print
 
FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Rubi: "Quiero ser campeón de liga con el Huesca"


El técnico azulgrana destaca la importancia de la última jornada y el objetivo de la victoria en Oviedo



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
31/05/2018

HUESCA.- Rubi quiere ser campeón con el Huesca y ese es el objetivo con el que irá al equipo a Oviedo para disputar la última jornada este sábado. En su última rueda de prensa en Huesca, el entrenador azulgrana ha destacado este jueves, en cuanto a la trascendencia del choque, que "nos estamos jugando el liderato", algo que "particularmente me hace muchísima ilusión, porque ser campeón de algo es muy difícil".

Rubi acabó el pasado domingo muy contrariado con la derrota y su mensaje ha sido muy claro. "Me vistéis la cara el otro día después del partido. Porque yo quiero ser campeón de liga. Por eso estoy con la misma cara. Nos queda una bala, una oportunidad, y hay que intentarlo. Es muy bonito que el año que viene venga la Liga de Fútbol y traiga aquí la copa de campeones. Hay que ser conscientes de que podemos vivir ese momento, y aunque no estaré me sentiré muy partícipe, y hay que pelearlo. Es muy importante tener en el currículo un título de liga. Aquí las ligas las ganan el Barça, el Madrid, alguna vez el Atlético y los demás el que gane de segunda. No hay más ligas para ganar. Esa posibilidad no la podemos perder de vista y vamos a intentarlo. Al jugador lo estamos convenciendo en ese sentido".

Antes del encuentro con el Nàstic, Rubi comentó que barajaba varias opciones para confeccionar las alineaciones de los dos últimos encuentros. Ante el cuadro catalán puso en danza un once tipo y ha anunciado que los tiros para el Carlos Tartiere pueden ir en la misma dirección, contrariamente a su idea inicial de repartir más minutos. "También os dije que quería ver cómo iban los entrenos y mi planteamiento en ese sentido ha cambiado un poquito. Es muy posible que vayamos a sacar un once bastante similar al que ha acabado con el peso específico al final de liga".

El entrenador del Huesca espera un partido "bastante difícil" y a un Oviedo que "va a pelear hasta el último momento las opciones que tiene de meterse en la promoción y, como es normal, querrá acabar en su casa ofreciendo una victoria a su público. Por tanto, un equipo muy duro y complicado, muy difícil de hacerle ocasiones de gol".

Ha admitido Rubi que, tratándose del último partido de la temporada, de él como entrenador del Huesca y llegar con los deberes hechos, también ha tenido su dificultad para estar centrados en Oviedo. "Lo que hemos 'olido' como entrenadores es que es una semana en la que los dos primeros entrenos los hemos enfocado mucho en temas técnicos para que el jugador no tenga que estar pensando mucho y mañana sí que nos meteremos de manera más profunda en el planteamiento del partido. Es cierto que cuesta un poquito más porque es final de temporada, me consta que hay reuniones con jugadores si van a seguir o no y manejar todo esto antes de un partido no es nada fácil. Pero estoy convencido de que en Oviedo vamos a competir al máximo de nuestras posibilidades".

En cuanto a los tres partidos de sanción a Akapo, "acabó muy afectado el partido porque enseguida se le dijo que le iban a caer dos encuentros y él entendía que no era ni roja, se podía conformar con uno y al final le han caído tres. Está dolido y es una pena que no tuviera un poco más de calma ya que por la acción es un partido y lo otro es por las protestas. Supongo que le servirá de lección para la próxima vez también".

MUY CONTENTO POR LEO FRANCO

En la rueda de prensa se le ha preguntado a Rubi por Leo Franco, que será su sustituto al frente del Huesca en su estreno en Primera División. "Estoy muy contento por él porque es una persona que desde que este cuerpo técnico ha llegado aquí nos ha puesto muchísimas facilidades y nos ha ayudado al máximo en todo lo que él ha podido para que el engranaje de todo funcionara. Me consta que está muy ilusionado. Ya hemos hablado, me he puesto a su disposición por si necesita cualquier tipo de valoración desde nuestro punto de vista y desearle muchísima suerte. Estoy seguro de que lo puede hacer bien".

También se le ha planteado si le podía dar algún consejo y Rubi ha comentado que "ya sabe en el mundo que se mete y lo complicado que es. Que intente tener unas ideas claras y trabajar al máximo con sus ideas. Además, tiene un perfil humano muy bueno, que eso para mí es importante. A veces los entrenadores tenemos pequeñas diferencias en cuanto a ideas de trabajo o de cómo jugar, pero la persona es importante. Y en ese aspecto Leo lo tiene todo ganado".