print
 

El jefe de la Policía Local Huesca declara durante la investigación en una operación por los contratos de gestión


12
La investigación se centra en la adjudicación de contratos de gestión de tráfico a Gespol



JARA ARNAL
04/07/2018

HUESCA.- El jefe de la Policía Local, Alberto Edroso, declaró este martes en el marco de la macrooperación Enredadera contra la corrupción en la gestión de contratos que afectan a sistemas de gestión policial. El máximo responsable de este cuerpo fue trasladado a la comisaría de la Policía Nacional tras los registros realizados en el Ayuntamiento por agentes de la Unidad Judicial de Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional. Estos se repitieron en más de cuarenta localidades de la geografía española y finalizaron con 39 detenidos.

Esta investigación, liderada por la Fiscalía Anticorrupción, incluye la revisión de los documentos y contratos realizados tanto por la actual corporación como anteriores. Fuentes de la investigación indicaron que los hechos presuntamente delictivos se remontan a 2012 y 2013, cuando se amañaron los pliegos de los contratos municipales adjudicados a la empresa Aplicaciones Gespol, pertenece a Valoriza Servicios Medioambientales, del grupo Sacyr, dedicada al mantenimiento informático para la gestión de infracciones de tráfico y seguridad vial.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona, según confirmaron desde la Fiscalía General del Estado, ordenó este martes la entrada y registro en más de una veintena de ayuntamientos y el requerimiento de documentación en casi otra veintena de municipios, además de la Diputación de Alicante. En el dispositivos desarrollado en toda la geografía española participaron 580 policías.

Los agentes accedieron a primera hora de la mañana al Ayuntamiento de Huesca a través del aparcamiento público situado en los bajos del mismo, lo hicieron en un coche camuflados y vestidos de paisano, por lo que, a pesar de tratarse del horario de apertura al público, no llamaron la atención. Al llegar ante los responsables municipales -el alcalde Luis Felipe se encontraba de viaje en Madrid- se identificaron para solicitar acceso a la información solicitada.

Al contrario de lo que sucedió en Teruel, donde se realizó un operativo para desalojar y controlar el acceso a las dependencias municipales, en el Palacio Consistorial ni los propios usuarios y funcionarios se enteraron del registro y desarrollaron su labor con normalidad.

En los registros, que se prolongaron durante cuatro horas, al parecer, participaron además de Edroso, el oficial mayor del Ayuntamiento, al encontrarse el secretario municipal de vacaciones, y los agentes requirieron documentación tanto a las áreas de Contratación como de Secretaría. En todo momento, según apuntaron fuentes municipales, el Ayuntamiento ofreció su "máxima colaboración" con la operación policial y estuvo a disposición de la Policía Nacional para facilitar toda la información y documentación requerida. En principio, no constaría ningún contrato de las características mencionadas a la citada empresa. Ante las peticiones de información de los medios, desde el Consistorio insistieron que no se facilitarían más datos al estar la investigación bajo secreto de sumario.

 

EDROSO DECLARÓ "NO TENER NADA QUE VER"

 

Al parecer, según informó la agencia Efe, los agentes encargados de las investigaciones pasaron previamente por las dependencias de la Policía Local para inspeccionar el despacho de Edroso. Éste posteriormente fue trasladado y, asistido por un letrado, estuvo prestando declaración antes de ser puesto en libertad. Las fuentes citadas explicaron que el jefe de policía aseguró "no tener nada que ver" con los hechos que investiga la Fiscalía Anticorrupción, y se mostró en todo momento dispuesto a colaborar.