print
 
ALTO GÁLLEGO

El río Gállego y el Zadorra registran incumplimientos puntuales por lindano


Un informe de la CHE califica las concentraciones de importantes pero admisibles



EFE
13/07/2018

ZARAGOZA.- El río Gállego en Hostal de Ipiés y el Zadorra en Vitoria/Tres Puentes han registrado en 2017 incumplimientos de concentraciones admisibles, importantes aunque puntuales, por presencia de hexaclorociclohexano (HCH), compuesto utilizado en la fabricación del pesticida lindano.

Así se recoge en el informe de la Red de Control de Sustancias Peligrosas correspondiente a 2017 que elabora la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y que se integra en las redes para el control de la calidad general de las aguas y de vigilancia para el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua respecto al buen estado químico de las masas de agua.

Para elaborar el informe se realizan análisis en agua, sedimento y biota (peces) en una red compuesta de veinticuatro puntos seleccionados por sus especiales presiones industriales. En la matriz agua se han tomado 5.792 muestras y analizado 55 sustancias.

Los veinticuatro puntos de control se sitúan en los tramos con mayores presiones, en los ríos Ebro, Zadorra, Ega, Arga, Jalón, Huerva, Gállego, Martín, Vero, Cinca, Isuela y Segre.

Los incumplimientos en esta red tienen en cuenta superación de concentraciones máximas admitidas expresadas en las medias anuales (para problemas de exposición a largo plazo) y superación de concentraciones máximas admitidas que muestran detecciones puntuales (mostrando problemas de exposición a corto plazo).

En la matriz agua se han superado los límites de cuantificación en casos de diecinueve sustancias (teniendo en cuenta que son 55 las analizadas), menos que en 2016, cuando se detectó presencia por encima del límite en veinticuatro sustancias.

Los casos más importantes de seguimiento por incumplimientos detectados en esta red de control han sido de nuevo por presencia de HCH en el río Gállego (tras el episodio de contaminación en 2014) y en el río Zadorra en Álava (control en la estación situada aguas abajo de Vitoria por la presencia de HCH procedentes de lixiviados del vertedero de Gardelegui, que se conducen a la Estación Depuradora -EDAR- de Crispijana).

En ambos casos se ha realizado un mayor número de toma de muestras y analíticas y en los dos se mantiene la fotografía del pasado año.

En el caso del Gállego, los cuatro puntos de control han mostrado una situación estabilizada y normalizada, aunque se requiere mantener el dispositivo actual.

El Zadorra ha mantenido el patrón de años anteriores, por lo que desde la CHE se insiste en la necesidad de presentar un programa de medidas correctoras para evitar la entrada de HCH en la red de colectores de la EDAR.

El resto de la fotografía de la cuenca en la red de sustancias peligrosas es similar a la de últimos años.

En lo que se refiere a superación de medias anuales, sólo se ha detectado un incumplimiento, tanto en sustancias prioritarias (en este caso níquel) y preferentes (en este caso selenio), ambos en el punto Huerva/Fuente de la Junquera, en Zaragoza, y ambos, siguiendo con datos similares a años anteriores.

Junto con los incumplimientos puntuales en el Zadorra y el Gállego, sólo se ha detectado otro caso, aislado, en el Isuela/Pompenillo, en Huesca, que se cotejó con muestras en los dos meses siguientes sin encontrar nueva presencia de HCH.

La red incluye controles de sedimentos, pese a que no hay establecidas normas de calidad ambiental y por tanto, no hay límites máximos de concentración y sólo se destacan presencias de sustancias y de biota (peces).

En ambos caso el informe destaca, un año más, la presencia de mercurio y en el caso de los peces, se ha detectado en veintitrés de los veinticuatro puntos de control, con concentraciones especialmente elevadas en el Cinca/aguas abajo de Monzón (principalmente en barbos, pero también en bagres y madrillas).