print
 
RIBAGORZA

Graus presenta a sus repatanes y repatanas en un emotivo acto


12
Montserrat Ballarín ofreció un pregón en el que proclamó su amor por la localidad



ELENA FORTUÑO
10/09/2018

GRAUS.- Graus vivió este sábado por la noche un intenso y emotivo acto de presentación de repatanes y repatanas y pregón de fiestas. Con la cercanía como telón de fondo, tanto en la intervención de la pregonera, Montserrat Ballarín, como la del alcalde, José Antonio Lagüens, los grausinos disfrutaron de este preámbulo festivo de forma masiva en una noche muy agradable.

La doctora en Derecho y concejal en el Ayuntamiento de Barcelona Montserrat Ballarín, también conocida como "Karina", disfrutó el "inmenso honor" de anunciar el inicio de los festejos, acompañada por compañeros del partido socialista como el senador Marcelino Iglesias, el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y alcaldes de la zona, así como por los miembros de la Corporación grausina, familiares y muchos amigos.

En la plaza Mayor, que aseguró que es "el mejor rincón del mundo" y donde recordó que jugaba de niña, cuando era de tierra y aparcaban los coches, "Karina" se sintió arropada por los suyos. "Proclamando mi amor a Graus y el profundo orgullo que siento de ser también grausina", ya que pese a haber nacido en Merli, desde 1960 su familia posee casa en el grausino barrio del Barrichós. De Merli, "un pueblo mágico" con un menhir de 5.000 años y una torre de defensa en su casa del siglo XI, recordó sus orígenes antes de trasladarse a Graus para formarse, gracias a la iniciativa de su madre, y después a Barcelona, donde reside.

"Mi madre, que fue una mujer excepcional, me buscó en Graus un segundo hogar, en casa de Concha de Silvestre, que se convirtió en mi familia de adopción. Así, igual que tengo varios nombres y varias familias, mantengo mi identidad grausina, barcelonesa y merlinense. Me resistiré a que me arrebaten mi derecho a ser europea, española, catalana y aragonesa levantando fronteras donde nunca antes han existido", aseguró.

Tildó a Graus de "diverso y plural" y dijo haber adquirido allí "los mejores valores que me han acompañado toda mi vida", además de establecer lazos de amor y amistad que perduran como evidenció en la fiesta de los 50 años celebrada con 58 de sus compañeros de colegio en Graus el pasado mes de julio. Recordó también cómo dio la bienvenida en grausino a la Coral de Graus que actuó en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona el pasado año, en la conmemoración del centenario de la actuación del Orfeón de Graus en la Ciudad Condal.

En clave política, recordó el golpe de Estado de 1981 y como, en aquella época, surgió su "primera vocación política". "Abonada por los jóvenes que recuperaron El Ribagorzano y luego modernizaron Graus, Ribagorza, Huesca y Aragón", dijo aludiendo a nombres como el propio Iglesias. También realizó un apunte sobre la "declaración unilateral de independencia del Parlament de Catalunya que forzó la salida del PSOE del gobierno municipal barcelonés, por iniciativa de Ada Colau", cuya visita reciente a Graus recordó.

También lo hizo el alcalde en su intervención, quien pidió que se vivan las fiestas "unidos", antes de datar, en base a un libro de Vicente Turmo, algunas tradiciones fundamentales que las conforman e invitar a recrearlas "como manda la tradición".

Tuvo agradecimientos personales y recuerdos emotivos como el del joven fallecido este verano en el Ésera, para concluir invitando a la gente a disfrutar el viernes del concierto de David Bustamante , "el amigo de Paster", dijo, aludiendo a la amistad entre el cantante asturiano y el músico y técnico grausino Joaquín Laplana, de Casa el Pastor.

La velada, amenizada por la voz de Mónica Lorenzo acompañada al piano por Arantxa Lobe, dio a conocer a los repatanes.