print
 

Manuel Macías: "La acuarela es una de las técnicas más complicadas"


12
Los alumnos de Manuel Macías exhiben sus obras en una exposición en Huesca



S. C.
10/09/2018

HUESCA.- Los alumnos del taller de acuarelistas de Manuel Macías en el Espacio Ibercaja Castillo Montearagón exponen durante el mes de septiembre en el centro una muestra de su obra bajo el título Luz y Color.

El centro abre su calendario anual de exposiciones con creaciones seleccionadas por los propios autores, a los que su maestro agradece su gran constancia e interés. "La acuarela es un medio sacrificado, una de las técnicas artísticas más complicadas, y requiere mucha práctica, constancia y cierta predisposición", considera Macías. De hecho, ha comprobado cómo "el que se apunta y no tiene esa predisposición, tarda muy poco en descubrirlo".

Recordando a uno de sus maestros, el artista cita la "agilidad, habilidad y decisión" como las tres cualidades fundamentales del buen acuarelista. "Tienes que ser muy ágil y hábil con los materiales y herramientas que tienes, y has de ser decidido. En acuarela no se puede titubear, porque es un medio que capta el momento, y si dudas el momento se te va y ya no es lo mismo. La acuarela tiene que ser limpia, transparente, y sobre todo transmitir".

Aprender la técnica resulta fundamental, pero Macías considera también que "la acuarela se pinta con el corazón, desde dentro hacia afuera. Pero, lógicamente, tienes que saberlo expresar con una técnica".

Entre sus alumnos los hay con motivaciones diversas: "Algunos vienen porque se sienten cómodos con la acuarela, les gusta divertirse, y otros, sobre todo los más jóvenes, quieren crecer en esta técnica y abrir su camino profesional". El grupo tiene un carácter muy familiar "y estamos muy a gusto, porque cuando uno hace lo que le gusta está bien en el sitio". Hay alumnado de todas las edades, aunque predominan los mayores de cincuenta años.

En cuanto a los temas, Macías puntualiza que la acuarela llega mucho más allá del paisaje. "La acuarela se ha encasillado como arte menor, solamente de paisaje y como una pintura sin fuerza, y esto no es real, porque una gran obra de acuarela puede dejarte pasmado. Nosotros hacemos mucho paisaje, porque yo soy más paisajista y el profesor siempre tiende a lo que más le gusta. Pero con acuarela se puede hacer todo: retratos, pintura intimista y bodegones".

Lo más importante es "que el modelo te transmita, lo que no se puede hacer es pintar algo que no te diga nada, porque el arte es comunicación, uno de los primeros medios que usó el hombre, ya en las cavernas, y así tiene que seguir". El milagro se produce cuando se produce esa transmisión, "que no tiene por qué ser lo que el autor pensaba. Y es que "cualquier emoción es buena, siempre que transmita".

A punto de comenzar un nuevo curso, Macías agradece a sus pupilos "su constancia, y sobre todo su interés. La acuarela es difícil y algunos han pensado en tirar la toalla antes de hora, pero animándolos y viendo los resultados han continuado". Además del arte, las clases tienen un gran componente de amistad e incluso "medicinal" y "va mucho más allá de lo que es la pintura".