entendemos que tiene que ser un gran escenario de crecimiento social, económico y cultural", dijo.

Junto a la Directriz, y en paralelo, se siguen realizando actividades para la promoción turística del camino, la mejora de zonas del trazado y la búsqueda de financiación para poner en marcha proyectos.

Uno de ellos, que se confirmará en septiembre, es la inversión de 1,4 millones en el tramo aragonés a través de fondos Feder del programa Poctefa. Entre las actuaciones previstas está la construcción de un centro de recepción de peregrinos en uno de los edificios existentes en la explanada de Arañones, junto a la estación de Canfranc.