print
 
RIBAGORZA - #CONTRALADESPOBLACIÓN

Puertas abiertas para salvaguardar la escuela

La escuela de Montanuy y Bonansa celebró ayer una jornada de puertas abiertas.
Bonansa y Montanuy mantendrán su escuela pese a la pérdida de alumnos el próximo curso



ELENA FORTUÑO
12/04/2018

La escuela que comparten los ayuntamientos de Montanuy y Bonansa mantendrá las dos aulas con que viene contando hasta ahora, pese a perder, en principio, cuatro alumnos de cara al próximo curso.

Esta decisión de la Dirección Provincial de Educación se trasladó ayer a las familias coincidiendo con la jornada de puertas abiertas que ambos consistorios, junto con los padres de los alumnos, habían organizado para incentivar la matrícula en el centro y evitar la pérdida de ese aula.

La jornada se organizó ante las posibles consecuencias de la reducción del alumnado de 14 a 10 de cara al próximo curso y con la que peligraba una de las dos aulas, explicaba la alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza, quien detalló que esta situación venía dada por la marcha de dos familias.

La decisión de Educación, sin embargo, supuso un alivio para ambos consistorios y las familias cuyos hijos estudian en este centro, perteneciente al CRA de la Ribagorza Oriental con sede en Benabarre.

El interés común de ayuntamientos y familias de organizar esta jornada de puertas abiertas llevada a cabo ayer era incentivar la matrícula en el centro. La jornada pretendía, en primer lugar, dar a conocer las instalaciones, ubicadas en la Casa Consistorial de Montanuy, aunque sirvió también para trasladar el comunicado de educación y dar tranquilidad a los padres.

"La escuela es el punto de encuentro de los niños del municipio", algo fundamental en un término con 180 censados, de los que solo residen un centenar entre los 17 núcleos de población, repartidos en una extensión de 164 kilómetros cuadrados.

"Es una población muy envejecida, por lo que para nosotros mantener la calidad de la escuela es fundamental. Es la base de nuestra supervivencia", aseguró la alcaldesa de Montanuy.

"Hay que incentivar a la gente joven para que venga aquí porque para nosotros la escuela es primordial", concluyó la regidora.

El centro se compone de esas dos aulas y un comedor escolar con cocina propia. Como servicios educativos destacados, la escuela ofrece un proyecto bilingüe más una materia en catalán.

El Ayuntamiento de Montanuy, que colabora muy activamente con el centro con ayudas como una subvención anual para material, se encarga también del transporte cuando los alumnos de la escuela realizan actividades extraescolares.

Como novedad, además, para el próximo curso el centro se dotará con monitoras para permanencias entre las 7:30 y 9:30 horas para facilitar a las familias la conciliación.

Además de este servicio se ayudará a las familias en la compra del material escolar con una apoyo que puede llegar hasta el 90 por ciento del coste, según el número de hijos.