print
 
AYUNTAMIENTO

"Espero que el nombre de Berta Cáceres les traiga su espíritu y lucha"

Laura Zúñiga se dirige al público asistente al acto, entre ellos alumnos del IES Ramón y Cajal.
12
La hija de la activista inauguró el Aula Verde del Parque Miguel Servet. Alumnos del IES Ramón y Cajal recordaron la figura de la líder indígena

Laura Zúñiga, hija de la activista hondureña Berta Cáceres, participó ayer en el acto oficial de inauguración del Aula Verde del Parque Miguel Servet que lleva el nombre de su madre, elegido por votación popular. Un encuentro que sirvió para rememorar la figura de esta líder indígena lenca asesinada hace casi dos años y el trabajo que realizó para defender el medio ambiente y el territorio de esta comunidad frente a proyectos hidroeléctricos, mineros o madereros.



J. ARNAL
08/02/2018

HUESCA.- Berta Cáceres, expresó su hija menor, fue no solo su "mami", sino su "compañera de lucha, un referente ético y de vida", una persona que "sentía la necesidad urgente de cambiar las cosas", buscando "construir desde otro lugar y otra forma poniendo sus palabras y su fuerza para cambiar las cosas".

Manteniendo su legado en Huesca, confió que "traiga su figura, su espíritu rebelde y forma de luchar, que nunca lograron disminuir". Con gestos como éste, "estamos multiplicando su labor y haciendo que su espíritu llegue a otros lugares". Y animó a "que la ética y valores de amor a la humanidad -destacó-, sean la luz de su caminar".

Zúñiga estuvo acompañada por las concejalas de Cambiar Huesca Pilar Novales, primera teniente de alcalde y Carmen García, responsable municipal de Medio Ambiente. La primera destacó la importancia de la presencia de la hija de Cáceres porque "es el testimonio de lo que ocurre en otras partes del mundo, de personas que luchan por la defensa de la naturaleza y del ser humano". Berta, apuntó la concejala de Medio Ambiente, "fue una mujer valiente y feminista", que luchó en uno de los países "más peligrosos del mundo". "Berta vive en un espacio como este", que será el "epicentro de la educación ambiental" de la ciudad con "proyectos interesantes", añadió.

También recordaron su legado dos alumnas del IES Ramón y Cajal, de Huesca, Rosa Laliena y Luna Frías, quienes mostraron su "sentimiento de admiración" hacia la figura de esta líder indígena lenca. "Un ejemplo a seguir, no solo como mujer, sino como luchadora por algo que es tan importante y necesario como la naturaleza. Su lucha no fue en vano", comentaron. Estos estudiantes conocieron más el legado de Cáceres en una charla que posteriormente les ofreció la misma Zúñiga en el espacio municipal.

Durante el acto, además de firmar en una placa que colgará en el exterior del edificio con la imagen, Laura se sumo junto con los responsables políticos y alumnos del instituto oscense a la plantación de un árbol conmemorativo de la inauguración. Se ha elegido para ello una variedad de eucalipto única en Huesca que resiste las bajas temperaturas.

RECEPCIÓN EN EL AYUNTAMIENTO

Previamente al acto de inauguración, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, recibió a Zúñiga en el Ayuntamiento. Tras elogiar la valentía de Berta Cáceres, el alcalde señaló que una parte de su memoria ya permanece en Huesca gracias al Aula Verde y le deseó a la hija de la activista que durante su estancia en la ciudad se sienta acogida y reciba el cariño de los oscenses hacia ella y hacia su madre. "Como familia y como pueblo nos sentimos muy alegres y ya conectados con este lugar", dijo Zúñiga, quien fue invitada por el alcalde a firmar en el Libro de Honor del Ayuntamiento, "ya que con tu firma va el recuerdo de tu madre", dijo Felipe.