print
 
CRISIS DEL GOBIERNO MUNICIPAL

Cambiar Huesca entiende que el alcalde busca liberarse de las políticas de izquierda


Los antiguos socios de gobierno consideran vigentes los acuerdos de 2015 y estarán vigilantes



JORGE ORÚS
11/09/2018

HUESCA.- El grupo municipal de Cambiar Huesca está convencido de que la destitución de sus concejales de las responsabilidades de gobierno obedece a un cálculo electoral del alcalde, Luis Felipe, para preparar el camino a un supuesto pacto en 2019 con Ciudadanos, objetivo para el que necesitaría liberarse de las políticas de izquierda.

Los cuatro ediles de Cambiar consideran la decisión de Luis Felipe de incoherente con sus propios balances satisfactorios de gestión y se muestran convencidos de que es su grupo el que ha propiciado una gestión desde la izquierda y para los ciudadanos más vulnerables frente a un grupo socialista que consideran incapaz de llevar adelante el acuerdo de mandato suscrito en 2015.

Cambiar Huesca considera vigente este pacto y está dispuesto a ejercer la oposición desde una posición vigilante con el objetivo de que el grupo socialista prosiga con los proyectos y las medidas impulsadas o iniciadas en estos últimos tres años por su grupo municipal.

La portavoz municipal, Carmen García Serrano, afirmó el lunes en una rueda de prensa que el grupo recibió con estupor la decisión de Luis Felipe y afirmó, tomando la expresión usada por el alcalde, que el circo ha correspondido al presidente de la Corporación.

Reconoció la existencia de una "brecha abismal" con el grupo socialista a consecuencia de la gestión informativa sobre los dos supuestos casos de delitos sexuales ocurridos en las fiestas de San Lorenzo. En aquella situación -argumentó García Serrano-, se produjo una pérdida de confianza en Cambiar Huesca generada por la actitud del grupo socialista.

Silvia Mellado se mostró convencida de que el alcalde ha buscado una simple excusa para romper el pacto con Cambiar Huesca por "intereses electoralistas", una actitud que -añadió- supone jugar con los intereses de las personas y, en especial, las más vulnerables.

Para Pilar Novales, Luis Felipe se ha movido durante todo el mandato con ambigüedad respecto a las políticas de izquierdas y ha quedado demostrado que sólo Cambiar Huesca ha sido coherente con el acuerdo de 2015 y, además, ha sabido gestionar con eficacia para materializar estos acuerdos.

Pablo Malo se refirió al futuro inmediato, para señalar que Cambiar Huesca pasa a una oposición en la que tratará de que se mantengan los objetivos del acuerdo de gobierno que el grupo considera de plena vigencia. Será -afirmó- una oposición firme y coherente con el pacto suscrito y la gestión desarrollada y con el respeto en las formas que el grupo municipal considera vulnerado por Luis Felipe con el ultimátum en el que exigía la dimisión de los cuatro ediles de sus cargos en 24 horas y cuya alternativa era la destitución.

Entre los aspectos cuya continuidad exigirá el grupo municipal, citaron el lunes los concejales cesados los asuntos relativos a empleo y el germen de cambio en el modelo productivo con el centro de transformación agroalimentaria, el mercado o los espacios de cotrabajo; los programas de sensibilización en medio ambiente, la reducción de tiempos en la gestión de la dependencia o la aminoración de los poblados chabolistas.

 

LA ASAMBLEA ACUERDA SEGUIR EN LA DPH Y LA COMARCA

 

La asamblea de Cambiar Huesca acordó el lunes que la polémica por la ocultación de una denuncia por un presunto delito sexual en San Lorenzo no afectará a los acuerdos que la plataforma tiene con los socialistas en la DPH y la Comarca de La Hoya, ya que "son distintos PSOE del que gobierno en el Ayuntamiento oscense, que también es distinto al de Barbastro, que toma la decisión que debió haber tomado nuestro alcalde", manifestó tras la asamblea la portavoz municipal, Carmen García.

En el ámbito local, Cambiar, tras el acuerdo de la asamblea, exigirá presidir la comisión de investigación para tener "garantías de que llegue al final y se centre en lo importante, el seguimiento de todo el proceso para depurar responsabilidades".

Si el PSOE no accede a esta petición, Cambiar consultará a su censo si pide la dimisión del alcalde, Luis Felipe, agregó García, que explicó que el regidor no puede presidir una comisión "que investiga su actuación".

"La comisión no es un mero adorno, es necesario que sea muy transparente y depure responsabilidades de todos aquellos que participaron en esa cadena de mensajes" sobre los presuntos delitos sexuales en San Lorenzo, agregó.

Asimismo, García consideró que la actuación de Felipe ha sido inexplicable. "Es una huida hacia adelante que traerá consecuencias, que ya las tiene, y ya veremos qué gobernabilidad tiene el Ayuntamiento".

"No eran las formas y ha sido un poco infantil el poner en peligro la gobernabilidad" por la exigencia de transparencia, dijo García sobre la expulsión de Cambiar del gobierno local que ordenó Felipe.

De cara a los próximos meses, Cambiar tendrá una oposición de izquierdas "dura y contundente, pero responsable", aunque esto último no será obstáculo para hacer "un seguimiento exhaustivo" de las políticas del Ayuntamiento y de los proyectos que faltan por desarrollar