print
 
DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LAS BARRERAS RACIALES

Sara Giménez aboga por acabar con los prejuicios


La representante española en la Comisión Europea contra el Racismo pide la construcción de una sociedad diversa



EFE
22/03/2018

ESTRASBURGO.- La representante española en la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (Ecri), Sara Giménez, lanzó ayer un mensaje de ""stop" firme a los prejuicios y estereotipos y un apoyo a la construcción de una sociedad diversa" en el Día Internacional contra el Racismo.

La oscense, que se estrenó esta semana en las reuniones plenarias de este organismo dependiente del Consejo de Europa, dijo en declaraciones a Efe que se trata de una "reflexión sencilla, que no debemos olvidar", porque "la vulneración de la igualdad nos conduce a una sociedad peor".

Abogada gitana, Giménez (Huesca, 1977) se mostró convencida de que puede aportar su experiencia en la lucha contra el racismo hacia los gitanos, pero tiene claro que la intolerancia alcanza también a otros colectivos, como los inmigrantes o los LGTBIQ.

Además, como abogada, conoce "la dificultad de aplicar la legislación en la lucha contra la discriminación y cómo se puede proteger a las víctimas de discriminación, no sólo a los gitanos".

Su impresión tras las primeras reuniones de la Ecri es "la visión muy amplia sobre cuál es la situación en los 47 países del Consejo de Europa" y el interés en saber "cómo se encuentran los organismos nacionales de igualdad".

Así, recordó la recomendación que la Ecri hizo a España hace menos de un mes para crear un órgano fuerte que promueva la igualdad y la lucha contra el racismo, y que sea independiente del Gobierno.

"Valoro mucho las buenas políticas de inclusión social e igualdad de oportunidades", afirmó Giménez, y añadió que "España ha tenido una buena época de inclusión de la comunidad gitana en empleo, salud y vivienda".

Aseguró que "se ha hecho mucho en España, pero no todo está resuelto": el ejemplo más claro es la educación y la elevada tasa de fracaso escolar en la comunidad gitana, subrayó.

En la Comisión de la organización paneuropea se analizan cuestiones como el discurso y crimen de odio, el racismo por identidad de género, el acoso a los LGTBIQ y a los menores, la xenofobia, la islamofobia o el antisemitismo.

Los expertos visitan cada año una decena de países y elaboran posteriormente un informe sobre la situación en cada uno de ellos.

Son miembros de la Ecri los 47 países del Consejo de Europa y participan como observadores la UE, México y la Santa Sede.