print
 
ALTO ARAGÓN

La DGA se suma a la demanda civil para pedir las 111 piezas

Retablo de San Antonio Abad, procedente de Monzón, en el Museo de Lérida.
El abogado de Barbastro-Monzón dice que la decisión es "natural y esperada"



ÁNGEL HUGUET
17/02/2018

BARBASTRO.- El Gobierno de Aragón ya se ha personado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro como parte coadyuvante en la demanda civil del Obispado de Barbastro-Monzón para reclamar a la Diócesis de Lérida y al Consorcio del Museo la devolución de 111 piezas y obras de arte de parroquias de 49 localidades diocesanas, cuya propiedad reconoció la Signatura Apostólica por Decreto definitivo del 28 de abril de 2007. El Obispado de Lérida reconoce la propiedad pero alega impedimentos del Consorcio para devolver la colección.

A partir de ahora, el Juzgado dará traslado, en el plazo de 10 días, a las partes personadas antes de que el magistrado Eduardo Bernués tome la decisión de aceptar o desestimar al Gobierno de Aragón como coadyuvante del Obispado de Barbastro-Monzón. La decisión anunciada con antelación por la consejera de Cultura, Mayte Pérez, refleja el interés por el litigio de las 111 obras, ahora en vía civil.

Además, se enmarca en la Ley de Patrimonio Cultural de Aragón, según la cual la Administración debe utilizar todos los medios disponibles para asegurar el retorno de los bienes del patrimonio cultural que se hallen fuera del territorio. Este precepto se aplicó en la vía eclesiástica durante la etapa del presidente Marcelino Iglesias y justifica, de nuevo, la posición activa de colaborar en la devolución del patrimonio de las parroquias.

Por otra parte, el Gobierno de Aragón, por Ley 13/1999, fue quien catalogó 28 obras como BIC y 83 como Bienes Inventariados, el 29 de abril de 1999, ante la previsión del retorno de los bienes, para garantizar la protección mientras sigan, en depósito, en el Museo de Lérida. Los responsables actuales apoyan la decisión del Obispado en este nuevo proceso como parte coadyuvante, en la misma línea que lo hicieron en el ámbito eclesiástico y en el exequatur presentado en el Juzgado de Barbastro, denegado en junio de 2010.

Las competencias del Gobierno de Aragón para "proteger" las 111 obras son evidentes y, en este sentido, la consejera Mayte Pérez reitera el apoyo incondicional al Obispado y en el extenso escrito presentado en el Juzgado de Barbastro pide la devolución de los bienes. La personación como parte coadyuvante, aunque no sea directa en el pleito, le permite la posibilidad de apoyar la demanda con argumentos y razones convincentes. En la misma medida lo harán, probablemente, en la parte catalana.

Joaquín Guerrero, abogado del Obispado, señaló ayer que "la decisión es natural y esperada porque afecta a bienes catalogados e inventariados por el Gobierno d Aragón. Antes estuvo al lado del Obispado, en la vía eclesiástica, y ahora en la civil. Se agradece este apoyo manifiesto que refleja las buenas relaciones entre las dos partes, en este ámbito. De otra manera no se entendería".

En este sentido, el Gobierno de Aragón sigue en la misma línea mostrada en el litigio por la devolución del patrimonio del Real Monasterio de Villanueva de Sijena donde es parte activa con el Ayuntamiento de coadyuvante. En ambos casos realiza un ejercicio de responsabilidad, ahora en la etapa de la vía civil iniciada por el Obispado de Barbastro-Monzón, por decisión del prelado Ángel Pérez, tras agotar todas las posibilidades y gestiones realizadas en los ámbitos, eclesiástico y civil.