print
 
SOMONTANO - TRIBUNALES

El Supremo confirma que el atropello mortal al Guardia Civil de Barbastro fue intencionado

En su resolución confirma la sentencia condenatoria de la Audiencia de Huesca



EFE
09/02/2018

HUESCA.- El Tribunal Supremo ha confirmado la pena de 8 años de internamiento para el menor que provocó la muerte de un guardia civil en un control de tráfico en Barbastro (Huesca), en una sentencia en la que descarta que el atropello fuera accidental en lugar de intencionado.

En su resolución, el Supremo confirma en todos sus términos la sentencia condenatoria dictada en marzo del año pasado por la Audiencia de Huesca, que elevó de 6 a 8 años la orden de internamiento cerrado dictada unos meses antes por la titular del Juzgado de Menores de la ciudad.

Ambos tribunales consideraron al menor, que cumplió 18 años poco después del suceso, autor responsable de varios delitos de conducción temeraria, lesiones y homicidio doloso, la misma tesis que sostiene el Supremo en su sentencia confirmatoria ante el recurso de casación interpuesto por la defensa del acusado.

Esta defensa instó en su recurso una unificación de doctrina respecto a la responsabilidad del menor al entender que no cabía considerar doloso sino imprudente el delito de homicidio, lo que impediría el internamiento del joven en un centro cerrado.

El atropello ocurrió la noche del pasado 4 de marzo d 2016 en un control de alcoholemia ubicado en una rotonda de acceso a la localidad altoaragonesa de Barbastro, cuando el vehículo que conducía el menor fue detenido por una patrulla para realizar un control de alcoholemia.

En la primera sentencia condenatoria, la magistrada entiendió que el joven actuó con "total desprecio" a la vida tanto del guardia civil que arrastró hasta provocarle la muerte como del resto de personas que se encontraban en la zona donde sucedieron los hechos.