print
 
ARQUITECTURA DEL PIRINEO

Luis V. Franco Gay: "Las rehabilitaciones han supuesto una homogeneidad arquitectónica"


El doctor en Arquitectura impartirá esta tarde una conferencia en el Palacio Villahermosa



CARLOS TRAVER
19/09/2018

HUESCA.- Doctor en Arquitectura, profesor de Construcción en la Universidad San Jorge, miembro de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural y más de 27 años de actividad profesional desarrollada, en buena parte, en el Pirineo, hacen a Luis Franco Gay un experto en la arquitectura.

Todo un largo recorrido en este ámbito es el que le llevará esta miércoles por la tarde a encargarse de la conferencia acerca de la arquitectura tradicional del Pirineo que organiza el Centro Ibercaja Huesca en el Palacio Villahermosa, a las 19:30 horas.

Lo cierto es que puede decirse que Luis Franco conoce la arquitectura pirenaica del territorio como la palma de la mano: "Ha sido una zona que siempre me ha gustado, me he movido bastante por allí y la conozco", algo que a nivel profesional le ha llevado a participar en varios proyectos de remodelación de edificios pirenaicos históricos.

Desde su experiencia, Franco ha advertido de que la arquitectura propia de épocas anteriores era diversa y ahora con las rehabilitaciones recientes o con las construcciones de nueva planta en núcleos tradicionales "se está homogeneizando". Una diversidad de fachadas, aleros y acabados de cubiertas que tienden a perder sus "peculiaridades" originales.

En consecuencia, ha añadido Franco, dado que no se va a producir más arquitectura tradicional en el Pirineo, "debemos preservar lo existente a base de intervenciones rigurosas manteniendo los rasgos genuinos de los edificios patrimoniales". Todo un reto que pasa por "dar uso a estos inmuebles para mantenerlos vivos, adaptándolos a las exigencias actuales sin destruir su esencia".

Asimismo, el arquitecto mantiene la esperanza por el patrimonio que se conserva, recordando que "todavía nos quedan bastantes ejemplares genuinos", por lo que ha instado, tanto a propietarios como a técnicos e instituciones, a actuar "de forma acertada".

Por otra parte, Luis Franco pone en duda la creencia generalizada de que los antiguos edificios pirenaicos estén adaptados al clima. "Los constructores de la época hacían lo que podían con lo que tenían, por lo que los edificios responden a las limitaciones existentes en el pasado y no tanto a un diseño condicionado por el clima", ha asegurado.