print
 
ALTO ARAGÓN - #CONTRALADESPOBLACIÓN

De un gran hotel de lujo en París a abrir uno en el Biello Sobrarbe

Inauguración del Hotel Tierra Buxo de Arcusa con Marta Romero (a la derecha, en el centro) y las autoridades ante muchos vecinos.
Marta Romero y Romain Favrot inauguran el Hotel Tierra Buxo en Arcusa para revitalizar con el turismo el norte de la Sierra de Guara y paliar la despoblación

Monte Perdido a un lado, al otro Guara y allá a su frente... Arcusa. Estas son las vistas del Hotel Tierra Buxo, que se inauguró ayer ante 200 personas, en la zona de Aínsa-Sobrarbe conocida con el mismo nombre en aragonés por la abundancia de boj. Es una apuesta de Marta Romero, joven con orígenes en esta localidad, y de su pareja, Romain Favrot, que han cambiado su trabajo durante 13 y 20 años en un hotel de cinco estrellas de París con 470 habitaciones por su sueño de crear uno con encanto de solo cinco habitaciones. Arcusa, entre Aínsa y Alquézar, se les antojó como el lugar ideal para ofrecer un turismo de calidad en el medio rural y potenciar una zona muy afectada por la despoblación. "El turismo va a ser clave para que el Biello Sobrarbe renazca", estima Romero. Por el momento, ya se ha asentado una familia más en este núcleo de 30 habitantes y han creado tres puestos de trabajo tras invertir 800.000 euros.



ELENA PUÉRTOLAS
07/04/2018

HUESCA.- Estas "actividades no deslocalizables" juegan un papel muy importante porque "es la economía real llevada al medio rural y la que tiene que ser apoyada", comentó en la inauguración el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, que reclamó medidas de discriminación positiva. "Son necesarias políticas que animen a vivir en estos pueblos para compensar otras que no han tenido en cuenta al medio rural", en alusión a reducciones del IRPF o en las cuotas de autónomos. Al acto asistieron responsables institucionales de las comarcas y ayuntamientos de Sobrarbe y Somontano así como muchos vecinos en lo que se convirtió en un gran acto social.

De pronto, desde el mirador del Vero, Marta y Romain descubrieron un día de 2014 la grandeza de la Sierra de Guara. Además, unos franceses les dijeron que apenas había lugares para alojarse en la zona y ahí surgió la idea. Ahora, quieren aplicar el aprendizaje acumulado en el Hotel InterContinental Paris Le Grand, en el que se alojan los Reyes de España o donde Rafa Nadal celebra sus triunfos en el Roland Garros. Las personalidades del mundo de la moda para la Fashion Week o artistas y famosos como Isabel Presley, Plácido Domingo o Rafael pasan por las habitaciones del hotel en el que Marta Romero, que ahora tiene 36 años, empezó a trabajar, tras estudiar Turismo en su ciudad, Lérida, desde la que viajaba a Arcusa cada fin de semana cuando era niña. Comenzó en recepción y fue ascendiendo a otros departamentos como relación con el cliente, servicio comercial, mientras su pareja trabajaba en el restaurante. Aquí, ofrecerán comidas con reserva y productos km. 0.

Un aumento del turismo del 40 % en tres años

"Veníamos todos los veranos y veíamos que la zona cada vez era más turística. Vienen muchos extranjeros porque es una zona virgen y muy tranquila", comenta Marta Romero. De hecho, el alcalde del municipio Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, resaltó que el número de turistas ha crecido un 40 % en los últimos años: de 27.000 en 2014 a los más de 45.000 del año pasado. Pueyo se mostró ilusionado al ver cómo "en esta zona norte de la sierra de Guara también está encontrando su hueco el turismo" y se plantea el reto de "diversificar las visitas por todo el municipio para asentar población, algo que tenemos presente en cada paso que damos".

Por ello, Marta y Romain quieren centrarse en ofrecer turismo de calidad y que la estancia se convierta en una experiencia. En un edificio de 450 metros, han construido tres habitaciones y dos suites desde las que se ve o bien el Pirineo o bien la Sierra de Guara, que también se puede contemplar desde la piscina. El precio va desde 113 euros la habitación doble más pequeña. "Queremos dar un servicio muy personalizado, mimando mucho a los clientes de forma que entren como clientes y salgan como amigos.", indica.

Mientras se gestó el proyecto han visitado los hoteles de la provincia con las valoraciones de los clientes más altas como el Siete Reyes de Aínsa, el Serra o el Bonansa Country en esta localidad ribagorzana, la Casa del Río de Benasque, la Hostería de Guara en Bierge o la Demba de Abizanda. "Todos ellos nos recibieron con los brazos abiertos y nos animaron a que siguiéramos adelante. Algunos están en pueblos como nosotros y les va bien", indica. Ese fue el principio de algo que Marta Romero resalta y es la acogida de todos los vecinos. "Al final, vivir aquí es como una gran familia porque todos nos ayudamos, mientras que en París ni conocíamos a nuestros vecinos", señala. "Aquí es donde nos asentamos y donde creamos nuestros puestos de trabajo y otro para mi madre. Al final, es luchar contra la despoblación", indica.

El hotel se construyó tras derribar una explotación agrícola de los años 60 de su abuelo. La edificación es de piedra, por lo que conserva las características de la zona y han aplicado parámetros de bioconstrucción. Además tiene unos grandes balcones de cristal y, en el interior, la decoración es de estilo nórdico. Para ello, han contado con el respaldo del Centro de Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza (Cedesor) a través de la que han recibido una ayuda Leader de 100.000 euros. Su presidente, Modesto Pascau, también se mostró ilusionado ayer.

El hotel se ha integrado en el nuevo proyecto de Vignerons Independientes, que se ha creado en Aínsa con pequeñas bodegas locales, así como en la red Bikefriendly, de amigos de la bicicleta, por lo que cuentan con taller, guardabicis y zona de lavado para recibir a los "bikers" de la Zona Zero de Sobrarbe.

Al final, quieren que sea una experiencia de "desconexión", aunque disponen de wifi y esperan que pronto llegue la banda ancha con el programa de la Diputación Provincial, ya que su localidad se incluye en la primera fase. "Hemos hecho un cambio de vida porque aquí cada día hay una luz especial. Para nosotros es un sueño que se hace realidad y tenemos ganas de recibir a los clientes y enseñarles esta zona", concluye la impulsora.