print
 

Grupos feministas exigen que dimitan la subdelegada y la edil de Seguridad


Cambiar tendrá una asamblea, en la que su portavoz abogará por dimisiones, y el PP pide explicaciones "documentadas"



O. ISARRE
23/08/2018

HUESCA.- La confirmación por parte de fuentes de la Fiscalía de que la denuncia por un delito contra la libertad sexual se produjo la noche del 9 al 10, publicada el miércoles por este periódico, ha llevado a colectivos feministas y partidos a exigir dimisiones por la "ocultación" y "manipulación". Militancia Feminista, el Colectivo de Mujeres Feministas y Chunta coinciden en exigir las dimisiones de la subdelegada del Gobierno, Isabel Blasco, y la concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, pero Militancia Feminista también reclama las del alcalde, Luis Felipe, y del concejal de Igualdad, Fernando Gállego. También CHA exige la renuncia del regidor.

Subdelegación remitió el miércoles a Delegación del Gobierno, que afirmó que "no hay ninguna novedad". Sas no hizo declaraciones.

 

GRUPOS FEMINISTAS

 

Militancia Feminista, que se concentró el 11 exigiendo información, censuró "la nula reacción, la negación de lo que sucedía, las mentiras y la información con cuentagotas, la manipulación y la responsabilidad que les corresponde y nadie asume".

Subrayó que se produjeron agresiones sexuales los primeros días de fiestas y que "a diferencia de otros lugares donde la respuesta institucional es inmediata, se hace el silencio los días claves por intereses económicos".

Sólo se empezó a hablar días después pero "ocultando información" y aún hoy no hay "ninguna versión oficial ni muestra de rechazo del Ayuntamiento".

Resaltó que desde el 11 hay un detenido con medidas cautelares sin que las instituciones informen, el Ayuntamiento con su "bochornoso silencio" y la Subdelegación "mintiendo de manera descarada".

Por su parte, el Colectivo de Mujeres Feministas pide la dimisión de Blasco y Sas, y demanda "una clara y transparente comparecencia del alcalde". "En Vitoria, en San Sebastián, a ningún alcalde se le caen los anillos por denunciarlo pero este Ayuntamiento no ha estado a la altura", declaró Charo Ochoa, quien opinó que se ha buscado no perjudicar "la marca de Huesca como ciudad tranquila".

El Colectivo criticó la "pésima gestión del protocolo Raellas al que está adherido el Consistorio" y "la continuación de declaraciones y matizaciones que nos han sumido más en la perplejidad".

 

PARTIDOS

 

Cambiar celebrará una asamblea para "tomar las medidas oportunas", aunque la portavoz, Carmen García, adelantó que defenderá pedir dimisiones "desde el más alto nivel al más bajo", en especial las de Blasco y Sas. La edil ha sido "siempre" quien le ha informado: "A mí me ha mentido Teresa Sas, si a ella le han mentido es aún peor". Cambiar consideró la gestión "del todo nefasta".

El PP exige explicaciones "inmediatas y documentadas" sobre la posible denuncia del 9 al 10 y recordó que los responsables municipales hablaban de investigaciones de oficio, negando que hubiera denuncias. También reclamará una comisión urgente de Seguridad. Gerardo Oliván subrayó que "es inconcebible" que el alcalde desconociera la denuncia, por lo que "toda responsabilidad recae sobre él". Si se confirma la denuncia, el PP exigirá su inmediata dimisión y si se confirma que Felipe ha tenido la "complicidad" de Cambiar y ASP, "el gobierno local no puede durar ni un minuto más".

Mary Romero (ASP) se declaró "a la espera de que se dé la información oficial con claridad y transparencia", pero adelantó que "si es cierto que existía denuncia y se confirma oficialmente, se ha mentido y hay que pedir responsabilidades", ya que se trataría de "una mentira gravísima".

José Luis Cadena (Cs) aseguró que sólo ha tenido fuentes oficiosas y que la única información municipal fue el 10 al preguntar si había casos y le dijeron que desconocían tal extremo.

Sonia Alastruey, de CHA, acusó a Subdelegación y Concejo de "ocultar" la denuncia aludiendo a "rumores" con el fin de "no empañar las fiestas".