print
 
ALTO ARAGÓN -

"Abrí una tienda "online" como la de mi jefe en Barcelona, ya que mi futuro estaba en Graus"

Sandra González abrió después una tienda física con un espacio de belleza anexo.
#ContraLaDespoblación



ELENA FORTUÑO
06/01/2018

#ContraLaDespoblación

Sandra González Barrabés fue la emprendedora más joven del Alto Aragón, según la Cámara de Comercio de Huesca, cuando en 2014 puso en marcha desde Graus su tienda "on line" Sandra Style. Este espacio se convirtió en una de las primeras tiendas virtuales de España con servicio de asesoría gratuito. En solo un año, abrió la tienda física en la capital ribagorzana que ahora se complementa con la web y un espacio de belleza anexo. "Tenía un proyecto de vida aquí y vi que mi futuro estaba en Graus".

El proyecto de Sandra Style nació en el último año del grado superior de Imagen personal y Corporativa pública que cursaba en Barcelona. "Me contrataron donde envié el primer currículum para prácticas y, cuando terminaron, el jefe quería que me quedara, así que pensé que valía. En un sitio como Barcelona, había clientas que preguntaban por mí para que las atendiera. Eso me hizo valorarme y decidí montarme una tienda como la de mi jefe aquí en Graus".

Sandra González midió los riesgos, pero se lanzó. "Empezar con la tienda física me daba miedo por los costes, entonces me decidí por la "on line" e ir tanteando". Con 19 años y sin haber terminado el grado, en 2014, abrió la tienda virtual. "Empecé trabajando en el logo, las subvenciones y todo el trámite, porque mis padres me han ayudado pero es difícil. Con la asesoría gratuita innové y aposté por un servicio personalizado".

Recuerda su primer viaje a Madrid, a la Feria de la Moda en Ifema, para buscar proveedores con solo 19 años. La prueba definitiva fue el outlet de la Asociación de Empresarios de Ribagorza en Graus. "Lo vendí casi todo y me di cuenta de que aquí no había tiendas de ropa juvenil". El outlet fue en febrero y en junio de 2015 abrió la tienda física Sandra Style. Desde entonces, ha ampliado su servicio con una máquina de estampación textil y otra de diodo médico para depilación láser, en una zona de belleza donde hace pedicura y maquillaje. "Una asesoría de imagen no es solo ropa, así puedo trabajar de forma integral", comenta apasionada por poder trabajar en su pueblo.

l