print
 
SUCESOS

Policía Nacional y Local detuvieron al acusado el día 9


La intervención se originó por la tarde a raíz de una llamada a la sala del 092 de la Policía Local



O. ISARRE
25/08/2018

HUESCA.- Agentes de Policía Local y Nacional detuvieron la tarde del 9 de agosto, en una intervención conjunta, a un acusado de haber cometido un delito sexual esa misma tarde, confirmaron el viernes a este medio cinco fuentes conocedoras de los hechos.

El inicio de la intervención policial se originó la tarde del 9 por una llamada a la sala del 092 de la Policía Local advirtiendo de unos hechos que podían constituir indicios de un posible delito contra la libertad sexual.

Una patrulla de la Policía Local, relataron estas mismas fuentes, acudió al céntrico lugar donde estaba la joven junto a otras personas que la estaban ayudando.

A la vez que asistían a la joven, los agentes municipales averiguaron el lugar donde presuntamente se había cometido el delito contra la libertad sexual y hacia esa vivienda fue otra patrulla de la Policía Local, agregaron estas fuentes.

En el entretanto, el cuerpo municipal había avisado a la Policía Nacional, como establece el protocolo para estos casos. El Cuerpo Nacional de Policía también envió efectivos a la dirección donde presumiblemente se había cometido el delito, a unos pocos cientos de metros del lugar donde la Policía Local había atendido a la joven.

Poco tiempo después de que policías municipales asistieran a la víctima, otros agentes del cuerpo llegaron al lugar donde se habría cometido el delito contra la libertad sexual y una intervención conjunta de la Policía Nacional y Local permitió detener al sospechoso, que fue trasladado acto seguido a la Comisaría de la Policía Nacional. A partir de ese momento, el Cuerpo Nacional se encargó de las investigaciones.

Mientras, la chica fue acompañada hasta el Hospital para que se le asistiera sanitariamente y se hiciera un informe médico antes de acudir a la Policía Nacional.

Este caso, coinciden fuentes consultadas el viernesy en días pasados (de Fiscalía y otras también conocedoras de los hechos), es el que acabó derivando en una denuncia la noche del 9 al 10 de agosto.

 

MEDIDAS CAUTELARES DESDE EL DÍA 11

 

El juez, según adelantó este periódico en su edición del 22 de agosto en base a fuentes de la Fiscalía, dejó en libertad provisional al acusado el 11 de agosto, dos días después de la detención.

Además, el juez también le impuso una serie de medidas cautelares como las prohibiciones de comunicación y aproximación a 500 metros de la víctima, la comparecencia dos veces al mes en los juzgados y la obligación de comunicar posibles cambios de domicilio.

La información transmitida por la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Huesca ha originado numerosas quejas, tanto de partidos políticos como de grupos feministas.

La Subdelegación afirmó el 10 que no había ninguna denuncia y tres días más tarde, el 13, comunicó a los medios que había abiertas dos investigaciones de oficio sin que se hubieran interpuesto denuncias.