print
 
ALTO ARAGÓN - #CONTRALADESPOBLACIÓN

"El espacio "coworking" ha sido un punto de inflexión"

Sara Rubio, en el centro de trabajo de Aínsa.
Sara Rubio lleva hasta Aínsa este concepto empresarial



ELENA PUÉRTOLAS
27/01/2018

"Vinimos a lo loco y si tuviera que hacerlo hoy... pero ahora no me iría a ninguna ciudad". Sara Rubio llegó desde Madrid en 2009 a Margudgued, en Boltaña, con su pareja y su hija de un año. Él acababa de traspasar su taberna y ella había pasado de ser asalariada en editoriales a trabajar como autónoma de diseñadora gráfica. Cogieron las maletas y se plantaron en Sobrarbe, que conocían de ir de vacaciones. Hoy, "animo a venir al mundo rural" y, en concreto, "a Sobrarbe, porque no hay un sitio mejor por el contacto con la naturaleza. En parte, se debe a la despoblación y la parte positiva es que nos conocemos todos", dice la creativa de Jauja Estudio.

Cuando llegó trabajaba de diseñadora para una revista holandesa y ahora la mayoría de sus clientes son locales. "Enviaba mi trabajo desde un bar de Boltaña y me costaba horas. Ahora, con la fibra óptica, ya es otra cosa", indica. Con todo, lo que para ella ha supuesto "un punto de inflexión para avanzar en el medio rural" ha sido la creación del centro de trabajo compartido ("Coworking") de Aínsa. "Fue una idea estupendísima, porque tienes compañeros, puedes separar tu vida personal del trabajo, tienes un sitio para recibir a los clientes y te toman más en serio... Y además se dan las famosas sinergias", argumenta.

Al inicio se dio cuenta de que hasta la manera de relacionarse en el ámbito laboral era diferente a la ciudad y reconoce que ha aprendido mucho. "Al ser de fuera tienes que demostrar más para hacerte un hueco, pero una vez que te conocen, no te faltará el trabajo", opina.

Aunque cree que en las ciudades hay más oportunidades, sus prioridades son otras, como la conciliación familiar. Ni se plantea irse porque, además, su hija de 7 años (la mayor ya tiene 9), nació en Margudgued, no por elección sino porque no le dio tiempo ni a salir de casa. Y eso crea vínculos.