print
 

Aumentan a 12 años la pena a Lula Da Silva por corrupción

El expresidente brasileño ayer con un grupo de simpatizantes que acudieron en su apoyo.
Unanimidad entre los tres jueces presentes ayer para ratificar la sentencia. Uno de los letrados apunta a que también se financiaron las campañas políticas

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva tiene más cerca su inhabilitación política después de que un tribunal de segunda instancia le condenase ayer por corrupción y lavado de dinero y aumentase su pena de prisión a 12 años y 1 mes.



CARLOS MENESES SÁNCHEZ EFE
25/01/2018

PORTO ALEGRE (BRASIL).- Tras casi diez horas de sesión, los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región de la ciudad de Porto Alegre decidieron elevar la pena de nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado dinero dictada en julio pasado contra el exmandatario en primera instancia.

Los jueces mantuvieron un tono duro contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT) con frases demoledoras que echaron por tierra los argumentos de su defensa al considerar que las "violaciones" fueron "gravísimas". "Lula fue beneficiario personal y directo de los sobornos puestos a disposición del PT", aseguró el juez Leandro Paulsen, presidente de la sala. "No solo había un enriquecimiento personal, también servía para financiar campañas y el proyecto político de un Gobierno", remarcó Gebran Neto.

"Estamos ante pruebas que resistieron a la crítica, al contrapunto. Si las pruebas fuesen débiles no habrían resistido. Si resistieron es que está demostrada la culpabilidad", aseguró el último letrado en pronunciarse, el magistrado Víctor Luiz dos Santos Laus.

En esta causa, una de las siete abiertas en su contra en la Justicia, la mayoría por supuesta corrupción, Lula fue condenado por supuestos sobornos e la constructora OAS, que se habrían traducido en la entrega de un apartamento de lujo en la playa a cambio de favorecer a la compañía en contratos con Petrobras.