print
 
BALONMANO - LIGA ASOBAL

A Bada se le atraganta el regreso a la liga 22-22

Partido espeso en el que los oscenses no aprovecharon sus opciones. En las últimas acciones el equipo pudo lograr el triunfo

A Bada Huesca el regreso tras el largo parón navideño se le atragantó y no pasó del empate ante el Bidasoa de Irún. Los oscenses estuvieron muy espesos, sobre todo en ataque, tuvieron varios errores cuando menos hacía falta y al final incluso pudieron ganar.



ALFONSO HERRÁN
03/02/2018

BADA HUESCA 22

BIDASOA IRÚN 22

Bada Huesca: Jorge Gómez (po), Teixeira (6),Val (1), Carmona (7) Adrían Pérez (0)Carró (1)Oier García (0), Diógenes (1)Ciric (1) Marcelo (2), Mira (0), Zungri (1), Bonano(2).

Bidasoa Irún: Ledo (po), Cavero (), Crowlñey (4) Beltza (0)Aldaba (), Nonó (7) Odriozola (1) Serrano (), Renaud (), Salinas (4) Azkúe (2) Popovic (1) Redondo (), Lancina (3).

Marcador cada cinco minutos: 2-2; 2-4; 5-8; 8-8; 11-11 (descanso); 14-14; 6-16; 18-18; 19-18; 20-20; 22-22 Final.

Arbitros: Sánchez Bordetas y Escoda Pérez. Excluyeron dos minutos a los locales; Carró; y por parte de los visitantes a Redondo, Crowley, y Popovic.

Incidencias: Partido entre el Bada Huesca y Bidasoa Irún correspondiente a la décimo sexta jornada de la Liga ASOBAL disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca ante unos 1.900 espectadores.

HUESCA.- El choque comenzó con un gol de Bada, pero enseguida Bidasoa se puso por delante. Los oscenses no estaban nada finos en ataque, con jugadas muy orzadas, y en defensa no lograban tapar el lanzamiento de los guipuzcoanos, un equipo con un auténtico arsenal ofensivo.

El choque avanzaba con Bidasoa abriendo hueco y Bada recortando, hasta el punto que una ventaja de tres tantos para los visitantes la enjugaron los de Nolasco gracias a varias buenas acciones ofensivas que se sucedieron con Bonanno y el debutante Ciric y también alguna buena intervención en portería de Jorge Gómez.

Bidasoa pidió tiempo muerto y de ahí al descanso el partido prosiguió con mucha igualdad, sin que ninguno de los dos equipos lograra abrir hueco en el electrónico. Con todo esto lo normal fue llegar al descanso con empate. El equipo no encontraba el camino en ataque en un partido de pocos goles y no aprovechó una doble superioridad para ampliar ventajas.

En la segunda parte emergió la figura de Teixeira, que se echó al equipo a la espalda con sus tantos cuando más falta hacía, pues el equipo seguía con muchas dificultades en ataque, sobre todo porque la circulación de balón era lenta, a veces previsible y en varios casos terminaba en pérdida.

Y cuando mejor estaba el brasileño sufrió un fuerte golpe en la entrepierna que le dejó fuera de juego varios minutos. Otro revés en un partido en el que la suerte desde luego no acompañaba.

El partido seguía igualado, con muchos errores en ataque y goles con cuentagotas, y se llegaron a los minutos de la verdad con opciones de victoria, que era lo más importante en un día poco inspirado.

Ninguno de los dos equipos daba el golpe, y cuando marcaba uno lo hacía el otro, y al contrario.

A poco más de un minuto para el final Nolasco pidió tiempo muerto con empate a 21. El equipo preparó su ataque y la jugada terminó bien, con un siete metros para Bada Huesca. Gerard Carmona no se puso nervioso y puso el tanto 22 que momentáneamente daba la victoria.

Fue Bidasoa quien pidió tiempo en ese momento, como si de un partido de baloncesto se tratara, para ese último ataque con medio minuto de juego. El árbitro pitó de nuevo penalti, en este caso para Bidasoa, en una acción algo discutible, y Crowley consiguió el gol de empate con menos de diez segundos por jugar.

Bada se lanzó con velocidad al ataque y la jugada acabó en Marcelo, que lanzó y marcó, pero los colegiados pitaron golpe franco, que para muchos debió ser incluso penalti y exclusión. Lanzamiento sin tiempo y empate, muy celebrado por los visitantes y con regusto amargo por parte de los locales. En todo caso, después del partido, el punto no es un mal premio. Un gran rival, un mal día y un punto que permite al menos seguir sumando.