print
 
TEATRO

Carmen Barrantes: "El teatro me complica la vida y me hace muy feliz, las dos cosas a la vez"


La oscense estrenará en las Fiestas del Pilar la obra "Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban)"



BEGOÑA SIERRA
12/09/2018

HUESCA.- Esteban y Marigel tienen una ferretería, se quieren y no se hacen preguntas. Pero la felicidad de este matrimonio aragonés se trunca el día en el que el teatro llega a su pueblo "y allí se produce una catarsis que lo lía todo y las líneas comienzan a distanciarse, a cruzarse y a hacerse raras". Aunque se niega a desvelar más detalles para mantener el suspense, la actriz oscense Carmen Barrantes adelanta estas pinceladas sobre la obra Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban) que su compañía, Nueve de Nueve Teatro, estrenará en Fiestas del Pilar.

El Teatro Principal de Zaragoza acogerá, del 4 al 14 de octubre, el lanzamiento de esta producción cargada de talento aragonés en la que la intérprete oscense comparte de nuevo escenario con el zaragozano Jorge Usón. Los dos se conocen de sobra y derrochan una complicidad sobre las tablas que fue más que evidente en la exitosa producción Cabaré de caricia y puntapié, Premio Max de Teatro en 2010.

Ahora Carmen Barrantes se pone en la piel de Marigel en este melodrama musical que cuenta con un piano en directo. De su personaje dice que, como todos, "sale del alma, desde algún sitio que no puedes pensar, y no desde el cerebro".

Dar forma a esta obra, indica, ha sido un proceso maravilloso en el que tanto ella como Jorge Usón han disfrutado de la mano de José Troncoso, encargado de la dramaturgia y dirección del montaje. "Nos ha dejado jugar libremente y, aunque al principio tuvimos miedo al folio en blanco, a no saber qué contar o decir, él ha sido una guía, nos ha llevado de forma magistral y ha hecho que ambos llegásemos a encontrar unos personajes que son dos joyitas", explica la actriz.

El proceso, añade, ha sido "muy largo y bonito, con mucho trabajo y exigente", en el que ambos intérpretes partían ya de un nivel de complicidad muy alto.

Ya que no puede revelar cómo cambia la vida de Esteban y Marigel, protagonistas de esta historia, después de ver su primera obra de teatro, Carmen Barrantes habla de su propia experiencia. "A mí el teatro me complica la vida y me hace muy feliz, las dos cosas a la vez", confiesa. La complicación, apunta, va unida a que se ha lanzado a producir este espectáculo junto a su compañía, "ya llevamos unos cuantos y siempre que nos metemos en algo así decimos que es la última vez, pero siempre repetimos".

En la otra cara de la moneda, detalla, queda la satisfacción del trabajo bien hecho, algo que ya sintió con la obra La extinta poética. "Nos han llamado para trabajar en el Teatro Solís de Uruguay y cuando recibí esa llamada pensé que estamos haciendo las cosas bien, y eso te anima a seguir adelante", dice.

Fruto de esta entrega, tras el estreno de Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban) en el Teatro Principal de Zaragoza, la obra comenzará una gira nacional e internacional con la que harán parada en el Teatro Español de Madrid y con la que Carmen Barrantes confía en recalar en Huesca en el primer trimestre de 2019. "Estamos trabajando en ello. Los oscenses tienen que ver esta obra en la que hemos puesto mucho esfuerzo y amor, y eso se nota. Nos quedan tres semanas de trabajo pero entre quienes nos han visto, las sensaciones son muy buenas", asegura.

Carmen Barrantes se muestra muy satisfecha por la confianza depositada en Nueve de Nueve Teatro para estrenar en el Principal durante el Pilar, algo que nunca se ha hecho con una compañía aragonesa. "Hemos respondido a esta apuesta con un gran equipo", comenta la artista, que añade que esta compañía cuenta con figuras como el músico Mariano Marín, Iñaki Villuendas, como diseñador gráfico, o Jorge Fuembuena, en la fotografía. Y aunque espera que la obra llegue a Huesca, si alguien quiere acercarse a Zaragoza, la actriz invita a los oscenses a disfrutar de esta producción realizada "como un trabajo de artesanía cocido a fuego lento y con una carga de cachondeo y misterio".