print
 

Motastro reúne en Barbastro a más de 2.000 personas

Los moteros demostraron su destreza sobre las dos ruedas.
123
La segunda edición de esta cita motera contó con la complicidad del público



ÁNGEL HUGUET
02/10/2017

BARBASTRO.- La segunda edición de Motastro celebrada durante sábado y domingo en Barbastro por iniciativa de Somon Mas y la colaboración de 45 empresas, comercios, asociaciones y entidades, se saldó con éxito de participantes según informó Sergio Broto, presidente de la peña que aportó el trabajo de 32 voluntarios. La cesión de las instalaciones del Recinto Ferial llevó consigo las tareas previas de limpieza del pabellón cubierto por parte de los peñistas y voluntarios con medios propios para dejar todo condiciones.

La afluencia de moteros fue superior al año pasado, procedentes de muchas provincias y en especial del norte de España, para disfrutar de una agradable jornada de convivencia que despertó el interés de numeroso público. Las estimaciones de los organizadores fueron más de 2..000 personas y al mismo tiempo se mostraron satisfechos "por el número de pernoctas en Barbastro, que benefició a la hostelería" señaló Broto.

En el circuito de la explanada exterior, la actuación de Emilio Zamora, que se trasladó desde Málaga, fue un aliciente añadido con la exhibición de acrobacias y apuesta segura. La jornada reunió a familias enteras y público. "La gente quiere moto y eventos de un fin de semana, en especial la afición local que aumenta con buena respuesta, y espero que haya continuidad. Las ayudas y apoyos de empresas privadas han sido importantes para el esfuerzo realizado por la peña".

A la jornada previa del sábado con una charla sobre La vuelta al mundo con cena y fiesta nocturna, le siguieron las actividades concentradas en el Recinto Ferial, lugar adecuado para la muestra exterior de motos y el almuerzo a la brasa donde se consumieron 1.400 huevos fritos. El público disfrutó de la exposición en el interior con 35 "motos antiguas cedidas por coleccionistas, entre ellos José Antonio Torres que aportó el mayor número, restauradas y en condiciones.

Se vieron modelos de Vespa 1952, Ossa 1954, Guzzi 1965, Montessa 1963, Bultaco 1955, Honda 1972, Derbi 1973, Ducatti 1976, Gilera 1982, Ruch 1972, Mobylette y el más antiguo, una Velocette 1925 propiedad de Manolo Campo quien la conserva a base de "mucha paciencia y horas de mantenimiento para que siga en uso. Esta moto fue de competición en los años 40". Los viejos moteros como Angulo disfrutaron de la convocatoria. "La gente se anima y es maravilloso que se mantenga. Hoy lo miro a gusto, con cariño, anhelo y nostalgia".

El motero barbastrense Ángel Mariño y Amparo viajaron desde Gandía para estar en Motastro, que definió como "una cita interesante porque rezuma ambiente motero por todas partes. Vale la pena venir, sobre todo a quienes somos de casa y mantenemos la ilusión motera desde los tiempos de mi padre".

l