print
 
LOS MONEGROS

Villanueva de Sijena reclamará dos piezas que se encuentran en Cataluña


12
El Ayuntamiento pedirá la nulidad de la supuesta venta de una arqueta de marfil y la devolución de la tabla Santa Cena



ÁNGEL HUGUET
18/06/2018

BARBASTRO.- El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena reclamará la nulidad de la supuesta venta de una arqueta de marfil del siglo XV, con reliquias, procedente del Monasterio de Sijena que se encuentra en el Museo Marés, de Barcelona, y la devolución de la tabla Santa Cena (siglo XVII) que forma parte de una colección del cenobio que se encuentra en depósito en el Museo de Lérida y para la que sería necesaria la autorización de la priora de las sanjuanistas, propietarias del monasterio, que reside en Salinas de Añana (Victoria).

Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, ha comunicado el interés por ambas piezas tras calificar como "hallazgo" la documentación aportada por el historiador barbastrense Juan José Nieto, publicada ayer en DIARIO DEL ALTOARAGÓN, sobre "Contribución de la Expo del 29 de Sevilla a la causa de Sijena". Aporta datos y fotos que "ponen fin a todas las especulaciones".

El historiador señaló que "para gran regocijo de la causa de Sijena han aparecido dos piezas nuevas, ambas reclamables porque son propiedad del monasterio y se cedieron para la Exposición de Sevilla de 1929. Se ha dicho que las vendieron las religiosas en 1927 pero en las actas notariales de 1929 se recalca la propiedad del monasterio" Salillas manifestó su "satisfacción" porque se abren nuevas vías para reclamar dos obras.

"En el Museo de Lérida no muestran la tabla entre las expuestas, una prueba más de que ocultan el patrimonio de procedencia aragonesa. La arqueta de marfil es una pieza muy valiosa y vamos a reclamarla porque ahora tenemos pruebas documentales claras", agregó.

En la misma línea opinó el abogado Jorge Español, quien informó sobre la intención de una reunión con el Gobierno de Aragón "para coordinarnos y reclamar juntos las piezas".

En este aspecto, indicó que "lejos de lo que dicen los historiadores de Lérida, quienes presumen de que hubo venta de bienes entre 1925 y 1927, sin las debidas licencias, en vez de hablar de un expolio claro.

Nieto ha acreditado que las religiosas no hicieron ninguna venta del patrimonio artístico desde la declaración del monasterio como Monumento Nacional, en 1923, como se refleja en la sentencia del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca sobre la nulidad de ventas entre los años 1980-1993".

Español señaló que "se ha probado que las dos obras, arqueta y Santa Cena, eran piezas del tesoro artístico del Monasterio de Sijena cuando se declaró Monumento Nacional y, por tanto, no se podían vender sin autorización de la Dirección General de Bellas Artes, además de las consiguientes licencias canónicas preceptivas que nunca consiguieron". En esta línea, "el Museo Marés alega título de propiedad de la arqueta, mientras que la tabla de la Santa Cena es una pieza en depósito".