print
 

Cinco detenidos en una gran operación contra el tráfico de drogas en la calle Valencia de Huesca


123
Uno de los arrestados intentó escapar de la Policía por el tejado del edificio. Medio centenar de agentes, incluida la UPR de Zaragoza, participó en el operativo policial



O. ISARRE
28/06/2018

HUESCA.- Una macrorredada este miércoles por la mañana en uno de los puntos más conflictivos de la ciudad, la calle Valencia, finalizó con la detención de cinco personas, cuatro de ellas por tráfico de drogas y una quinta por atentado a agente de la autoridad, y el desmantelamiento de un punto de venta de droga.

Poco después de las seis de la mañana, medio centenar de agentes iniciaron la operación, que tuvo como epicentro el número 23 de la calle Valencia, informó la Policía Nacional.

El comportamiento incívico de las personas que viven en este bloque ha llevado a que la asociación vecinal del Perpetuo Socorro, tras hablar con los vecinos de la zona, haya pedido a las instituciones reiteradamente y desde hace varios años que actúen en la zona para poner fin a los problemas de convivencia y civismo que hay en el lugar.

Ayer, mientras la Policía Local apoyaba el operativo cortando al tráfico las calles aledañas, decenas de policías nacionales (incluido el refuerzo de la UPR, Unidad de Prevención y Reacción, de Zaragoza) procedían a los registros domiciliarios.

La Policía Nacional confirmó que los cinco detenidos, todos ellos mayores de edad, tienen antecedentes por delitos varios, como tráfico de drogas. Además, uno de los arrestados este miércoles es el condenado por herir en 2015 a un policía local con un arma de balines.

 

INTENTO DE FUGA POR EL TEJADO DEL EDIFICIO

Uno de los sospechosos intentó evitar en vano su detención escapándose por el tejado. Salió del piso en el que estaba por la ventana, trepó hasta la azotea por una bajante de aguas fluviales y fue finalmente detenido cuando trataba de bajar del tejado a otro piso, explicaron fuentes policiales. Al parecer, según estas mismas fuentes, la persona que intentó huir por el tejado era la condenada por disparar con un arma de balines a un policía municipal, aunque la Policía Nacional no pudo confirmarlo. El Cuerpo Nacional de Policía dará este jueves más datos del operativo.

Los cinco detenidos fueron trasladados a la Comisaría de la Policía Nacional para prestar declaración, mientras que en los exteriores de las dependencias policiales se concentraban decenas de familiares y allegados de los arrestados, según afirmaron viandantes y confirmó la propia Policía Nacional.

Tres de las personas detenidas en el operativo de este miércoles, agregaron fuentes policiales, forman parte de una misma familia, siendo el padre y dos hijos.

 

SEGUNDA GRAN OPERACIÓN POLICIAL EN LA ZONA

El de este miércoles es el segundo operativo de grandes dimensiones en la zona de las calles Valencia y Joaquín Roig.

El primero tuvo lugar en febrero de 2017, cuando alrededor de 30 agentes de la Policía Nacional -que como ayer contaron con refuerzos de la UPR de Zaragoza- y de la Policía Local escoltaron a trabajadores de Endesa para que estos procedieran a desenganchar los 21 empalmes ilegales a la red eléctrica que se detectaron. Se inspeccionaron 40 viviendas de los números 19, 21 y 23 de la calle Valencia y 3 y 5 de Miguel Fleta.

Esta operación, sin embargo, no llevó la calma a la zona. Al contrario, días después, varios vecinos acudieron a la Asociación del Perpetuo Socorro para denunciar que la situación se había agravado, llegando a ser "insostenible", ya que los vecinos "problemáticos" habían empeorado su conducta. A los habituales problemas se sumó la rotura intencionada o avería de las bajantes, lo que provocó que las aguas fecales cayeran en los garajes de Miguel Fleta, inundando toda la zona de un olor nauseabundo.