print
 

"Hemos cumplido nuestro sueño, una quesería artesanal y familiar"

María Pilar Garí muestra los reconocimientos recibidos en la Feria de Otoño de Biescas.
María Pilar Garí ha sido la ganadora del Mejor Queso de Aragón en el concurso de la Feria de Otoño de Biescas

María Pilar Garí se llevó el premio al Mejor Queso de Aragón por su Tanet Mas del Tano, de Fraga, en la quinta edición del certamen de quesos de Aragón, que se celebró el pasado fin de semana en la Feria de Otoño de Biescas. Dedica el reconocimiento a su familia: "A mis padres y a mi hermano y en especial a mi hijo, que es el Tanet".



MERCEDES PORTELLA
05/11/2017

BIESCAS.- El Tanet Mas del Tano es un queso de leche cruda de cabra, con la corteza lavada "que le da un toque más suave, más mantecoso", que comenzaron a elaborar el pasado mes de abril.

"El nombre viene por mi abuelo, porque la finca siempre se había llamado Mas del Tano y mi hijo que tiene nueve años es el Tanet".

Este es el primer premio que reciben y el primer concurso al que se presentan. Llevan dos años acudiendo a la Feria de Otoño de Biescas, y el 28 de noviembre se cumplirán dos años de funcionamiento de su quesería. "Somos una familia de cinco miembros que desde 2008 tenemos rebaño de cabras. En un principio ordeñ~a´bamos y vendi´amos la leche a una queseri´a, al cabo de un tiempo mi padre empezó a hacer queso en casa y gustó, y así fue como en el 2015 cumplimos nuestro sueño, montar una quesería artesanal que trabajamos en familia, la verdad es que el queso que hacemos está teniendo aceptación, ahora a seguir luchando".

En su negocio hacen queso fresco, un semicurado y queso azul, "y también estamos haciendo una crema con un licor que es de Colungo, de la Sierra de Guara, y aceite de oliva virgen del bajo Conca, todo de la tierra. Todos nuestros quesos están hechos con leche cruda y sin aditivos ni fermentos añadidos. También hemos optado por una forma diferente a lo tradicional: son tubulares, en forma de túnel, menos el azul que es redondo. Todos tienen la corteza enmohecida natural y comestible. Además, una cosa importante, el queso tierno no tiene fecha de caducidad".

El objetivo, dice, es que los productos que hacen gusten, "que la gente disfrute", y concluye que tanto ella como su familia seguirán luchando "como hemos hecho hasta ahora".