print
 
SOBRARBE

Revierte al Estado la central hidroeléctrica de Lafortunada

El secretario del Ayuntamiento de Tella-Sin, Joaquín Irigoyen, y el alcalde del municipio, Feliciano Sesé, junto a la central.
Los municipios afectados seguirán reclamando participar en los beneficios. Es la cuarta reversión tras el Pueyo de Jaca, Barrosa y Auxiliar de Campo

Con prácticamente once años de retraso, revierte al Estado el aprovechamiento hidroeléctrico del salto de Lafortunada-Cinqueta, hasta ahora en manos de Endesa Generación. Se ubica en los municipios de Tella-Sin, Plan y San Juan de Plan, cuyos alcaldes tienen previsto reunirse en breve para analizar la resolución del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y seguir reclamando la obtención de beneficios.



M. M.
06/01/2018

HUESCA.- Se trata de la cuarta reversión al Estado, después de la de El Pueyo de Jaca; el salto de Barrosa, en Bielsa, y el Auxiliar de Campo, en el Ésera. Su tramitación ha sido muy larga, y ha incluido tener que volver a iniciar desde cero el expediente, después de que el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, en noviembre de 2015, declarara la caducidad del anterior por haber transcurrido el plazo máximo de 18 meses sin resolverlo.

En su resolución, con fecha 18 de diciembre de 2017, el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, de acuerdo con el Consejo de Estado, acuerda extinguir el derecho de aprovechamiento hidroeléctrico del salto de Lafortunada-Cinqueta y revertir al Estado y adscribir a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) todas las infraestructuras, terrenos, obras y bienes afectos al salto. Asimismo, insta al actual concensionario a que proceda a la ejecución de diversas actuaciones para que los bienes se entreguen en perfectas condiciones de explotación.

Por otro lado, se insta a la CHE a que en el plazo de seis meses promueva un concurso público para el aprovechamiento del salto, y se le otorga autorización especial para gestionar la central durante un plazo máximo de dos años, tiempo que se considera suficiente para resolver el concurso de adjudicación.

Finalmente, el Ministerio pide que se determinen las consecuencias económicas que ha podido tener para Endesa el exceso en la explotación de la instalación desde el 12 de julio de 2007, cuando realmente caducaba la concesión.

Con esta resolución, se agota la vía administrativa, pero cabe recurso de reposición ante el Ministerio en un plazo de un mes o un recurso contencioso administrativo en dos meses.

Respecto a alegaciones presentadas por los ayuntamientos afectados en referencia a su participación en el futuro en la gestión o recepción por sus respectivos municipios de los beneficios de la explotación, se apunta que excede del ámbito del expediente.

El alcalde de Tella-Sin, Feliciano Sesé, explicó que el paso que se va a dar ahora es mantener una reunión de los municipios afectados -Tella-Sin, San Juan de Plan y Plan- para seguir trabajando. "Creemos que tenemos que recibir un porcentaje de los beneficios", recordó Sesé. Contarán también con la Diputación Provincial y "todos los que puedan echarnos una mano. Hay que unir fuerzas para que por lo menos nos escuchen, sepan que estamos aquí y sepan que las necesidades de estos pueblos son muchas todavía". En este sentido, según recalcó, Tella-Sin "es un municipio con trece núcleos muy dispersos y en alguno de ellos no tenemos luz eléctrica".

Sesé recordó que al pasar la central al Estado, el municipio pierde los impuestos que ahora percibía. "No es que no vayamos a cobrar más, es que dejamos de percibir por esa parte", lamentó el alcalde.