print
 
ALTO ARAGÓN - CONTRA LA DESPOBLACIÓN

"Tenía muy claro que me quedaría"

José Antonio Campo con su mujer, Marta Moya, y su hija Estela.



E. PUÉRTOLAS
28/12/2017

José Antonio Campo ha cumplido el sueño de continuar con la explotación de su familia en Peraltilla, una granja de cerdas madre y ovejas, que le permite vivir en el pueblo con su hija y su mujer. Marta Moya, nacida en Andorra, desanduvo el camino de sus antepasados hasta Laluenga para crear una empresa de fumigación y desinfección. Se conocieron y ahora se va a convertir en joven ganadera. La apuesta de la pareja es clara, pero Campo, miembros de la Uaga, admite que "si no eres de pueblo, es difícil quedarte en uno y empezar de cero". Estudió FP de Técnico de explotaciones agropecuarias y fue pionero en la venta "online" de tomate rosa de Barbastro y productos de la huerta. Por ello, estima que es fundamental la extensión de la banda ancha al medio rural (programa impulsado por la Diputación). "Las nuevas tecnologías me gustan y no descarto retomar la página, que funcionó muy bien, porque los clientes me preguntan", indica.