print
 

Lambán pide consenso para una reforma "radical" del ICA

Javier Lambán compareció ayer en las Cortes para exponer la postura de su gobierno respecto al ICA.
Admite que el Impuesto de Contaminación de las Aguas es controvertido. Dice que se trata de que los aragoneses no paguen más que el resto de españoles

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, pidió a los grupos parlamentarios consenso para una reforma "radical" y cuanto antes del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), que admitió controvertido aunque no necesariamente injusto porque su filosofía es "correcta".



EFE
09/02/2018

ZARAGOZA.- Lambán compareció ayer en el pleno de las Cortes para exponer la posición de su gobierno respecto al ICA, un problema "heredado" que no ha sido bien entendido por la ciudadanía, con "demasiadas sombras de duda" y sobre el que hay varias líneas abiertas para solucionarlo, porque como otros impuestos, es susceptible de reforma.

Pero esa reforma, advirtió al líder de Podemos Aragón, Nacho Escartín, se debe acometer con "responsabilidad" y sin crear inseguridades jurídicas, y de acuerdo con la legislación y los principios constitucionales que rigen la fiscalidad.

El objetivo, dijo, es garantizar que los aragoneses no pagan más que el resto de españoles, con bonificaciones a las rentas más bajas y los municipios de menos de 200 habitantes sin depuradoras, reduciendo el tramo fijo y estableciendo una parte variable con una escala progresiva.

La reforma del ICA es un compromiso del Gobierno con Podemos para la tramitación de los presupuestos de este año, pero Lambán incidió en que ya se han dado pasos "irreversibles", como la aprobación del techo de gasto, si bien aseguró que su gobierno estudiará cualquier propuesta que haga la formación morada.

En ese aspecto, apuntó que la moratoria en la aplicación del ICA que reclaman Podemos y la Red del Agua Pública de Aragón parece desde el punto de vista legal muy complicada, a falta de los informes, lo cual no quita para que se llegue a un pacto para la reforma del impuesto.

Aseveró que su Gobierno, desde el principio, acabó con un plan de depuración "fracasado" y lo cambió por un sistema basado en la gestión de depuradoras por los ayuntamientos o la DGA, enteramente público.

Además se ha puesto en marcha, de acuerdo con Podemos, una mesa para la reforma del ICA, que ha de funcionar a la máxima velocidad porque el objetivo es tener una propuesta a mitad de marzo. Y se va a crear una comisión de estudio sobre la aplicación del ICA a instancias del Partido Popular.

En el turno de los grupos, Luis María Beamonte, del PP afirmó que lo ocurrido con el ICA es expresión del hartazgo de la ciudadanía con una "brutal carga fiscal". Por Podemos, Nacho Escartín justificó la comisión de investigación sobre el plan de depuración por la "posible corrupción" que puede haber detrás. Arturo Aliaga, del PAR, defendió el plan de depuración, que contaba con informes técnicos, de intervención y de los servicios jurídicos, y recibió un reconocimiento europeo". Desde Ciudadanos, Susana Gaspar hizo hincapié en que el impuesto está mal planteado y genera confusión. Patricia Luquin, de IU, insistió en que el impuesto es "profundamente injusto". Javier Sada, del PSOE, resaltó que el Gobierno de Lambán decidió "cambiar el sistema para impulsar la depuración". Y Gregorio Briz, de CHA, admitió que es necesario revisar el ICA.