print
 
DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LAS BARRERAS RACIALES

"La humanidad avanza a pesar del racismo y el etnocentrismo"

Los participantes leyeron el comunicado con unas gafas que representaban el lema "Mírame mejor".
12
Unas quince entidades se reunieron en Huesca para asistir a una jornada de trabajo y leer un comunicado en el Día de la Eliminación de las Barreras Raciales

"En este 21 de marzo tenemos que ser capaces de interiorizar el verdadero significado del encuentro, del mestizaje, de la capacidad de solicitar y de prestar apoyo, de la escucha y la empatía en grupos y sociedades incluyentes, porque ante todo y en la base compartimos un mismo origen, unos mismos deseos lícitos y el entusiasmo por crecer como personas con otras y con otros iguales".



S. C. O.
22/03/2018

HUESCA.- Estas fueron algunas de las ideas del comunicado que la Red Local de Convivencia de Huesca y otras entidades leyeron ayer a las puertas del Centro Cultural Manuel Benito Moliner, donde se conmemoró el Día Internacional por la Eliminación de las Barreras Raciales.

El texto comenzó recordando que el 21 de marzo de 1960, en Shaperville -actual Sudáfrica-, "un grupo de manifestantes fue brutalmente agredido por las fuerzas del orden del régimen del Apartheid de aquella época".

Seis años después de esta matanza, que se produjo en una manifestación contra el racismo, explicaron que la ONU declaró esta fecha como el Día Internacional por la Eliminación de las Barreras Raciales.

"A pesar del etnocentrismo y del racismo que como perversas actitudes observamos en nuestras sociedades, la humanidad avanza", prosiguieron, antes de destacar que continúan trabajando "en pro de la construcción de sociedades inclusivas con más fuerza y con más valor si cabe, precisamente los grupos más vulnerables, y dentro de ellos, y de forma específica las mujeres". Aseguraron que esta lucha "cotidiana" tiene muchas caras e innumerables aristas, ya que la discriminación se basa "en diferentes factores" como "la etnia, la raza, la religión, la nacionalidad, el género, la identidad de género, la clase, la orientación sexual, la edad o la discapacidad".

"La interseccionalidad de estos factores determina de manera interdependiente el grado y la expresión de las diferentes formas de intolerancia y opresión tales como son el racismo y la xenofobia", denunciaron.

Precisamente, en este marco nació la Red Local de Convivencia, donde participan "de los propios recursos y de la construcción de una red interconectada localmente que interacciona en el ámbito autonómico".

En este sentido, valoraron que la Oficina Aragonesa contra la Discriminación "es una oportunidad más para visibilizar sin errores situaciones que tienen que cambiar porque no nos permiten avanzar socialmente en equidad y pervierten las relaciones interpersonales con prejuicios y sin fundamento".

Tras hablar sobre el recorrido de la Red Local de Convivencia de Huesca, apuntaron que "el etnocentrismo es un veneno que puede romper los mejores proyectos".

"La ruptura de las hegemonías puede provocar y debe hacer un movimiento de reconstrucción que no puede esperar más y para el que hay una oportunidad de oro en este momento, en el que las personas de diferentes procedencias geográficas, culturales, con diferentes opciones e identidades están presentes en toda la aldea global concretada en tantas ciudades y pueblos, también en Huesca", destacaron.

Durante la lectura del comunicado también explicaron que "el acceso universal a la salud, la educación, las prestaciones sociales y el derecho a visibilizar la contribución de todas y todos a la construcción de un marco social de entendimiento exigen hoy una respuesta contundente de hecho y derecho".

Además, precisaron que "los prejuicios deberían cambiarse por información", y que ésta "se procese desde el conocimiento y que el conocimiento esté basado en acoger y sentir el acogimiento, no de unas personas hacia otras, sino de todas hacia todas".

"Cualquier aprendizaje que no reúna emoción, concepto y conducta no resultará coherente y no ofrecerá la seguridad necesaria para construír sobre él", añadieron.

Por último, los participantes en la lectura del texto indicaron que "esta visión de realidad global tiene una escena local sobre la que actuar en concreto, donde todas las personas que formamos parte de la ciudad abordemos nuestra aportación subrayándola desde nuestra identidad y ofreciéndola en comunidad. En esto se basan nuestro método y nuestro compromiso".

JORNADA DE TRABAJO

Antes de la lectura del comunicado, representantes de quince entidades, algunas de las cuales forman parte de la Red Local de Convivencia, desarrollaron la jornada de trabajo Sociedades incluyentes, identidad y diversidad, en la que se habló de la interseccionalidad como uno de los retos más importantes a los que hay que enfrentarse en Huesca.

"Este concepto tiene que ver con las distintas facetas por las que se puede discriminar a una persona y que cuando interactúan entre sí, se consigue una discriminación exponencialmente más alta", explicó Pilar Martín Faure, técnica de Igualdad del Ayuntamiento oscense, quien añadió que para luchar contra esta lacra ya se ha preparado un taller para el próximo 14 de abril.

En el encuentro también se denunció que el porcentaje de preocupación por el racismo es mínimo en nuestro país, un hecho que se debe "a que los españoles lo perciben como algo superado", una creencia incierta, puesto que está presente "a nivel institucional -la ley de extranjería- y simbólico", ya que algunas conductas racistas ni siquiera son percibidas "por las propias víctimas", aseveró.

La construcción de identidades, la diversidad en las empresas, organizaciones sindicales y centros educativos en el ámbito local y las propuestas en torno a la visibilización de barreras de socialización fueron otros puntos de la jornada, que concluyó por la tarde con la proyección de la película Planet 51.