print
 

Mucho Barcelona para un digno Huesca (8-2)

Cucho celebra el primer gol del partido
Los de Leo Franco dieron una muy buena imagen en la primera parte pero se desinflaron en la segunda



JAVIER GARCÍA SALVATIERRA
02/09/2018

8- FC BARCELONA: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti (Lenglet, minuto 65), Jordi Alba, Sergio Busquets (Arthur, minuto 76), Rakitic (Arturo Vidal, minuto 71), Coutinho, Dembélé, Leo Messi y Luis Suárez.

2- SD HUESCA: Werner, Miramón, Pulido, Etxeita, Luisinho, Musto, Melero, Álex Gallar (Semedo, minuto 65), Moi Gómez, Cucho (Chimy Ávila, minuto 71) y Longo (Gürler, minuto 58).

GOLES: 0-1 Minuto 2: Cucho. 1-1 Minuto 16: Messi. 2-1 Minuto 24: Pulido, en propia puerta. 3-1 Minuto 40: Luis Suárez. 4-2 Minuto 48: Dembélé. 5-2 Minuto 51: Rakitic. 6-2 Minuto 61: Messi. 7-2 Minuto 81: Jordi Alba. 8-2 Minuto 92: Luis Suárez, de penalti.

ÁRBITRO: Mario Melero López (comité andaluz). Amonestó a Vidal, del Barcelona, y a Luisinho y a Musto, del Huesca.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 3 de LaLiga Santander disputado en el estadio del Camp Nou, con más de 72.000 espectadores.

 

BARCELONA.- El Huesca se topó con el todopoderoso Barcelona que, liderado por un excelso Leo Messi, goleó a los azulgranas para ponerse en lo más alto de la tabla.

El conjunto oscense soñó con la machada tras adelantarse en el minuto 2 con el primer gol de Cucho en Primera y con el 3-2 de Gallar antes del descanso, pero en el segundo tiempo apareció la mejor versión de un Barça que maniató a los de Leo Franco. Pese a todo, buena imagen en los primeros 45 minutos de un Huesca que sigue dando sus primeros pasos en la máxima categoría del fútbol español, esta vez en un monumental Camp Nou.

 

IMÁGENES DEL PARTIDO Y LA AFICIÓN

 

Tres jornadas y el mismo equipo titular. Leo Franco apostó por no hacer cambios y mantuvo el equipo que había sacado cuatro puntos en Éibar y Bilbao. Werner repitió en la portería, con Miramón y Luisinho en los laterales y Etxeita y Pulido de centrales. Por delante, Musto y Melero formaban el doble pivote, con Moi Gómez en la izquierda, Álex Gallar en la derecha y Cucho y Longo arriba. Delante estaba un Barcelona en el que también jugaban los mismos once que la semana anterior en Valladolid.

Salió sin complejos el Huesca y tuvo premio. Una posesión larga de dos minutos acabó con Moi Gómez cediendo el balón a Miramón a la derecha. El centro del lateral lo aprovechó Longo en el segundo palo para dejarla de cabeza y que Cucho tocará lo necesario el esférico para marcar el primer gol. Otro momento para la historia oscense y primer gol que encajaba el Barcelona esta temporada.

Los culés manejaban el balón pero el conjunto oscense no se dejaba meter mano y, bien ordenado como en las jornadas anteriores, no hacía concesiones y, cuando recuperaba, no rifaba el balón salvo que fuera necesario. De hecho, cuando los azulgranas se hacían con el balón a su rival le costaba recuperarlo.

A los trece minutos, el cuero le llegó a Luis Suárez en la derecha y su centro lo sacó Miramón evitando que el balón le llegara a Dembélé para empujarla. En el 15 apareció Messi. El argentino recibió en la frontal y dejó sentado a Luisinho con un recorte para batir con la derecha a Werner después de que el esférico golpeara en el palo. No se vino abajo el Huesca, que en la siguiente jugada forzó un córner con un centro de Moi que despejó Umtiti.

Pudo volver a marcar el Barcelona en el 18.Melero perdió un balón ante Messi en la frontal y el pase del argentino lo recibió Dembélé, cuyo disparo atrapó Werner.

Apenas segundos después, un zapatazo de Rakitic desde fuera del área que se colaba en la portería lo envió el meta azulgrana a córner con una gran estirada. El Barcelona ya era dueño del partido, aunque no mandaba en el marcador.

Pero el Huesca también buscaba sus opciones y Melero recuperó en medio campo y mandó el balón a Cucho, cuyo tiro atrapó Ter Stegen. De nuevo la tuvieron los oscenses con una buena pared entre Cucho y Gallar, pero Ter Stegen se quedó con el balón y en el siguiente ataque local, Messi remató de cabeza y Werner también cerró su puerta.

Entonces la fortuna se alió con el Barcelona. En la enésima internada por banda de Jordi Alba, centró el lateral y Pulido metió la pierna, poniendo el 2-1 en contra.

Como con el 1-1, quiso reaccionar el Huesca, que se fue al ataque en la primera que pudo y Luisinho forzó otro córner que acabó sin peligro. Pero la posesión la monopolizaba el Barcelona, con el tridente Busquets-Rakitic-Coutinho moviéndola y Messi apareciendo para buscar la portería de Werner. Werner evitó el tercero de Sergi Roberto tras un envío perfecto, uno más, de Messi. Y segundos después, un disparo de Dembélé desde la frontal con la zurda rozó el larguero y se marchó fuera.

Messi metió otro pase milimétrico al hueco para dejar solo a Jordi Alba, pero Gallar apareció a ras de suelo para cortarlo y evitar así una ocasión clarísima. Despertó el conjunto de Leo Franco con un disparo mordido de Melero desde la frontal del área que atrapó con facilidad Ter Stegen.

En el 38 llegó una doble ocasión para Piqué. La primera, a centro de Messi, la sacó Miramón, y en el rechace fue Werner quien despejó el cuero. Un minuto después, el Barcelona cogió a la defensa oscense adelantada y un balón en profundidad le llegó a Jordi Alba a la izquierda. Su centro lo remató completamente solo Luis Suárez.

Desde el VAR avisaron a Melero López de un posible fuera de juego del lateral, pero tras la revisión se apreció que no lo había, por lo que el tanto del uruguayo subió al marcador.

De nuevo reaccionó el Huesca. Apareció Moi Gómez para abrir a la derecha a Cucho. El centro del colombiano golpeó en Jordi Alba, pero Moi no perdió la fe, fue a por el balón y lo metió al área pequeña, donde Gallar entró para acortar distancias a dos minutos del descanso. Buscó el cuarto el Barça con un disparo de Coutinho, pero Werner paró el tiro del brasileño. El Huesca llegaba al descanso por detrás en el marcador pero con vida y dando una muy buena imagen.

Entró como una apisonadora el Barcelona tras la reanudación. Se cumplió el primer minuto y, tras una pérdida de Moi, Coutinho levantó el balón por encima de la defensa y Messi controló y disparó al palo. Se librabra el Huesca de la primera.

A la segunda no perdonaron y un balón en profundidad a Dembélé lo aprovechó el francés para batir a Werner con un zurdazo cruzado. Tuvo una tercera el conjunto blaugrana con un mano a mano de Luis Suárez en el que Werner tapó bien. Y en la cuarta, un pase picado de Messi a la derecha le llegó a Rakitic, que, pese a estar escorado, voleó para hacer el quinto y dejar el partido visto para sentencia.

En el 57, Werner evitó el sexto con el pie en un mano a mano con Coutinho. Los de Ernesto Valverde ya eran dueños y señores del encuentro y el Huesca se defendía como podía encerrado en su campo y que apenas salía al ataque.

Las fuerzas flaqueaban y, en una de esas pocas ocasiones en la que los azulgranas fueron arriba, los locales iniciaron una contra que culminó Messi en un mano a mano en el 6-2 pasada la hora de juego.

Y así acabó el partido, con una última media hora en la que el Barça fue el amo del balón y los oscenses apenas pudieron acercarse a la meta de Ter Stegen en algunas contras, sin llegar a crear peligro.

En ese periodo Leo Franco hizo pruebas, con Pulido de lateral derecho y Miramón por delante, y Jordi Alba marcó el 7-2 y Luis Suárez, en un penalti que Werner cometió sobre el uruguayo, pusieron la puntilla con el 8-2 definitivo.

Al final, derrota de un Huesca más que digno que, después de complicarle la vida al Barcelona en la primera parte, se vino abajo en la segunda.