print
 
LOS MONEGROS - INICIO DEL CURSO

La comarca monegrina mantiene todas sus escuelas rurales


Los colegios de Pallaruelo y Villanueva de Sijena tienen una matrícula de seis niños



MARGA BRETOS
11/09/2018

SARIÑENA.- En los Monegros se abrieron el lunes las mismas escuelas que en el pasado curso y si en el Colegio de Educación Infantil y Primaria -Ceip- La Laguna de Sariñena acudían casi trescientos alumnos, en Pallaruelo y Villanueva de Sijena se abrían las puertas de sus centros para seis escolares en cada localidad.

En Sariñena, el colegio empieza el curso 2017-2018 con un número de alumnos similar a los años anteriores, pero en este curso se va a realizar algún cambio. "Se van a imponer proyectos educativos de organización de tiempos escolares, que ya se votó en el mes de marzo y que implica un cambio en el horario para el alumnado", explicó el director, José Luis Azagra, respecto al nuevo horario que desde el día 24 de septiembre será jornada continua de mañana, de 9 a 14 horas, más el comedor de 14 a 16 horas, y horario garantizado de apertura del centro hasta las 17 horas.

Asimismo, como centro pionero en proyectos de convivencia, Azagra señaló que "se va poner en práctica un proyecto de innovación ligado a la convivencia, a la inclusión y a las metodologías activas y seguiremos trabajando en la labor de cooperativas".

 

CRA MONEGROS NORTE

 

Desde el Colegio Rural Agrupado -CRA- Monegros Norte, María Espuña, del equipo directivo, indicó que van a seguir abiertas todas las escuelas pertenecientes a este centro: Albalatillo con ocho alumnos, Cartuja de Monegros también con ocho, Orillena con diez, San Juan del Flumen con once o Lanaja con treinta y cinco. "Temíamos por Pallaruelo, pero hemos abierto con seis niños y niñas, un niño de Infantil y el resto de Primaria", y aunque están todos los niveles juntos, como valoran desde la junta directiva del CRA y desde la localidad de Pallaruelo, "el mantenimiento de todas las escuelas en el medio rural es una gran noticia".

Lo mismo ha sucedido en Villanueva de Sijena, donde el Colegio de Educación Infantil y Primaria Miguel Servet tiene este curso otros seis alumnos y en Sena, el Ceip Alberto Galindo iniciaba el curso con una original iniciativa. "Como no podría ser de otra forma en nuestro colegio, el primer día tenía que tener un toque especial y diferente. Por ello, nada más empezar la jornada, aprovechando que todos, alumnos, profesores y familias, estábamos reunidos en el patio, realizamos un acto de apertura consistente en lanzar al cielo un globo rojo con forma de corazón con el deseo de que sea un buen curso, y que incluía un mensaje para el destinatario: una pequeña presentación y la dirección de nuestro colegio", señaló su directora, Vanesa Juan.

Resumió cuál era el objetivo de este acto. "Nuestra labor como docentes es educar, pero también, despertar en nuestros alumnos el interés y la ilusión. Y a la espera de recibir noticias de nuestro destinatario, nos ponemos "manos a la obra"... A trabajar, aprender y disfrutar".