print
 
MONEGROS - #CONTRALADESPOBLACIÓN
REPORTAJE

Se buscan familias con niños para evitar el cierre del colegio de Sijena

Los dos alumnos mayores del colegio de Villanueva pasarán al instituto y se quedará sola la pequeña.
La Asociación de Padres y Madres impulsa la iniciativa a la que el ayuntamiento se suma y aporta gratis el material escolar



ELENA PUÉRTOLAS
26/03/2018

Una niña de cuatro años se queda sola para el próximo curso en el colegio de Villanueva de Sijena, por lo que si no llegan nuevas familias con hijos, el colegio público Miguel Servet queda amenazado de cierre. Ahora, es la escuela más pequeña de la provincia, que se mantiene abierta con solo tres alumnos, igual que otros tres colegios de Teruel.

Por ello, la Asociación de Padres y Madres del centro, según explica su portavoz María Ángeles Balasch, hace un llamamiento al que se suma el ayuntamiento para atraer a nuevos pobladores. Los reclamos son las ayudas municipales, pero esta madre también explica las posibilidades laborales que ofrece el municipio, con la reciente instalación de unas granjas de pollos en plena expansión para las que ya han contratado a algunos vecinos.

El ayuntamiento ofrece el material escolar gratis para los alumnos del colegio y, si las familias tienen otros hijos más pequeños, el 50% de la matrícula de la escuela infantil, que se ha estrenado este curso con dos usuarios. La diferencia de este llamamiento con otros tantos que han hecho muchos pueblos es que "el ayuntamiento no puede asegurar un puesto de trabajo", lamenta el alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas. Con todo, el consistorio sirve ahora de oficina de empleo para que los candidatos se apunten para trabajar en las granjas de pollos que ha ubicado en el término municipal la empresa catalana Premier Poultry S. L., con capacidad para casi 30.000 pollos y ampliable a 44.000. Por ahora, han construido tres naves y ya han contratado a tres vecinos de Villanueva de Sijena y a nueve de Peñalba, núcleo al que se encuentran más próximas. Además, se encuentra en plena expansión. Sin embargo, Salillas no puede ofrecer trabajo, por lo que quiere retomar un parque termosolar que quedó paralizado en 2011 por la reforma energética.

Mientras tanto, de los tres alumnos que asisten este año al centro dos son gemelos, Pablo y Ana, de 11 años, que pasan al instituto. Son los hijos de María Ángeles Balasch, que se resiste a dejar que la escuela eche el cierre, a pesar de que ellos viven en Sariñena. "Es un colegio en el que tienen las mismas posibilidades porque hacen todo tipo de actividades, pero además con una atención personalizada", comenta. Por eso, ha tomado la iniciativa de comunicar esta situación y se muestra dispuesta a poner anuncios para conseguir atraer a nuevas familias a este pueblo que ha perdido casi 100 habitantes desde 2010. Entonces tenía 512 y, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017, cuenta ahora con 405 vecinos. Esto supone una pérdida de un quinto de su población. Con todo, en esta localidad hay más niños en edad escolar pero sus padres han optado por llevarlos a otros centros educativos.

Los bienes recuperados en Cataluña han atraído visitas y un aumento de beneficios en los comercios locales pero esto no se traduce en niños. Con todo, el alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, asegura que van "a luchar" para que el monasterio se pueda visitar los días laborables para colegios o instituciones, de forma que genere más actividad. "Con lo que hemos luchado desde este ayuntamiento, no podemos permitir que esté cerrado", asegura.

En cuanto a los centros educativos, resalta que "hay parejas jóvenes que se plantean quedarse o irse en función de si hay escuela infantil o no". Por esta misma razón, entiende que todavía es más importante que el colegio continúe abierto. Con todo, desde el Gobierno de Aragón, que apuesta por que haya escuelas abiertas con tres alumnos, aseguran que las decisiones de cierre se toman en verano por si llegan familias.